Probatoria a psiquiatra por caso de fraude al Seguro Social

El psiquiatra Rafael Miguel Balseiro también tendrá que pagar una multa de $100

miércoles, 24 de septiembre de 2014 – 5:42 PM

Por ELNUEVODIA.COM

El siquiatra Rafael Miguez Balseiro hizo alegación de culpabilidad por el delito de recibir dinero por parte de un potencial beneficiario del Seguro Social y no reportó las ganancias, por lo que fue sentenciado a un año de probatoria y a pagar una multa de $100.

ssu

El médico, que fue arrestado en agosto de 2013 junto con otros 74 acusados durante el operativo “Dinero Fácil”, que marcó la culminación de una pesquisa sobre un esquema de fraude millonario contra la Administración del Seguro Social, llegó a un acuerdo con la Fiscalía para declararse culpable con una pena recomendada de un año de probatoria.

Miguez Balseiro, de 64 años, se declaró culpable por una denuncia que indica que, entre enero y julio de 2012, atendió a un paciente -quien resultó ser un agente encubierto- para llenarle el informe para recibir el beneficio de incapacidad por parte del Seguro Social y no reportó la ganancia recibida por someter el mismo. No obstante, se aclara que no tuvo intención de defraudar al gobierno federal.

El magistrado federal Marcos E. López acogió su alegación de culpabilidad.

El acusado renunció al informe presentencia y solicitó ser sentenciado hoy mismo. Su abogada, Rachel Brill, argumentó que su representado fue “un profesional por décadas”. Además, aseguró que “es una persona decente, con una vida decente, pero no es perfecto y acepta su responsabilidad para poder dejar atrás este capítulo”. Opinó que realmente merecía la pena recomendada y no otra, y que su práctica médica se ha visto afectada desde que fue acusado.

“Vuestro honor, buenas tardes. Por la presente deseo expresar a este honorable tribunal mis disculpas por el caso por el que me he declarado culpable. Le pido perdón a usted, a la corte y a cualquier otra persona que se haya visto afectada por mis acciones. Esto fue un capítulo muy duro y ahora lo que deseo es seguir adelante. Estoy agradecido por la oportunidad que tengo”, leyó Miguez Balseiro en sala, donde estaban presentes su esposa y dos hijas.

Al finalizar la lectura de sentencia, el fiscal Raudel Guerra indicó que Miguez Balseiro tendría prohibido someter informes de incapacidad al Seguro Social por el resto de su vida profesional, lo que provocó que el magistrado pidiera a las partes acercarse al estrado porque dicha condición no estaba incluida en el acuerdo.

Los trabajos recesaron en lo que Guerra se comunicaba con la subjefa de fiscalía federal, María Domínguez, para aclarar la situación.

Fue entonces que Guerra aclaró en corte que: “Como consecuencia, el Seguro Social no aceptará más solicitudes por parte del doctor Miguez. Es una prohibición de por vida”.

El acusado reafirmó su alegación de culpabilidad, por lo que el magistrado reafirmó su sentencia.

Apenas el 16 de septiembre pasado, otro de los coacusados en este caso, el fisiatra Wildo Vargas González, hizo alegación de culpabilidadpor atender a dos pacientes -que eran agentes encubiertos- y llenarles informes con diagnósticos y síntomas que no padecían para solicitar el beneficio de incapacidad del Seguro Social.

Vargas González, de 62 años, se expone a una pena recomendada de año y medio, que podría ser de cárcel o probatoria, a discreción del juez. De ir a juicio y ser encontrado culpable, se exponía a una pena de hasta cinco años de prisión y hasta tres años de libertad supervisada. La lectura de sentencia en su caso está pautada para el 22 de enero de 2015.

Además de Miguez Balseiro y Vargas González, también fueron acusados la siquiatra Erica Rivera Castro y el exempleado del Seguro Social, Samuel Torres Crespo.

Los cuatro fueron arrestados en agosto de 2013 junto con 71 ciudadanos que se alega recibían los beneficios de incapacidad ilegalmente como parte del operativo “Dinero Fácil”, el cual dejó al desnudo un esquema de fraude contra el Seguro Social por alrededor de $6 millones.

Según la acusación, el principal gestor del fraude era Torres Crespo, quien recibió alrededor de $3.4 millones por procesar solicitudes de seguro de incapacidad basadas en supuesta información falsa. El acusado se retiró de la agencia en el 2008 luego de 30 años de servicio, y fue quien refirió a los 71 coacusados para que fueran a atenderse con el fisiatra Vargas González y a los psiquiatras Rivera Castro y Miguez Balseiro.

Estos médicos supuestamente se inventaban condiciones físicas y de salud mental para que los acusados solicitaran los beneficios de incapacidad.

Por estos referidos, Torres Crespo cobraba el 25% retroactivo de la suma que le pagara el Seguro Social al beneficiario, y los médicos cobraban entre $150 y $500 por los informes médicos.

http://www.elnuevodia.com/noticias/seguridad/nota/probatoriaagalenoporcasodefraudealsegurosocial-1860871/

http://www.vidalatinasd.com/news/2013/aug/21/detienen-a-70-personas-por-cometer-fraude-contra/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s