Licencias truchas en escuelas: un psiquiatra dio el equivalente a 95 años en sólo 14 meses

Quedó detenido, al igual que otros cinco auxiliares docentes. Habría otros 23 involucrados y un delegado sindical está en la mira.

Fabián Debesa

26/07/2019 Clarín.com

Un psiquiatra y cinco auxiliares docentes quedaron detenidos por un nuevo caso de estafas con licencias truchas en el sistema educativo estatal de la provincia de Buenos Aires. Fue luego de ocho allanamientos que se realizaron en Lanús y Lomas de Zamora ordenados por la Justicia platense a partir de una investigación iniciada por una denuncia anónima que reveló una defraudación contra el Estado de varios millones de pesos.

Según confirmaron a Clarín en los Tribunales platenses, el médico Rubén Massobrio (72) quedó acusado de “defraudación contra la administración pública y falsificación de documento”. La operatoria ilegal involucraría a otros 23 porteros y cocineros de la zona sur del conurbano que obtenían suplencias por enfermedades inventadas por ese profesional.

La mayoría de los certificados que firmaba Massobrio eran por “trastornos de ansiedad”; depresión recurrente” o “ataques de pánico”. Se trata de patologías consideradas “leves” en el estatuto del docente, pero que tienen como mínimo 30 días de exclusión del lugar de trabajo.

Fuentes del caso dijeron a este diario que Massobrio habría habilitado 35 mil días de licencias en 14 meses, el equivalente a 95 años. Es decir, se estima que confeccionó un promedio de cuatro certificados por día hábil entre diciembre de 2017 y febrero de 2019, que es el período que abarca la investigación.

Aún se desconoce cuántas licencias psiquiátricas estaban realmente justificadas.

En la denuncia que tramita el fiscal Alvaro Garganta hay más. Los investigadores sospechan que un delegado del gremio UPCN de esa zona era el que gestionaba el acceso a las autorizaciones médicas para no ir a trabajar. Para eso, utilizaban las facilidades que ofrecía Massobrio —a cambio de entre 800 y 1000 pesos por historia clínica— y también usaban los nombres de otros especialistas a quienes les falsificaban las firmas. Estos matriculados fueron notificados pero se supone que desconocían la situación. “No sabían que les robaban sus nombres”, dijo un investigador. Por eso no están imputados.

La operatoria ilegal fue denunciada por la Oficina de Fortalecimiento Institucional (OFI), que depende del Ministerio de Justicia provincial. Es un ente análogo a la Oficina Anticorrupción que opera en Nación. La fiscalía —a partir del aporte que hicieron desde la Dirección General de Escuelas bonaerense— pudo establecer que las suplencias mal otorgadas se concretaron “por lo menos durante todo 2018”. Pero se sospecha que la organización que integraban gremialistas, médicos y agentes estatales operaba desde años anteriores.

“Entregamos toda la documentación requerida y colaboramos con cada uno de los pedidos que hizo el fiscal. Pero se sigue trabajando en el caso”, dijo el subsecretario de Recursos Humanos de Educación Ignacio Sanguinetti a Clarín. “Esta denuncia la hizo la OFI con información que le aportamos nosotros cuando detectamos que Massobrio había otorgado certificados por más de la media“, dijo Sanguinetti. Además explicó: “En la investigación detectamos que los auxiliares nos contaron que a veces los certificados los pedían desde el gremio UPCN, por lo que también está investigado un delegado de ese sindicato”.

En los operativos se secuestraron seis celulares, certificados médicos, recetarios, dos cuadernos con anotaciones y ocho sellos médicos.

Antecedentes

En los últimos años hubo siete causas por irregularidades en el otorgamiento de licencias médicas. Las autoridades educativas calculan que, en total, la defraudación contra la Dirección alcanzaría a más de 11 millones de pesos.

Algunos de esos episodios: un psiquiatra del hospital Mi Pueblo, de Florencio Varela, fue desplazado de su cargo y denunciado por entregar certificados ilegítimos a 16 auxiliares. El costo para el Estado de esa “truchada” fue de 350 mil pesos, por lo menos. Esa vez quedaron involucrados las autoridades del Consejo Escolar de ese distrito y delegados de Soeme, que es el gremio de empleados de Minoridad y Educación que conducía hasta enero del año pasado el sindicalista Marcelo Balcedo, detenido en Uruguay por lavado de activos y estafas contra la entidad gremial.

También hubo episodios en Avellaneda (con 100 empleados vinculados y un delegado de ATE); en Quilmes; en Jose C. Paz (donde quedaron bajo la lupa 268 agentes y se habría defraudado a la Provincia en 6,4 millones de pesos); en Ezeiza (con 16 trabajadores implicados) y otra en Lanús, donde se realizaron varias detenciones.

La provincia de Buenos Aires tiene un plantel de casi 70 mil trabajadores no docentes. Son los que realizan tareas en las cocinas, en los comedores y de limpieza en los más de 6.800 edificios escolares del sistema estatal. En 2016, el área de personal tenía asentados 24 mil suplentes. Ahora, el último registro marca que hay 12 mil empleados con el beneficio de alguna licencia. “Con mayores controles y a partir de las investigaciones contra estas mafias, hemos logrado reducir las suplencias en el sistema”, explicaron las autoridades.

La Plata. Corresponsalía.

https://www.clarin.com/clarin-social/detuvieron-psiquiatra-auxiliares-licencias-medicas-truchas-escuelas-provincia_0_EGqlY5YZt.html

Policiales
Otra mega estafa a las arcas del estado provincial
Guardó silencio el psiquiatra acusado de otorgar 106 años de licencias truchas

Este médico de 72 años quedó detenido, igual que el ex empleado de una farmacia y una decena de auxiliares docentes. En apenas 14 meses, y sólo en Lanús, la maniobra le costó al estado más de 20 millones de pesos

27 de Julio de 2019 | 03:49

La investigación por una nueva mega defraudación a las arcas provinciales desde la Dirección General de Cultura y Educación avanzó ayer con más allanamientos y detenciones, que se sumaron a los que arrancaron el jueves en localidad del conurbano y este diario informó ayer de manera exclusiva.


Los primeros detenidos de la causa. Los auxiliares docentes serían excarcelados y para el médico pidieron un hábeas corpus por su edad/el día

Hasta anoche los detenidos eran 12, de un total de 28 que ordenó capturar el juez platense Guillermo Atencio a instancias del fiscal Álvaro Garganta.

Los seis primeros acusados que fueron aprehendidos en el marco de ocho allanamientos, siete de los cuales se hicieron en Lanús y uno en Lomas de Zamora, fueron indagados ayer en las fiscalías de La Plata. Todos se mostraron visiblemente afectados y se negaron a declarar, informaron fuentes judiciales.

Certificados secuestrados por la policía
Algunos certificados secuestrados por la policía/el día.

Se destacan entre ellos dos de los principales sindicados, el médico Rubén Darío Massobrio, de 72 años y sospechado de emitir certificados con patologías psiquiátricas falsas y Norberto Manuel Toledo Mazzei, de 25 años y ex empleado de una farmacia.

El resto de los detenidos son auxiliares docentes, hombres y mujeres de entre 34 y 55 años, imputados de haber sacado licencias con certificados apócrifos informaron fuentes con acceso a la causa.

Por el concurso de delitos que les endilgan a los principales acusados su situación no sería excarcelable, aunque, en el caso de Massobrio, su defensa presentó ayer un hábeas corpus para solicitar, al menos, un beneficio de morigeración por su edad y cuestiones de salud.

En los registros que se realizaron entre el jueves y ayer los policías secuestraron celulares, certificados, recetarios y 8 sellos médicos, además de cuadernos con anotaciones y documentación que será analizada. Uno de los allanamientos se hizo en la seccional Lanús del gremio UPCN, con la presunción de que “algunos dirigentes gremiales habrían formado parte de la maniobra”, trascendió de fuentes judiciales.

Distintos voceros confirmaron a este diario que, solamente en el lapso de 14 meses el psiquiatra Massobrio “emitió 1.818 certificados que significaron 38.816 días de licencia (o 106 años) para agentes de la educación”, entre los que había porteros, cocineros, personal de maestranza y también docentes, que no iban a trabajar, pero cobraban amparados “por certificados con patologías psiquiátricas falsas”.

Sólo en ese periodo acotado de tiempo -14 meses- la maniobra le costó al estado más de 20 millones de pesos que debió pagar para reemplazar al personal licenciado. Teniendo en cuenta que lo mismo habría sucedido en muchos distritos de la Provincia, durante años, la cifra es varias veces millonaria. “Tanto, que duele”, resumió el vocero. Y apuntó: “Es más, algunos eran reemplazados por sus parientes que también terminaban sacando licencias truchas”.

Entre los domicilios allanados está la delegación Lanús de UPCN. Secuestraron documentación

La investigación determinó, además, la existencia de una usina de certificados truchos: “Falsificaban sellos de médicos en ejercicio, pero también de personas inexistentes e incluso de profesionales ya fallecidos”, aportó un pesquisa.

Según se desprende de la causa que se abrió con una denuncia anónima aportada por la Oficina de Fortalecimiento Institucional bonaerense, entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2018, “25 auxiliares docentes de la provincia de Buenos Aires presentaron ante la Dirección General de Cultura y Educación, un total de sesenta y cinco certificados médicos apócrifos que les eran entregados, a cambio de una suma de dinero por otra persona a fin de obtener de ese modo licencias por enfermedad”. A todos les imputaron el delito de “defraudación contra la administración pública en concurso ideal con uso de documento falso”. A Mazzei lo procesaron por “fraude en perjuicio de la administración pública en concurso ideal con utilización de documento falso (65 hechos), en carácter de partícipe necesario” y al psiquiatra Massobrio “defraudación contra la administración pública en concurso ideal con falsificación de documento.

En la investigación surgió el nombre del Centro Médico Dardo Rocha. No pudo ser localizado, pero la Dirección de Tecnologías Aplicadas en Función Judicial detectó que el abonado telefónico que figuraba en el membrete de los certificados de ese centro correspondía a Toledo Mazzei, ex empleado de una farmacia de Lanús, de la que lo desvincularon por “presuntas irregularidades en el desempeño de sus funciones”, figura en la causa. Ahora los pesquisas creen que “los datos y sellos utilizados para la facilitación de los certificados apócrifos fueron extraídos en ocasión de aquel trabajo”.

Un testimonio clave en las actuaciones fue el de un auxiliar que refirió ser suplente de una titular identificada en el proceso, quien lo habría llamado por teléfono para amenazarlo “en su integridad física y estabilidad laboral” si no entregaba “800 pesos para que ella pudiera renovar su licencia médica”, surge de la acusación. El testigo, que “accedió por temor a represalias”, declaró que “las exigencias de dinero se repetían todos lo meses y él debía entregar las sumas en el consultorio médico del Dr. Massobrio”, quien “le entregaba un certificado médico a nombre de la titular del cargo”.

“Esto es infinito”, cerró una alta fuente de la investigación, que podría tener derivaciones incalculables.

https://www.eldia.com/nota/2019-7-27-3-49-51-guardo-silencio-el-psiquiatra-acusado-de-otorgar-106-anos-de-licencias-truchas-policiales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s