Los psiquiatras no se ponen de acuerdo; unos creen que Diego Z.L. era consciente de sus actos y otros le consideran enfermo mental

Intensa sesión judicial la que se ha vivido esta mañana en la Audiencia Provincial, con la declaración de seis expertos psiquiatras que han expuesto tesis diametralmente opuestas sobre el estado mental del encausado en el momento del crimen
Por Isabel Sánchez

Última actualización 30/10/2011@12:31:05 GMT+1

(Jueves, 27 de octubre)
Seis han sido los psiquiatras y forenses que esta mañana, durante más de cuatro horas, han intentado determinar el estado mental de Diego Z.L. en el momento de la atroz agresión que sufrió Mercedes Muñoz Almodóvar y de buscar desencadenante al crimen que segó la vida a la muchacha. Una jornada agotadora que ha mostrado una fatal total de coincidencia entre los resultados de las exploraciones que parte de los declarantes realizaron al encausado –entre ellos los que realizaron el examen a petición del juzgado de Sigüenza-, y los que efectuaron dos de los médicos requeridos por los familiares de Diego.

Mientras que los primeros aseguran no disponer de datos científicos que confirmen patologías mentales por parte del enculpado ni signos evidentes de un trastorno trasitorio –por lo que entonces habría actuado de forma consciente-, los segundos consideran que Diego Z.L. padecía una enfermedad mental congénita que le habría predispuesto a perder el control de los actos el día de autos.

La primera en declarar ha sido Carmen Pagador, especialista en Psiquiatría y Neurología, que llegó a efectuar hasta tres exploraciones al muchacho. La doctora ha , desvelado que, de manera casual, se descubrió que Diego Z.L. padecía el Síndrome de Chiari, una malformación congénita en la base del cerebro, aunque aclaró que nunca había mostrado síntomas. También casual fue el hallazgo de una lesión en el encefalograma fronto-parietal que tampoco nunca dio sintomatología. Diego Z.L. estaba diagnosticado, a su vez, de cefaleas en racimo, que provocan gravísimos dolores de cabeza. Desde hacía tiempo, le confesó el procesado a la médico, no padecía ninguno de esos ataques.

Sobre la personalidad de Diego, Pagador le ha definido como una persona con una inteligencia en el límite, aunque capaz de defenderse en la vida y de relacionarse con el entorno con normalidad. También le ha considerado como una persona muy sugestionable, que busca afecto de los demás y poco capaz de buscar relaciones duraderas.

Respecto a los motivos que llevaron al joven seguntino a cometer su acción, la psiquiatra plantea como hipótesis la posibilidad de que sufriera lo que en términos de su especialidad se conoce como arrebato, “una pérdida del dominio fruto de la ira” que le pudo provocar el visionado de las fotos que Mercedes llevaba en su cámara de fotos. “Me dijo que había visto las fotos y entonces se enfadó muchísimo y empujó a la víctima por la puerta del copiloto”, narra Pagador. Agrega que Diego le llegó a decir en uno de sus exámenes sobre la agresión: “Yo me daba cuenta que estaba haciendo lo que no quería hacer, pero lo hacía”. Un signo probable, ha expuesto la psiquiatra, de que en la brutal acción actuara el inconsciente del presunto autor de los hechos.  🙂

No lo consideran así otro de los psiquiatras requeridos por el juzgado de la ciudad del Doncel y los dos forenses que practicaron la autopsia a la víctima y que también sometieron a examen clínico al acusado. Sus tres declaraciones han coincidido en apuntar que Diego no habría actuado privado de su voluntad y que fue a posteriori –tras seccionarle el cuello a la joven- cuando sufrió un episodio de estrés agudo. También han restado peso a las malformaciones que le fueron detectadas a Diego, negando su incidencia en su estado mental.

Respecto a la capacidad intelectual del encausado –al límite de la normalidad, según su colega-, los tres doctores han explicado que esa situación no le impedía una vida normal. “Tiene una capacidad de juicio o control, aunque con más dificultades que otra persona”, ha matizado uno de los psiquiatras.

Enfermo mental

Diametralmente opuestas han sido las tesis que mantienen los doctores Fernando González y Mariano Royo, expertos psiquiatras que han participado en casos como el de Fago y Nagore y que fueron requeridos por los familiares del encausado. Según sus conclusiones, el Síndrome de Chiari, las cefaleas en racimos y la lesión frontal que sufre Diego afectan al cerebro, por lo que se muestran tajantes a la hora de afirmar que era un enfermo mental y que cuando cometió el crimen se encontraba en estado de “inconsciencia disociativa”. “Lo ha repetido muchas veces; hago lo que no quiero. Diego no quería hacerlo, pero no era capaz de poner control… Un terreno abonado por sus enfermedades y su inteligencia pobre han hecho posible una reacción tan desproporcionada”, ha apuntado González.

También han incidido los psiquiatas de la defensa en los cuadros depresivos que presentó el encausado en 2008 y dos años antes, añadiendo esta circunstancia como otro elemento probable que jugara a favor de la atroz acción que habría llevado a cabo el enculpado. “Tuvo una reacción neurótica aguda, lo que te hace perder la identidad, la memoria…”, ha aclarado González en un intento de explicar las lagunas que sobre los hechos asegura padecer Diego Z.L. “Por todo ello, desde el punto de vista médico legal el enculpado tiene una falta de imputabilidad total, porque actuó en estado de onorismo, de inconsciencia”, ha concluido.

Conclusiones finales

A las cuatro de la tarde se reanudará la última de las sesiones del juicio, con la lectura de las conclusiones finales por parte del Ministerio Fiscal y de cada una de las partes. El jurado se reunirá a continuación para deliberar y emitir su veredicto.

http://www.guadalajaradosmil.es/noticia/55044/Sucesos/.html

El jurado popular declara culpable de asesinato con alevosía y ensañamiento al acusado del crimen de Horna

El jurado popular ha declarado por unanimidad a Diego Z.L., acusado de matar a su expareja en Horna (Guadalajara) el 9 de diciembre de 2008, culpable de asesinato con alevosía y ensañamiento. Además, ha establecido un agravante denominado aprovechamiento de las circunstancias del lugar, según han informado a Europa Press fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha.

Una vez que el jurado ha dado lectura al veredicto de cada una de las partes, ha hecho referencia a la petición de pena que solicita. Así, la acusación particular y la Junta de Comunidades personada también en la causa, han ratificado su petición de 25 años de prisión, como solicitaban inicialmente.

Por su parte, la Fiscalía provincial de Guadalajara ha solicitado 23 años de cárcel, uno más de los solicitados inicialmente, teniendo en cuenta el agravante de aprovechamiento de las circunstancias del lugar.

Tras el veredicto del jurado popular, en los próximos días se hará pública la sentencia dictada por el juez.

Durante la vista celebrada en la Audiencia Provincial de Guadalajara el lunes de esta semana, el procesado aseguró que el día de los hechos acudió a recoger a la joven M.M.M.A. para hablar con ella, y añadió que fue ella quien le propuso ir al paraje donde fue hallada muerta. Una vez allí, y tras ver unas fotos, el acusado dice no tener ningún recuerdo. “No recuerdo nada de lo que pasó. Vengo aquí para que me juzguen”, ha afirmado.

Según dijo, sólo recuerda despertar en el lugar de los hechos y regresar a su casa para coger la escopeta de su padre para volver al paraje donde yacía M.M.M.A. y suicidarse, algo que finalmente no fue capaz de llevar a cabo, por lo que huyó sin rumbo tan sólo con el dinero que le había dado su “hermano por haber trabajado en el bar”.

Por otra parte, varios peritos, que declararon en la tercera sesión del juicio, ratificaron que el ADN encontrado en el lugar de los hechos pertenece al procesado. Durante su declaración, dos peritos del Departamento de Biología de la Guardia Civil aseguraron que muchas de las pruebas analizadas que se encontraron en el lugar de los hechos, entre ellas las manchas de sangre, contienen el ADN de Diego y Mercedes.

RELATO DE LOS HECHOS

Diego, vecino de Sigüenza, y Mercedes, vecina de Valdepeñas (Ciudad Real), que residía en la Ciudad del Doncel por motivos de trabajo, mantenían una relación sentimental que finalizó a primeros de diciembre 2008 porque, según el informe del Fiscal, “ella misma le dijo que su relación debía terminar porque mantenía una relación de noviazgo con otro joven desde hacía cerca de ocho años”.

Las conclusiones provisionales de la Fiscalía aseguran que el día de los hechos Diego recogió a Mercedes a la salida de la Residencia en la que trabajaba y la trasladó al paraje conocido como Ermita de la Virgen de Quintanares, con la intención de que si no accedía a seguir con la relación sentimental, “acabaría con su vida”.

Según el fiscal, el procesado –que ahora se encuentra en prisión provisional– mató a la joven por medio de puñetazos, patadas, mordiscos, multitud de golpes en la cabeza y en la cara con una piedra y cortes con un cutter que, entre otras lesiones, produjeron graves heridas en “el paquete vascular, vena yugular izquierda y el tronco común de la arteria carótida izquierda”.

Tras el asesinato, el presunto autor de la mortal agresión, añade la Fiscalía, huyó posteriormente del lugar de los hechos y fue detenido el 19 de diciembre en la localidad francesa de Saint-Pierre d’Oléron, en las cercanías de Burdeos, gracias a la movilización internacional del caso.

El cadáver de Mercedes M.M. fue encontrado en el interior de una zanja de dicho paraje con diversas contusiones ocasionadas con una piedra y con sendos cortes a la altura de la yugular que, finalmente, fueron los que le produjeron la muerte por shock hipovolémico (desangramiento).

Las conclusiones provisionales de la Fiscalía Provincial de Guadalajara, consideran que los hechos juzgados son constitutivos de un delito de asesinato y solicita para el acusado veintidós años de prisión, así como indemnizaciones para los padres de la fallecida de 75.000 euros “por los daños morales” y 4.650 euros “por los gastos ocasionados por el traslado del cadáver y enterramiento”.

http://www.europapress.es/castilla-lamancha/noticia-jurado-popular-declara-culpable-asesinato-alevosia-ensanamiento-acusado-crimen-horna-20111028214910.html

Anuncios

4 Respuestas a “Los psiquiatras no se ponen de acuerdo; unos creen que Diego Z.L. era consciente de sus actos y otros le consideran enfermo mental

  1. Este caso es un caso claro del mal llamado Sindrome de Amok, con posterior amnesia e intento de suicidio. Se esta dando en todo el mundo desde hace miles de años, un individuo socialmente integrado y sano entra subitamente en una espiral asesina. Los ignorantes de los abogados intentan siempre declarar enfermo mental a su cliente para que vaya a un manicomio en lugar de preso, pero es mucho mejor ir a la carcel donde tienes gimnasio, patio, puedes trabajar, biblioteca, etc…y no te fuerzan a tomar neurolepticos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s