Falleció Thomas Szasz a los 92 años

Thomas Szasz, psiquiatra cuyo libro “El mito de la enfermedad mental” de 1961, cuestionó la legitimidad de su campo y siempre fue mentor para las generaciones de intelectuales críticos, defensores de pacientes y activistas de la antipsiquiatría, enemistado con muchos colegas médicos, murió el sábado en su casa de Manlius, NY Tenía 92 años.

By BENEDICT CAREY
Published: September 11, 2012

Dr. Thomas Szasz en 2001.

Murió después de una caída, dijo su hija Dr. Margot Szasz Peters.

Dr. Szasz (pronunciado sahz) publicó su crítica en un momento particularmente vulnerable para la psiquiatría. Cuando la teorización freudiana empezó a caer en desgracia, el campo estaba tratando de girar a una orientación médica y basada empíricamente. Recién llegado así mismo con una formación freudiana, el Dr. Szasz vio que el giro médico de la psiquiatría como fallido en el mejor de los casos, y su libro colocó la disciplina “en la compañía de la alquimia y la astrología”.

El libro se convirtió en una sensación en los círculos de salud mental, así como una biblia para los que se sentían mal tratados por el sistema de salud mental.

Dr. Szasz argumenta en contra de los tratamientos coercitivos, como el confinamiento involuntario, y el uso de los diagnósticos psiquiátricos en los tribunales, llamando a ambas prácticas no científicas e inmorales. Se erigió pronto en compañía de otros destacados críticos de la psiquiatría, entre ellos el sociólogo canadiense Erving Goffman y el filósofo francés Michel Foucault.

Edward Shorter, autor de “Historia de la Psiquiatría: Desde la época del Asilo a la Edad de Prozac” (1997), llamó al Dr. Szasz “el más grande de los intelectuales de la antipsiquiatría”.

Juntos, añadió, “Intentaron con todas sus fuerzas mantener a la gente lejos de tratamiento psiquiátrico sobre la base de que si el paciente no tiene enfermedad del cerebro real, sus dificultades reales sólo eran “problemas de la vida”.

Este ataque tuvo algún mérito en la década de 1950, el Dr. Shorter dijo, pero no más tarde, cuando el campo comenzó a desarrollar enfoques más científicos.

Para los escépticos de la psiquiatría moderna, sin embargo, el Dr. Szasz fue una figura fundacional.

“No estuvimos de acuerdo en todo, al igual que su opinión de que no hay tal cosa como la enfermedad mental”, dijo Vera Hassner Sharav, presidenta y fundadora de la Alianza para la Protección de la Investigación Humana, un grupo de defensa del paciente, y una vieja crítica del campo . “Pero su mensaje de que la gente se designa como enfermo, son etiquetados y luego excluidos de la sociedad y presa de una industria dominada por las drogas. Ahí es donde él fue muy valioso”

Después de hacerse famoso, el Dr. Szasz fue más vehemente. Desde su base en el departamento de psiquiatría de la SUNY Upstate Medical University en Siracusa, escribió cientos de artículos y más de 30 libros, entre ellos “Ideología y Locura: Ensayos sobre la deshumanización psiquiátrica del Hombre” (1970) y “La esclavitud psiquiátrica: Cuando el confinamiento y la coerción se enmascaran como Cura “(1977).

En 1969, en una acción que dañó su credibilidad incluso entre sus colegas, se unió a la Iglesia de la Cienciología para fundar la Comisión de Ciudadanos por los Derechos Humanos, que retrata el campo como abusivo y regularmente hace manifestaciones con piquetes en convenciones psiquiátricas.

Dr. Szasz no era un cienciólogo, y más tarde se distanció de la iglesia, pero compartía la visión crítica de la religión de la psiquiatría. Sus provocaciones no quedaron sin costo. En la década de 1960, las autoridades de Nueva York de salud mental, indignados por sus ataques contra el sistema estatal, bloquearon al Dr. Szasz de la enseñanza en un hospital estatal, donde los residentes eran capacitados, de acuerdo a dos antiguos compañeros. Dr. Szasz se opuso, pero tenía pocos recursos, y su enseñanza se redujo.

Dr. Szasz se opuso a la Asociación Americana de Psiquiatría en la ampliación de sus diagnósticos en su nuevo manual.

“Para que conste, he de decir que yo lo admiraba, aunque creo que estaba completamente equivocado sobre la naturaleza de la esquizofrenia”, dijo el Dr. E. Fuller Torrey, fundador del Centro de Defensa del Tratamiento en Arlington, Virginia, que apoya leyes más estrictas para asegurar el tratamiento de personas con trastornos mentales graves. “Pero hizo una contribución importante a la cuestión del mal uso de la psiquiatría. Su mensaje es importante hoy en día.”

Thomas Szasz Stephen nació en Budapest el 15 de abril de 1920, el segundo hijo de Julius Szasz, un abogado, y de su exmujer Wellisch Lily. La familia se mudó a Cincinnati en 1938, donde el niño se convirtió en un estudiante estrella. Obtuvo una licenciatura en física de la Universidad de Cincinnati y se graduó en la escuela de medicina de la universidad en 1944.

Después de un internado y residencia, se matriculó en el Instituto de Psicoanálisis de Chicago y obtuvo su diploma en 1950. Trabajó en el Instituto de Chicago y sirvió en la Reserva Naval de Estados Unidos antes de unirse a la facultad de la SUNY Upstate.

Su esposa, Rosine, murió en 1971. Al lado de su hija la doctora Peters, le sobreviven su otra hija, Suzy Szasz Palmer, un hermano, George, y un nieto.

Dr. Szasz se desempeñó ampliamente después como orador y presentado con docenas de premios nacionales e internacionales. Hasta el final de su vida continuó discutiendo sobre la psicoterapia, la práctica que fue entrenado para llevar a cabo y de la que llegó a ser tan escéptico.

“El objetivo es asumir más responsabilidad y por lo tanto ganar más libertad y más control sobre la propia vida”, dijo sobre la psicoterapia en una entrevista en 2000 en el sitio web Psychotherapy.net. “Las cuestiones o preguntas para el paciente deben ser en qué medida está dispuesto a reconocer que sus evasiones de responsabilidad, a menudo se expresan como “síntomas”.

http://www.nytimes.com/2012/09/12/health/dr-thomas-szasz-psychiatrist-who-led-movement-against-his-field-dies-at-92.html?_r=2ref=health&

Thomas Szasz

Con la partida de Szasz se fue un grande de la libertad.

Luis Figueroa

Thomas Szasz falleció el 8 de septiembre pasado, pero dejó un inmenso y valioso legado intelectual, no solo en su área de expertaje médico, sino para la filosofía de la libertad.

“El proverbio dice ‘No deberías morder la mano que te alimenta’. Pero quizás deberías, si te impide que te alimentes por ti mismo”, escribió, Szasz, quien visitó Guatemala en 1979 cuando recibió un doctorado honoris causa de la Universidad Francisco Marroquín.

En el último año supe bastante de Szasz porque edité varias traducciones al español de artículos suyos para una revista en línea; y porque él era amigo de Ethan Nadelmann, de la Drug Policy Alliance; y cuando yo andaba en La Antigua, con Ethan, hace solo unos meses, Szasz le dijo que se alegraba de que él estuviera de visita en Guatemala y en la UFM. La semana pasada, mi cuate Craig citó a Szasz mientras cenábamos: “Si una persona habla con Dios, está rezando; pero si Dios habla con él, es porque es esquizofrénico”.

Szasz sostenía que el suicidio, la práctica de la medicina, el uso de medicamentos y las relaciones sexuales deberían ser asuntos privados, contractuales y ajenos a la jurisdicción de los políticos y del Estado. Se basaba en el principio de que cada persona tiene derecho a decidir sobre su propio cuerpo y mente; y defendía el derecho a ser libre de la violencia generada por otros. Fue un crítico de los fundamentos morales y científicos de la psiquiatría y fue profesor emérito de esa disciplina en la State University of New York.

La frase del segundo párrafo coincide con que, en Facebook, circula una caricatura que muestra cómo es que las corrientes estatista y de mercado buscan ayudar a los pobres. Del lado izquierdo se ve a los pobres en un pozo recibiendo cubetas y una de ellas dice: Estado benefactor; mientras alguien, arriba, grita: ¡traigan más comida! Del lado derecho se ve a los pobres en un pozo y a dos personas bajándoles una escalera con peldaños etiquetados con la palabra Libertad. Mientras otra persona grita: ¡traigan más peldaños!

Y estoy de acuerdo con que no hay nada de malo en morder las manos que, en vez de facilitar peldaños para que los pobres salgan del pozo, prefieren bajarles cubetas. ¿Cachas la idea? Con la partida de Thomas Szasz se fue un grande de la libertad.

http://elperiodico.com.gt/es/20120914/opinion/217873/

Anuncios

3 Respuestas a “Falleció Thomas Szasz a los 92 años

  1. Añado que cuando Szasz habla de la esquizofrenia, lo hace sobre la esquizofrenia psiquiátrica no la neurológica. Hay un error de base en confundir ambas. Unas veces coincide que el esquizofrénico psiquiátrico lo es también neurológicamente, pero muchas veces no o depresivos psiquiátricos son esquizofrénicos neurológicos.

    • repsi, explicanos que es la esquizofrenia neurologica y que alteraciones cerebrales se aprecian, porque si no vamos a pensar que has tenido alucinaciones o una revelacion mistica, no es que sea sintoma de enfermedad mental pues las enfermedades mentales no existen pero si que puede ser debido a que tienes algun problema de disfuncion cognitiva. ¿cuentanos quien te ha revelado la verdad fundamental de la esquizofrenia neurologica?

      • Es fácil la esquizofrenia psiquiátrica es esto:

        Autista ayer aquel joven profesor de física examinado en el hospital de Val-de-Grâce porque, al ser enrolado en un regimiento de aviación, “no tardó en manifestar su desinterés por el ejército y confesó a sus compañeros el horror que le inspiraba la guerra, a la que consideraba un asesinato organizado”. (Este individuo presentaba, según el profesor Fribourg-Blanc, que publica el resultado de sus observaciones en Annuales de médicine légale de febrero de 1930, “tendencias esquizoides evidentes” Así se expresaba: “Búsqueda de aislamiento, interiorización, desinterés hacia las actividades prácticas, individualismo mórbido, concepciones idealistas de fraternidad universal”).

        https://psiquiatrianet.wordpress.com/2009/10/03/surrealismo-y-psiquiatria/

        Elena Urlaeva se le diagnosticó esquizofrenia paranoide.

        https://psiquiatrianet.wordpress.com/2010/09/27/uzbekistan-y-turkmenistan-represion-psiquiatrica-a-disidentes-politicos/

        Bajram Ajeti y Vlado Perišić. Bajram Ajeti, nacido en Podujevo en 1954, fue condenado según el diario “Politika” del 20-V-85, como “miembro”, o mejor dicho como secretario del grupo enemigo denominado “el Grupo marxista-leninista de Kosovo”. El tribunal dictó enseguida “la medida de seguridad del tratamiento obligatorio en un hospital neuropsiquiátrico de tipo cerrado por tiempo indeterminado”, puesto que “padece de esquizofrenia paranóica”.

        https://psiquiatrianet.wordpress.com/2010/03/11/presos-politicos-en-hospitales-psiquiatricos/

        Esquizofrenia neurológica:

        Alteración de la conectividad del cerebro en personas con esquizofrenia y familiares de primer grado. Zonas de color representan una red interconectada de regiones del cerebro que muestran una actividad sincronizada (superposición de huellas en color negro y azul) cuando los sujetos descansan y permiten que su mente vague. El importe de la sincronía, que refleja la fuerza de las conexiones funcionales entre los distintos ámbitos, está aumentada en pacientes con esquizofrenia. Los parientes en primer grado de las personas con la enfermedad también muestran un cierto aumento, aunque menos que los pacientes. Círculo Negro: la corteza prefrontal medial. Círculo Azul corteza cingulada posterior / precuneous. Crédito de la imagen: Susan Whitfield-Gabrieli, McGovern Institute for Brain Research del MIT

        Tomografía por Emisión de Positrones (TEP) del cerebro muestran grandes diferencias en la distribución de la actividad eléctrica en un cerebro normal, comparado con el cerebro de un paciente esquizofrénico (derecha). La esquizofrenia afecta a aproximadamente 1% de la población mundial. Reproducido con permiso de. Photo Researchers, Inc.
        Investigadores brasileños lograron por primera vez en la historia reprogramar células de la piel de pacientes esquizofrénicos para convertirlas en neuronas, anunció este martes a la AFP el científico Stevens Rehen, que coordinó la investigación. “Utilizamos una biopsia de piel (de la nuca) de una paciente con esquizofrenia, reprogramamos las células y las transformamos en neuronas”, declaró Rehen, poco antes de presentar su investigación a la Academia brasileña de Ciencias en Rio de Janeiro.

        Rehen, director del Laboratorio Nacional de Células Madres (LaNCE/UFRJ), y su equipo aislaron las células de 11 esquizofrénicos. En dos meses las células fueron multiplicadas en el laboratorio. Luego, fueron reprogramadas con la utilización de un virus que contenía genes específicos de células embrionarias.

        Su conversión en neuronas, en apenas 40 días, permitió identificar una anomalía en el metabolismo de las células de los esquizofrénicos. AFP

        ***

        Es fácil de entender que como ente neurológico existe la esquizofrenia, lo que pasa que la psiquiatría ha cogido ese ente, y lo ha distorsionado completamente.
        Por eso cualquiera que haya leído un libro de Szasz, el término esquizofrenia se refiere a la psiquiátrica, a la otra la llama enfermedad o daño cerebral y que sea tratado por médicos neurólogos.

        ¿Se entiende?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s