Secretaria Judicial robaba por problemas psicológicos

Los “caprichos” de la secretaria que pagaba con dinero de su juzgado

La ex secretaria judicial de un pequeño pueblo de Sevilla confiesa que robó 150.000 euros y que se los gastó en ropa para ella y su hijo y en viajar

Asegura, tras ser imputada, que lo hizo porque se encontraba “mal” y necesitaba evadirse y que está en tratamiento psicológico

CHEMA RODRÍGUEZ Sevilla

28/11/2016

Isabel Esteban tenía sus «caprichos». Fundamentalmente, le gustaba pasar las tardes de los viernes de compras por Sevilla y, de vez en cuando, hacerle algún regalo a su hijo. Y viajar, le gustaba mucho viajar.

Hasta ahí nada fuera de lo común, nada reprobable.

Lo que sucede es que el dinero con el que financiaba sus caprichos procedía de las cuentas del juzgado en el que trabajaba como secretaria judicial en un pequeño pueblo de la sierra de Sevilla.

secretario-judicial

 

Durante años, Isabel Esteban fue desviando dinero de las cuentas bancarias del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Cazalla de la Sierra -las cuentas donde se depositaban multas y fianzas- a las suyas propias, a la de su hijo e, incluso, a las de dos amigas.

Como secretaria del juzgado -lo era de forma interina, aunque estuvo en el puesto siete años-, ella tenía el control absoluto de las cuentas y podía hacer y deshacer con las claves que sólo ella tenía.

Y lo hizo. Continuamente durante, al menos cuatro años, entre 2011 y 2015, según su propia confesión y la auditoría que el propio juzgado en el que ella sirvió encargó tras imputarla por malversación de caudales públicos después de que el escándalo saliese a la luz.

Aunque el descubrimiento de que había metido la mano en la caja del juzgado -se calcula que lo sustraído ronda los 150.000 euros- fue toda una sorpresa y, como tal, inesperada.

En realidad, a Isabel Esteban la destituyó el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) por otras irregularidades que tenían que ver con su cargo, pero no con el dinero.

El Alto Tribunal andaluz intervino en el juzgado de Cazalla ante el aluvión de quejas de abogados y procuradores contra la secretaria, a la que acusaban de un comportamiento despótico y de un rosario de abusos de autoridad.

Dos denuncias llegaron en apenas unos meses, en 2015, a la sede del TSJA. Una era de los abogados y procuradores del partido judicial, pero la segunda era de sus propios funcionarios, que aseguraban sufrir un trato humillante por parte de la secretaria.

El mismo secretario de gobierno del tribunal superior tomó cartas en el asunto y le abrió a Isabel Esteban sendos expedientes que terminaron con la imposición de la sanción más grave, la suspensión de empleo por seis meses.

Fue entonces cuando el desfalco quedó al descubierto tras comprobarse el enorme agujero económico que había dejado la secretaria en las cuentas del juzgado.

La propia Isabel Esteban lo ha confesado todo. Dice que no sabe cómo pudo pasar, pero que un día, entre marzo y mayo de 2011 cogió una pequeña cantidad de dinero ‘prestada’ y que ya no paró hasta diciembre de 2015.

Empezó a llevar un nivel de vida que no podía permitirse con su sueldo. Ropa, mucha y cara, para ella y para su hijo, generosos regalos para éste y viajes… Nada parecía ser suficiente para la secretaria, que tenía muy a mano el dinero del juzgado para costearlo todo.

Esteban lo confesó todo el pasado 17 de octubre y ha prometido que hará lo imposible para devolver el dinero, al tiempo que ha tratado de justificar su comportamiento por una situación personal complicada, por problemas psicológicos de los que, asegura, se está tratando con psicólogos y psiquiatras.

Achaca su hundimiento personal, y profesional, a los ataques que dice que sufrió en Cazalla al poco de empezar a trabajar allí.

Le ha contado al juez -en el mismo despacho en el que ella misma ejerció- que fue víctima de difamaciones y calumnias y que eso la «desestabilizó».

Por si fuera poco, se trasladó a vivir a Cazalla de la Sierra y eso «colmó el vaso», según sus propias palabras.

«La gente decía una cosa por delante y otra por detrás», recoge el acta de su declaración a la que ha tenido acceso este periódico y necesitaba «evadirse». Necesitaba, aseguró, «salir y gastar compulsivamente y viajar».

Coger el dinero del juzgado era fácil. Estaba al alcance de un clic de su ordenador y las transferencias a sus cuentas se hicieron habituales. Así se financió el tren de vida que anhelaba, pero que la ha terminado conduciendo a la ruina total.

http://www.elmundo.es/andalucia/sevilla/2016/11/28/58381cb1ca4741d57c8b458d.html

Anuncios

Una respuesta a “Secretaria Judicial robaba por problemas psicológicos

  1. Esta señora no sabe lo que es tener presión laboral, tendría que trabajar una noche en mi servicio, reanimación post anestésica y cuidados críticos postoperatorios, siete pacientes de gran riesgo para una auxiliar y una DUE más lo que se opere de urgencia por la noche. Lo que más me cabrea no es que se escude en una “alteración mental debida a su trabajo” si no en que siquiera eso se permita, dándole cierta legitimidad y pudiendo reducir su pena. Solo por alegar semejante estupidez habría que doblarle el castigo. En fin, qué país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s