La realidad de las Bajas por Depresión

Esclarecedor testimonio que puede llevar a una alarma social, pero como se dice la verdad es la verdad, la diga Agamenón o su porquero.

Hay un médico, en este caso un psiquiatra que firma un parte médico que dice que esa señora tiene un depresión diagnosticada.
De todas formas el despido es libre, esté una persona de baja o no. Lo que no es, es gratuito, pero entre tu palabra y la de un psiquiatra que afirma y firma que esa señora esta en una depresión, pues asepticamente y sin más datos, yo.. y creo que cualquier juez va a dictaminar a favor del empleado.
Si no estáis conformes, a la puta calle. Pero pagar se paga. Tú tienes tus opiniones, ella tiene un papel que avala su enfermedad.
Y recordaros que el despido es absolutamente libre ya. Se pude despedir a gente de baja sin ningún problema. Lo que no se puede hacer es gratis.

Me mondo.

Mi padre es psiquiatra en el SERGAS (Servicio Galego de Saúde). Aunque ahora trabaja en salud mental infanto-juvenil estuvo también trabajando en la división de adultos.

Cada vez que le venía un jetas a la consulta pidiendo la baja por depresión, estrés, o cualquier otra milonga se la daba y punto. El sabía, mejor que nadie, que se la estaban intentando meter doblada, pero tal y como está montado el chiringuito no te puedes poner a pelear con un paciente…

¿Por qué? Pues porque como no le des la baja a un paciente va a dar un parte negativo de tí y solicitar el cambio de médico. El jetas en cuestión a lo que viene es a por un papelito que le dé carta blanca para quedarse en casa rascando los cojones, y si no lo consigue de tí ten bien claro que de otro lo conseguirá.

No sé si sabéis como va el rollo de lo de cambiar de médico. Para justificar un cambio de médico debes dar un parte negativo de tu actual médico, con lo que ya le estás haciendo el lío.

Al final lo que sale más rentable es firmarle el papelito y mandarlo a tomar por culo, porque hagas lo que hagas va a acabar consiguiendo lo que busca y tú lo único que vas a conseguir es buscarte un problema por ir de justiciero por la vida.

Yo no le echo la culpa a los médicos, se la hecho a esta mierda de sistema, que da más valor a la opinión de un paciente tramposo o un nene malcriado que a la de un médico o un maestro.

En resumen, que me río yo del papelito ese que dice que la mujer está deprimida si luego se la ve tomando cubatas hasta las tantas y de juerga por las calles.

Pues perdona que te diga pero eso me parece una falta absoluta de ética profesional, aparte de ser ilegal, si firmas un parte de baja injustificado se considera DELITO de falsificación de documento público (sí, firmar un documento con una fecha falsa TAMBIÉN es delito). hacer eso para librarte de un paciente me parece asqueroso, y lo digo como futuro médico, no como un “cualquiera”. yo personalmente huiría de ese tipo de médicos.

¿Falta de ética profesional?. A ver… hay enfermedades y dolencias que tienen una base objetiva, pero otras no.

Tú puedes mandar a tomar por culo a un señor que te dice que tiene la pierna rota con una radiografía que demuestre que no es cierto, pero no puedes mandar a tomar por culo a alguien que te dice que está deprimido con una prueba objetiva de ese calibre.

Da igual los cuestionarios que le pases y lo bueno que sea tu ojo clínico, tú nunca vas a saber como se siente una persona con seguridad. Si el tío o tía en cuestión te dice que se quiere morir, que no tiene ganas de nada y demás cosas… ¿tú que haces?. Aunque tengas la sospecha de que te está vendiendo la moto nunca tendrás la seguridad de si lo que te está diciendo es verdadero o falso, las enfermedades de la mente son así.

Yo te pregunto… ¿tú te arriesgarías a mandar a casa a una persona que te dice que se encuentra muy mal? ¿y si te equivocas?. El problema de todo esto es que hay enfermedades que son muy difíciles de demostrar y los psiquiatras están indefensos ante ellas. Muchas veces es tu palabra contra la del paciente, y tal como están las cosas…

El verdadero hijo de puta es el que va a la consulta dispuesto a jugar a los actores y a contar tres milongas para ahorrarse ir al curro.

Mi padre es un grandísimo profesional que lleva más de 30 años ejerciendo, así que un poco de respeto.

El que quiere la baja sale con ella bajo el brazo, métetelo en la cabeza. A ver lo que te duran los idealismos y el afán justiciero… No se puede luchar contra el sistema.

Un “grandísimo profesional” que firma bajas sin cuestionarlas porque no tiene “una prueba objetiva” de que miente? Madre mía las cosas que hay que leer. Comprendo que es tu padre y hay que defenderlo, pero de profesional tiene poco. El que no quiere trabajar en esta historia es tu padre. Normal que con médicos así afloren los jetas en busca de esas jugosas bajas garantizadas.

No sé si es que no lo entiendes o que no lo quieres entender.

Un tío que actúe bien y te monte una película te puede hacer creer perfectamente que está deprimido. Existen una serie de comportamientos y pautas a la hora de diagnosticar una depresión, pero jamás se podrá hacer de forma completamente objetiva.

Una depresión no es una esquizofrenia o un trastorno más fácil de identificar.

Alguien preparado y sin escrúpulos puede engañar al mejor psiquiatra, y si una persona te dice que se encuentra mal y no tiene ganas de vivir poco puedes hacer ante ello.

Cualquier médico de la SS te dirá lo mismo que te estoy diciendo yo, no te puedes poner a pelear con los pacientes porque el que va a salir perdiendo eres tú, por varios motivos:

1) Te van a calumniar para solicitar el cambio de médico.
2) Te vas a ganar una bronca, y si pasa muchas veces, un expediente.
3) Te puedes equivocar, y si esa persona está realmente mal vas a quedar como el culo. Y si no está mal y el que va detrás de ti le da la baja (que se la dará) pues también.

La culpa no es de los médicos, es del sinvergüenza que va a engañar. No podemos exigir responsabilidades a los médicos si luego le damos más validez a la opinión del tramposo de turno. Lo que tiene que haber es un cambio integral del sistema.

La medicina (y especialmente la psiquiatría) no es una ciencia exacta, es IMPOSIBLE meterse en la mente del paciente para saber lo que siente, por muy bueno que seas y por mucha experiencia que tengas.

Te voy a perdonar que hables así de mi padre, que lleva más de 30 años de profesión con un rendimiento intachable, porque parece que no te enteras de que va el tema.

https://www.elotrolado.net/hilo_ayuda-con-empleada-de-baja-por-depresion_1701815

Anuncios

Una respuesta a “La realidad de las Bajas por Depresión

  1. Hola, leo tu post y como trabajadora de un servicio público de salud te doy la razón pero con ciertos matices y se me plantean algunas dudas tras leerlo.
    Supongo que tu va relacionado tras años de conversaciones con tu padre sobre lo que ve en la consulta y su bagaje como psiquiatra.
    Te doy la razón en que el % de trabajadores que intentan colar una depresión o cualquier otra patología como puede ser una lumbalgia y demás dolores y patologías que no ofrecen signos medibles y/o cuantificables es alto en nuestro país, la picaresca y el abuso están a la orden del día, pero tras leerte se me plantean dudas:
    En tu opinión cualquier trabajador en activo es susceptible de ser tratado de modo discriminatorio por acudir a la consulta a pedir ayuda, ya que es prejuzgado porque lo que busca es una baja para irse a tomar copas, pero si no está en activo, luego no va a recibir prestación alguna, su patología mental si sería cierta ya que no “le está echando morro”. Ciertamente eso deja la especialidad y profesionalidad de tu padre y la de todos los profesionales médicos que actúen como él en entredicho, y si ya partimos de la mala imagen y el miedo que por desgracia ofrecen los enfermos mentales, poca o nula ayuda les presta partiendo de esta premisa.

    Comprendo también no sólo el lado de la picaresca, si no el del acoso, abuso y amenazas que ofrecen ciertos pacientes que conocen perfectamente el estamento sanitario y cómo proceder para amedrentar a facultativos y personal de enfermería, insultos, amenazas y agresiones están a la orden del día. Animo a tu padre, si es que le quedan energías y ganas de llevarlo a cabo, a denunciar a esos pacientes que le acosan y amenazan en la consulta, y a su jefe, que tras 30 años de oficio cerca estará de la jubilación, con perdón, que le mande a hacer puñetas, créeme, no le pasará absolutamente nada y le dará más de una lección a ese paciente.
    Sé que me argumentarás que se irá a una privada, y previo pago de una buena cantidad de dinero, otro “psiquiatra” le hará un informe, y es cierto, pero al menos, a tu padre le quedará la tranquilidad de que no le tomen por imbecil.

    Por supuesto esto es una opinión personal, animo tanto a tu padre como a todos los que trabajamos con pacientes en servicios públicos de salud a luchar contra ese tipo de pacientes y a no permitir no sólo el abuso, si no el maltrato del que por desgracia, cada vez con más frecuencia, somos objeto. Muchas gracias y felicitarte por el blog, es muy interesante y se agradece una visión diferente de la psiquiatría.

    Nuria del Amo Exposito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s