Encausan a psiquiatra de Miami por fraude

El Dr. Fernando Méndez-Villamil emitió casi 97,000 recetas entre el 2007 y el 2009

Un jurado de instrucción federal alega que la operación la estafa duró muchos años

Tres empleados del psiquiatra también fueron acusados de fraude

Presentaban reclamos fraudulentos al Medicaid y Medicare por concepto de recetas y servicios médicos innecesarios.

Enero 9, 2016
Daniel Chang

dchang@miamiherald.com

Un psiquiatra de Miami que se convirtió en un símbolo nacional en el exceso de emisión de recetas, fue encausado por un jurado de instrucción federal, que lo acusa de haber estafado a numerosos programas públicos, como Medicare, Medicaid, la Administración del Seguro Social y los Servicios de Ciudadanía e Inmigración.

El psiquiatra, Dr. Fernando Méndez-Villamil, de 48 años, y tres personas de Miami-Dade que empleaba en su consulta en Coral Way, fueron acusados de ofrecer diagnósticos falsos de enfermedades psiquiátricas debilitantes que permitieron a numerosas personas cumplir ilegalmente los requisitos para recibir beneficios por discapacidad del Seguro Social, Medicare y Medicaid, y para quedar exentos de los exámenes para naturalizarse, según el encausamiento presentado el jueves en un tribunal federal de Miami.

Psychiatrist-Fernando-Mendez-Villamil

Psiquiatra Fernando Méndez-Villamil

Méndez-Villamil y dos de los tres acusados que empleaba —Maritza Expósito, de 57 años, y Yomara Vila, de 45 años y de Miami— entonces presentaban reclamaciones fraudulentas al Medicaid y el Medicare por concepto de recetas y servicios médicos innecesarios, para crear registros falsos que apoyaran los diagnósticos ilegales, indica el encausamiento.

Un tercer empleado, Arnaldo Oscar Jiménez, de 57 años y de Hialeah, fue acusado de reclutar a individuos que querían obtener de manera fraudulenta beneficios de discapacidad del Seguro Social.

El encausamiento agrega que Méndez-Villamil también entregó certificaciones falsas a los Servicios de Inmigración que permitieron a varios individuos, entre ellos Expósito y Vila, no tener que tomar los exámenes de inglés y cívica para tomar la ciudadanía estadounidense.

Expósito, Jiménez y Vila eran beneficiarios del Medicaid, indica el encausamiento, aunque Jiménez y Vila también recibían beneficios por discapacidad del Seguro Social.

En un plan separado, Méndez-Villamil, Expósito, Jiménez y Vila también estafaron a los Servicios de Inmigración sobre el matrimonio de dos individuos no identificados para asegurarles beneficios inmigratorios, alega el encausamiento.

Méndez-Villamil ofreció ayudar a uno de los individuos no identificados a obtener fraudulentamente beneficios de discapacidad a cambio de que esa personas se casara para propósitos inmigratorios, según el jurado de instrucción.

El encausamiento indica que las operaciones ilegales ocurrieron entre aproximadamente el año 2002 hasta el otoño del 2013, aunque alega que otros casos de estafa ocurrieron incluso hasta noviembre del 2015.

El viernes por la tarde no fue posible contactar a Méndez-Villamil en su oficina de Coral Way, y la contestadora de la consulta estaba llena y no aceptaba más mensajes.

Esta no es la primera vez que Méndez-Villamil atrae la atención de autoridades federales y estatales, que lo observan desde el 2004.

En el otoño del 2013 recibió una reprimenda y una multa de $15,000 de la Junta Médica de la Florida, que determinó que recetó indebidamente medicamentos en cantidades indebidas y no respetó normas profesionales, como llevar registros precisos de los pacientes.

Pero Méndez-Villamil generó titulares por primera vez cuando el senador federal Charles Grassley, republicano por Iowa, escribió una carta a funcionarios federales de salud en que señalaba que había emitido 96,685 recetas desde finales del 2007 hasta principios del 2009 a pacientes del Medicaid.

Si lo declaran culpable, Méndez-Villamil y los otros acusados tendrán que entregar al gobierno federal cualquier propiedad adquirida con las ganancias del supuesto fraude, incluida la residencia de Méndez-Villamil en South, valorada en $1.1 millones, y el edificio de oficinas de su propiedad en Coral Way, valuado en unos $620,000.

http://www.elnuevoherald.com/noticias/sur-de-la-florida/article53935885.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s