Una vida de lujo a costa de fingir traumas y secuelas por los atentados del 11-S

80 policías y bomberos acusados de fraude

Los farsantes, que recibieron entre 30.000 y 50.000 dólares al año, presumían en sus redes sociales de conducir motos de agua y motocicletas o pescando en lujosos viajes a Costa Rica

11-s-farsantes

República/Efe | Nueva York Publicada el 08-01-2014

Ochenta policías y bomberos retirados de Nueva York han sido acusados de fraude a la seguridad social, tras fingir incapacidad por sufrir traumas como consecuencia de los atentados de 11-S de 2001, informó la Fiscalía. El fiscal del distrito de Manhattan, en la ciudad de Nueva York, Cyrus R. Vance Jr., indicó en una nota que los acusados han hecho durante años falsas reclamaciones por discapacidad mental que han costado cientos de millones de dólares a los contribuyentes.

Estos agentes y bomberos recibieron entre 30.000 y 50.000 dólares al año con el pretexto de que estaban completamente incapacitados por trastornos psiquiátricos graves, como estrés postraumático, ansiedad o depresión causadas por su trabajo en los atentados contra el World Trade Center de Nueva York del 11 de septiembre de 2001.

Sin embargo, en sus cuentas en Facebook y otras páginas web mostraban fotografías en las que, por ejemplo, conducían motos de agua, pescaban en Costa Rica, montaban en motocicleta o mostraban sus habilidades como piloto de helicóptero o instructor de artes marciales.

El comisionado del Departamento de Policía de Nueva York, William J. Bratton, explicó que los agentes retirados acusados en este caso “deshonraron” a las personas que verdaderamente padecieron el 11-S al “explotar” su implicación en este “trágico día” para su “beneficio personal”.

El acta de acusación señala que los organizadores de esta trama dirigieron a cientos de solicitantes al Seguro de Incapacidad de la Seguridad Social y mintieron sobre sus condiciones mentales, al fingir ciertos síntomas con el propósito de obtener beneficios a los que no tenían derecho.

Fingieron sus traumas

Según la Fiscalía, los funcionarios fueron instruidos para presentarse despeinados y desorientados en las entrevistas en las que los médicos evaluaron las solicitudes de discapacidad mental y su incapacidad para trabajar.

Vance Jr. ha acusado en este caso a 106 personas, a cuatro de las cuales se las acusa de ejecutar el plan.

En el grupo que organizó el fraude se incluye a una abogada de 83 años que trabajo como agente del FBI y fiscal, un consultor de pensiones de 89 años y un empleado público de 61 años que representa a los detectives de la policía en el sindicato del cuerpo, según aparece en la documentación del caso.

Decenas de acusados, entre los que se incluye a 72 agentes retirados y 8 bomberos fueron detenidos esta madrugada para ser procesados el mismo día en la Corte Suprema del distrito de Manhattan, que preside el juez Daniel Fitzgerald.

http://www.republica.com/2014/01/08/una-vida-de-lujo-a-costa-de-fingir-traumas-y-secuelas-por-los-atentados-del-11-s_748873/

Una respuesta a “Una vida de lujo a costa de fingir traumas y secuelas por los atentados del 11-S

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s