Tenía un cavernoma pero la mandaron al psiquiatra: ahora denuncia que su cara “se derrumbó”

La mujer de 56 años contó el calvario que vivió durante años por los dolores que padecía. Qué ocurrió cuando la diagnosticaron correctamente.

cavernoma

Una mujer británica diagnosticada con cavernoma contó el calvario que sufre desde hace cuatro años y la cantidad de operaciones a las que debió ser sometida para poder recuperar su rostro. Además, denunció que como los médicos no lograban acertar lo que tenía, la mandaron al psiquiatra.

Sandra Liddell, de 56 años, padecía presión en su cabeza, cambios en su audición, naúseas y dolores de cabeza. En 2014 en el Hospital de Addenbrooke en Cambridge, Reino Unido, le diagnosticaron un crecimiento en el cerebro, también conocido como cavernoma. En ese momento se sometió a una técnica labbé, que mejora la simetría facial cuando la cara está relajada y sonríe. Sin embargo, pasaron muchos años para que los médicos acierten en lo que padecía.

Los problemas de esta mujer comenzaron en 2003, cuando tenía 40, se recibió de esteticista y abrió su propio negocio: “Me enorgullecía cada vez más mi apariencia, siempre asegurándome de lucir lo mejor posible; después de todo, ¡era un anuncio ambulante para mis propios servicios de belleza!”, sostuvo en declaraciones al medio Daily Mail.

En 2007 padecía a menudo náuseas y dolores intensos de cabeza. Siempre atribuyó eso infecciones sinusales, tal es así que en 2012 se sometió a una operación para intentar curarse. “Después me sentí peor, con una extraña sensación de presión contra mi frente y dentro de mi oreja izquierda, y terribles dolores en mi cara”, reveló. Y acotó: “Un lado de mi nariz se siente muy frío, ¡como si alguien hubiera metido un bloque de hielo en mi fosa nasal izquierda!”. También comenzó a sentir un zumbido constante en los oídos que nunca antes había tenido. Como su malestar no se iba y esto le afectaba en su vida diaria y en su trabajo, Liddell decidió ir más a fondo con la cuestión y comenzó a consultar especialistas en oídos, nariz y garganta, aunque tampoco tuvo suerte. Sin embargo, sabía que algo no estaba bien: “Me puse tan ansiosa y estresada que mi cabello comenzó a caerse en mechones”, señaló al mencionado medio.

Fue entonces cuando su médico de cabecera le aconsejó que podía ser derivada a un especialista psiquiátrico. Esta sugerencia la devastó, porque creyó que cabía la posibilidad de que sus problemas de salud estén relacionados con su mente. Pese a esto, buscó una segunda opinión. Para 2014 todo su cuadro había empeorado. “Además de dolores de cabeza y náuseas, ahora tenía un hormigueo constante en la mitad izquierda de mi cara”, detalló. “Mirándome en el espejo, mi boca se inclinaba ligeramente hacia abajo, de ese lado. La vista en mi ojo izquierdo estaba borrosa. Desarrollé un temblor y tuve un hormigueo constante en el pie y la pierna derechos, que se arrastraron ligeramente cuando caminé. Me diagnosticaron la parálisis de Bell, pero eso no podía explicar por qué estaba temblando constantemente y mi pie se había vuelto gracioso”, añadió. Fue en enero de 2015 cuando finalmente pudieron acertar en su diagnóstico: un médico le reveló que tenía una cavernorma. “Me dijo que era un “grupo de vasos sanguíneos anormales en el tronco encefálico”, y me explicó: “Si pudieras verlo, se vería un poco como una frambuesa”.

https://www.perfil.com/noticias/internacional/tenia-cavernoma-pero-la-mandaron-al-psiquiatra-ahora-denuncia-que-su-cara-se-derrumbo.phtml

Una respuesta a “Tenía un cavernoma pero la mandaron al psiquiatra: ahora denuncia que su cara “se derrumbó”

  1. Sinceramente, me cuesta digerir estas noticias, y me cuesta, porque me doy cuenta que al final se sigue no escuchando a las personas cuando son las que mejor conocen su cuerpo, de que no se encuentran bien, de que algo les está pasando, y es más fácil desviarlas a la consulta del psiquiatra, que continuar indagando todas las opciones antes de eso.
    Me entristece pensar que solo el dinero, es lo que aporta opciones, es el dinero lo que nos hace diferentes ante todos los examenes que deben hacerse para descubrir qué puede estar pasando dentro de cada uno de nosotros.
    A veces con solo una prueba médica se puede conocer y aportar un diagnostico certero y tratar de paliar el problema, sin embargo, se continúa en nuestra seguridad social, dando largas y un tumor al final resulta ser mortal, porque cuando se hace la prueba ya es demasiado tarde. Estoy segura que todos conocemos muchos casos de seres cercanos a los que les ha ocurrido esto. Decir que es una ciatica y ser al final un cáncer de páncreas, decirnos que son dolores neuropáticos cerebrales y ser al final un tumor cerebral, ….porque entre otras cuesiones no realizan pruebas costosas.
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s