Películas de Psicópatas

Para docencia y didáctica de la psicopatía lo mejor para entender dicho trastorno es ver el género cinematográfico de psicópatas (psycho movies). Como ha muerto recientemente el actor Rutger Hauer aparte de su película más famosa Blade Runner que hacía del replicante Roy Batty también hizo una película del género de psicópatas “The Hitcher” (1986) (titulada Carretera al infierno en México y España y Asesino de la carretera en Hispanoamérica), luego hiceron un remake.



Sinopsis:
El joven Jim Hasley (C. Thomas Howell) recoge con su cadillac a un autoestopista, John Ryder (Rutger Hauer), en una carretera de Texas. Cuando John le confiesa a Jim que es un asesino y que espera que le recojan y le lleven para matar, Jim lo deja en la cuneta y sigue adelante, pensando que lo ha dejado atrás. A partir de este momento, los dos empiezan a jugar al gato y al ratón. El asesino sigue matando y dejando pistas que inculpan al joven Jim de los asesinatos.

Comentario:
El mejor y más inquietante psicópata autostopista infernal jamás visto en pantalla. Mezcla de thriller, road movie y película de terror, nos encontramos ante una historia magníficamente contada, que te atrapa desde el primer minuto, y que a través de continuos y bien encajados giros de guion, te mantiene pegado al sofá durante todo el metraje, resultado de una magnifica puesta en escena y una atmosfera asfixiante.
Rurger Hauer esta magnifico en el papel de psicópata autostopista infernal, (en aquella época quedaban de puta madre los eslavos como malos en cualquier producción que se preciara), ganándose un lugar de honor en el ranking de todos los psicópatas que en el cine han sido, C. Thomas Howell alcanzo aquí el cenit de su carrera (después de dar cientos de tumbos por producciones de medio pelo, se ha reconvertido en director de imposibles y delirantes series Z, véase La guerra de los mundos 2) y Jennifer Jason Leigh se nos muestra como una adolescente adorable, en la que ya se intuía el poderío y oscura sensualidad con la que nos regalo en posteriores trabajos.
En resumen, estamos ante una auténtica y genuina película de culto, con un argumento ya tratado antes y después (la firme y rara El Autoestopista, dirigida por Ida Lupino en 1953 y la payasada esa que han hecho hace poco con Sean Bean como psicópata), pero nunca tan brillantemente como en la que aquí nos ocupa.
Cita ineludible para los buenos aficionados a gloriosas salvajadas.

Otra película “Acero azul” (1990) también del género de la Psicopatía esta para más inri la hizo el actor Ron Silver ya fallecido que hacía de Psiquiatra en la película “El ente” junto con la actriz Jamie Lee Curtis.

Sinopsis:
En su primera noche patrullando, la agente de policía Megan Turner (Jamie Lee Curtis) se ve obligada a matar a un ladrón durante el atraco a un supermercado, pero es suspendida del servicio cuando no se encuentra el arma del asaltante. Además, a partir de ese momento, Megan se verá acosada por uno de los clientes (Ron Silver) que se encontraba en el establecimiento cuando sucedieron los hechos.

Comentario:
Esta película es un thriller ultra-típico de mujer acosada por psicópata, aunque cuando se estrenó todavía no había demasiadas películas de este estilo. Las interpretaciones de Jamie y Ron Silver están bastante aceptables. También la escena final es digna de mención, notándose el buen hacer de esta estupenda directora que es Kathryn Bigelow, en cuanto a ritmo e intensidad.

Otra película “Kalifornia” 1993 donde el psicópata lo interpreta Brad Pitt junto con el Actor David Duchovny el que hizo la serie Expediente X.

Sinopsis:
Brian Kessler es un periodista que prepara un libro sobre los asesinos en serie más famosos de los Estados Unidos. Para ello decide emprender un viaje junto a su novia Karrie, para conocer los lugares donde los criminales vivieron y mataron. Para compensar los altos costes del viaje, ponen un anuncio solicitando compañeros con los que compartir los gastos de gasolina.

Comentario:
El argumento de varias personas en un coche, recorriendo los EE.UU. por carreteras de Norte a Sur, de Este a Oeste, etc., regando los lugares por donde pasan de asesinatos y cadáveres, es utilizado hasta la saciedad en el cine de USA. Según parece ese tipo de peregrinaciones macabras tienen mucha audiencia entre los espectadores, pues no se agota y raro es el año en que no hallamos otra producción más sobre el mismo tema, aunque siempre con ingredientes renovados. “Kalifornia”, es una película más sobre el citado asunto.

La pregunta tesis de este film, la que quiere aclarar suficientemente el protagonista en el libro que está escribieno acerca de grandes asesinos en su país, es: ¿Por qué, a qué quid esencial se debe que, un ser humano se convierta en un asesino potencial y otro no?

La historia está muy bien filmada, ensamblada y desarrollada, con estupendas interpretaciones de los cuatro viajeros que han puesto como meta de sus ideales: llegar y establecerse en Kalifornia.

«Cualquier ser humano es capaz de matar a otro ser humano, por muy bueno, santo e inofensivo que parezca; pero hay una diferencia fundamental entre el que se convierte en asesino en serie y quien no, y esa diferencia es que nosotros, los no asesinos potenciales, tenemos remordimientos, sentimientos de culpa, pesar o sensación de “mala conciencia”, mientras que los asesinos múltiples, los malvados por excelencia, no tienen nada de esto.»

Otra película es “Caminando entre las tumbas” (2014) de Liam Neeson, aquí se puede visualizar bien el sadismo de dos psicópatas que colaboran entre ellos para dar rienda suelta a sus fantasías y placer, como bien dicen en la película ven a la gente como cosas a su capricho.

Sinopsis:
Matt Scudder (Liam Neeson) es un expolicía de Nueva York que trabaja como detective privado a pesar de que no tiene licencia. Cuando accede a regañadientes a ayudar a un traficante de heroína a cazar a los hombres que secuestraron y asesinaron brutalmente a su esposa, descubre que no es la primera vez que esos hombres han cometido este tipo de crímenes. Entonces decide recorrer las calles de Nueva York para detener a los asesinos antes de que vuelvan a matar.

Comentario:
Esta película está perfectamente estructurada, o sea, la composición de las secuencias te recrea un ambiente sórdido que te sume en una intranquilidad que es el gran valor de esta película. Logra un romanticismo auténtico. Personajes lejos de la honradez y gente enferma, gente que te hace ver que el mundo es una mierda porque parece que esos enfermos marginados tienen que pedir perdón por estar enferma, cuando también hay otros tipos de enfermos que odian al mundo y se cobran su odio con los demás y de eso va la cosa.

Otra película de principios de los 90 “Falsa seducción” (Unlawful Entry) (1992) donde sale Ray Liotta como policía psicópata y la actriz Madeleine Stowe que hizo de Psiquiatra en la Película 12 Monos.

Sinopsis:
Michael y Karen Carr forman una joven pareja de clase acomodada. Un día, llaman a la policía para denunciar un intento de robo en su lujosa residencia. El agente que les ayuda es Pete Davis, un hombre aparentemente afable que se introduce poco a poco en la vida de la feliz pareja.

Comentario:
Michael (Kurt Russell) y Karen (Madeleine Stowe) forman un joven matrimonio de clase acomodada, con una vida feliz, pero un día, sufren un intento de asalto en su propia casa, un desconocido irrumpe en su hogar y amenaza a la mujer con un cuchillo, esto los deja conmocionados.

Pete Davis (Ray Liotta), un oficial de la policía, acude a ayudarlos, en un principio parece una persona encantadora que se muestra muy preocupado por ellos, comienza a obsesionarse por su seguridad y les proporciona ideas para que no vuelva a sucederles nada tan terrible.

Pete Davis comienza a comportarse de forma muy extraña e incluso pretende seducir a Karen, se muestra obsesionado con la mujer. El matrimonio, descubrirá poco a poco que, tras la apariencia sensible del agente se encuentra un psicópata maniático y atormentado, pero muy inteligente que trama un siniestro plan.

Otra película “Blackway” (Go with Me) (2015) que también sale como psicópata Ray Liotta y Anthony Hopkins el Psiquiatra de “El silencio de los corderos” será el que haga justicia.

Sinopsis:
Lillian (Julia Stiles) es una joven que regresa a su pueblo natal en el boscoso y agreste paisaje del Pacífico noroeste, pero nada más llegar se ve acosada por Blackway, un violento ex policía que parece operar con total inmunidad en la comunidad. Cuando denuncia su caso ante el sheriff, éste no parece darle importancia e incluso invita a Lillian a abandonar el lugar para evitar males mayores. Todos los vecinos parecen darle la espalda a la joven excepto Lester (Anthony Hopkins), un hombre de avanzada edad con un oscuro pasado que consigue armarse de valor para enfrentarse al temido psicópata.

Comentario:
Casi siempre hay una pareja despareja, en este caso un viejo, a quien su esposa dejó y su hija murió, que vive con un muchacho tartamudo, tienen una relación padre e hijo, a ellos se añade una camarera que es acosada por el villano de la historia, que como en todo western, es malo porque si, un psicópata, machista, narcotraficante, proxeneta, en fin un compendio de los peores defectos que un ser humano pueda tener.
Como en todo western, casi toda la película trata sobre la búsqueda de ese villano, una anécdota sobre lo malo que es, por acá, otra pelea con alguno de sus cómplices por allá, y luego el clímax con el consabido enfrentamiento, que la verdad podría resolverse mejor que como lo hicieron.

Otra película “Sin escrúpulos” No Good Deed (2014) del actor Idris Elba.

Sinopsis:
Terri, una entregada esposa y madre, vive en una idílica casa en las afueras de Atlanta, pero un día, un encantador y peligroso fugitivo llama a su puerta para pedir ayuda porque su coche está averiado. Ella le ofrece su teléfono, pero pronto descubre cuáles son sus verdaderas intenciones.

Comentario:
Thriller al uso, con todos los elementos “clásicos” de los mismos, es decir clichés, asesino que casi parece inmortal, victimas que desde el primer momentos ya sabes casi hasta en que minuto van a morir y la forma en que lo harán, etc.

Otra película en el ámbito del acoso escolar o bullying que no es más que psicopatía en las aulas “Curso 1984” (1982) donde retrata bien la patología del trastorno antisocial de personalidad o vulgarmente psicopatía en los centros educativos. Esta película muestra pefectamente que estos individuos su trastorno primero lo tapa su propia familia y forman grupos de amorales donde el cabecilla con el trastorno recluta gentuza para llevar sus planes a cabo, sin mucho problema, y al contrario de lo que sucede donde los profesores miran para otro lado, un profesor se toma en serio el trastorno psicopático de su alumno y le intenta tratar o curar, con un final sorprendente.

Sinopsis:
Andrew Norris es el nuevo profesor de música del Lincoln High School. Allí conoce a Peter Stegman y su banda, un grupo muy conflictivo que hace la vida imposible a profesores y alumnos. Pero lo que cree solo un problema con unos chicos problemáticos dará lugar a un brutal baño de sangre.

Comentarios:
Absoluto clásico de las “exploitations” ochenteras, rodado con un absoluto descaro y sin ningún tipo de pudor.

La película comienza con un tema de Alice Cooper mientras ya se vislumbran el clima callejero que se apoderará del film, la macarrería protagonista del mismo y la estética “eighties” palpable desde el primer fotograma.

Con evidentes y nada sutiles referencias a películas como “A Clockwork Orange”, la película cuenta la historia de un profesor de música que se verá inmerso de lleno en la hostilidad de un grupo de estudiantes de un instintuto donde impera el caos y el número de bastardos por metro cuadrado es abismal. El gran acierto de la película es contar la historia de manera brutal, con escenas que realmente llegan a encoger (por poner dos ejemplos, la escena de la bandera y la que protagoniza Roddy McDowall totalmente ido) sobretodo una hacia el tercio final que no voy a desvelar.

La conjunción entre guión y dirección es excelente. La película es por momentos contenida, contando lo preciso en cada momento, siguiendo un ritmo “in crescendo” que evolucionará en la espiral de violencia sin tregua que protagoniza la parte final.

Las soberbias escenas gore y las grandes interpretaciones (Perry King y Roddy McDowall están excelentes, aunque la pandilla esté algo sobreactuada) no hacen más que perfeccionar uno de esos clásicos de los 80 rodado sin los escrúpulos y amaneramientos con los que se ruedan actualmente muchas producciones del estilo.

Más que notable producto, aunque algo anclado a su época.

***

Una de las mejores películas gamberras de los 80: Un instituto con un montón de vándalos, punkies, traficantes y demás gentuza que hacen literalmente lo que les sale de los huevos. En la entrada policía y un arco de seguridad que no sirve para nada. Todas las paredes pintarrajeadas y llenas de graffitis. Aquello más que un instituto parece un Port Aventura para gañanes. Una auténtica fábrica de lumpen. La panacea del fracasado escolar. Para que haga una visita el Ministro de Educación y salga llorando. Suponiendo que saliera vivo.

Y en medio de este caos, un nuevo profesor comprometido y responsable dispuesto a ejercer de aguafiestas. Con lo bien que se lo están pasando las pobres criaturas. Y entonces aquello se va convirtiendo, como el que no quiere la cosa, en una espiral de violencia que solo puede acabar de la peor manera posible.

Sinopsis y comentarios sacados de filmaffinity.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s