El “trastorno por uso de internet”, en los manuales de psiquiatría

El “trastorno de uso de internet” y “de juegos de internet” aparecieron por primera vez como posibles patologías, aunque los especialistas advirtieron que “todavía restan realizar más estudios e investigaciones” sobre esta cuestión.

adiccion-internet
“La proliferación de los casos clínicos, primero en Japón, luego en Estados Unidos y en Europa hizo que se le comience a dar una importancia científica al problema del que ya se hablaba en la cultura popular, como podría ser la adicción o pseudoadicción a internet o a juegos de la red”, indicó a Télam el psiquiatra Gabriel Erausquin, investigador del Morsain College of Medicine University of South Florida.

El especialista dijo que se incorporó el “trastorno de uso de internet” y del “trastorno de juegos de internet” a la sección III de la nueva edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5) que elabora la Asociación de Psiquiatría Americana (APA) y que es uno de los más consultados para el diagnóstico de enfermedades mentales.

La sección III de este manual contempla aquellas psicopatologías para las que se requiere “mayor información e investigación” y, además de las mencionadas, la nueva edición también incorpora otras como el trastorno por uso de cafeína, el trastorno mixto de ansiedad y depresión, el síndrome de referencia olfatoria, nuevos trastornos de personalidad y los trastornos `dimensionales`.

Erausquin explicó a Télam que “esto implica que la evidencia científica no alcanzó todavía a separarlo de otros problemas funcionales y se entiende que puede haber una multiplicidad de causas que impliquen esta conducta”.

Sin embargo, Javier Escobar, psiquiatra colombiano radicado en Estados Unidos y único miembro de habla hispana que participó del grupo que elaboró la nueva versión del DSM, consideró que “la evidencia que tenemos nos hace pensar que la adicción a internet será prontamente incorporada como una psicopatología al manual”.

Escobar, quien presentó lineamientos generales de la quinta versión del DSM por videoconferencia, precisó que este manual fue pensado como un “documento viviente” ya que se pretende “ser flexible y estar abierto a las nuevas investigaciones que se vayan desarrollando para ir cambiando y actualizando su contenido”.

El psiquiatra Miguel Márquez, director de Asistencia, Docencia e Investigación en Neurociencias (ADINEU), detalló que “la adicción a internet es una preocupación que data de mediados de los 90”.

“Desde la perspectiva psicopatológica es un elemento nuevo en un mecanismo viejo, ya que tenemos adicciones a las compras, al sexo, al cigarrillo, al alcohol, a la marihuana, y ahora aparece internet”, indicó Márquez, quien afirmó que “se trata la primera vez que se menciona el tema en un manual de psiquiatría”.

Como director de ADINEU, entidad que organizó esta semana la jornada de presentación de la nueva edición del DSM, el especialista precisó que “el manual sirve para permitir la comunicación entre los especialistas, no sirve para estudiar psicopatologías, ni psiquiatría, sino para reunir conocimientos consensuados y tener un lenguaje común”.

Entre las modificaciones que esta edición incorporó se destacaron la eliminación de cuatro subtipos de esquizofrenia, las modificaciones en el diagnóstico del Alzheimer, los nuevos métodos para abordar los trastornos de la personalidad y la sustitución del término “retraso mental” por “retraso intelectual”, lo que disminuye la carga estigmatizante, entre muchas otras reformas.

“Un aspecto que destacaría es que los trastornos obsesivos compulsivos quedaron fuera de los trastornos de ansiedad y eso permitirá seguramente más investigación con mejores resultados sin que por esto se excluya, ya que hay algunas formas obsesivas que tienen mucho que ver con la ansiedad, lo mismo con el estres pos traumático, que fue separado de la ansiedad”, señaló Márquez.

El psiquiatra destacó que “la propuesta de separación del espectro autista va a permitir un mayor desarrollo de la investigación de esta patología; así como la alternativa de la personalidad como forma de evaluar trastornos que están por debajo de lo que antes era el eje 1, que son la psicopalogías clasificables, aunque esto esté en discusión todavía”.

Erausquin sostuvo que “una de las mayores virtudes que tiene el DSM-5 es que simplificó mucho la forma de presentar, comunicar y evaluar la patología psiquiátrica y de hecho esto ha sido lo que expresaron los especialistas que ya lo han utilizado”.

El DSM-5 estableció 400 psicopatologías y fue terminado en mayo de 2013, en tanto su versión en español se estima que estará disponible recién para el año próximo.

http://www.telam.com.ar/notas/201311/39150-el-trastorno-por-uso-de-internet-en-los-manuales-de-psiquiatria.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s