El TC ampara a un enfermo con trastorno bipolar que fue internado en un psiquiátrico en contra de su voluntad

Se trata de la primera vez en la que enjuicia el derecho a la libertad en un caso de internamiento psiquiátrico urgente.

EUROPA PRESS /

MADRID | 16.07.12

El Tribunal Constitucional (TC) ha otorgado el amparo a un enfermo a quien se le diagnosticó un trastorno bipolar y se le internó de urgencia en un centro psiquiátrico en contra de su voluntad al considerar que su derecho a la libertad personal fue vulnerado.

En una sentencia, dada a conocer este lunes, el alto tribunal declara la nulidad de los autos del Juzgado de Primera Instancia número 16 de Granada que ratificó la medida de internamiento voluntario urgente por trastorno psiquiátrico. No obstante, esta decisión tiene efectos puramente declarativos “teniendo en cuenta la situación de libertad del recurrente materializada tras el alta médica.

Los hechos se remontan al 2 de mayo de 2007 cuando el demandante ingresó en la Unidad Mental del Hospital Universitario San Cecilio de Granada. El juzgado recibió al día siguiente la comunicación pero no resolvió sobre la justificación del internamiento en el plazo máximo de 72 horas.

El juez ordenó la práctica del reconocimiento al enfermo fuera de plazo y resolvió sobre el caso cuando éste ya había recibido el alta médica, lo cual se produjo el 16 de mayo de aquel año. En total, el Juzgado incurrió en un exceso de catorce días respecto de la fecha de vencimiento del plazo legal.

La sentencia, de la que ha sido ponente el magistrado Ramón Rodríguez Arribas, da la razón al recurrente cuando se queja de no haber recibido la necesaria información sobre sus derechos, la designación de abogado y procurador para su defensa o la práctica de posibles pruebas.

En este sentido, el hombre criticó que el juez no hubiera oído a sus hermanos ante la situación de conflicto familiar que tenía con su esposa, a cuya iniciativa se produjo el internamiento.

Los magistrados añaden que el informe del hospital y del médico forense no argumentó de manera clara la necesidad y proporcionalidad de la medida ni explicó por qué no bastaba con un tratamiento ambulatorio.

Insta a regular esta materia

Tras interponer la demanda de amparo, el recurrente solicitó el archivo de la causa por pérdida de interés en el proceso, pero el Ministerio Fiscal y el Tribunal Constitucional han rechazado su desistimiento por tratarse de una materia de “una innegable importancia social” al afectar a un colectivo “especialmente vulnerable”.

“Se trata del primer recurso de amparo en el que se enjuicia desde la óptica del derecho fundamental a la libertad personal, un caso de internamiento psiquiátrico urgente, con las peculiaridades que éste presenta en nuestro ordenamiento al acordarse ab initio sin control judicial”, destaca.

El TC hace un llamamiento al legislador para que regule “a la mayor brevedad posible la medida de internamiento no voluntario por razón de trastorno psiquiátrico mediante ley orgánica” y añade que ya efectuó este requerimiento en el pasado, sin que haya sido atendido.

Anuncios

8 Respuestas a “El TC ampara a un enfermo con trastorno bipolar que fue internado en un psiquiátrico en contra de su voluntad

  1. Me quedo sin palabras. Yo tengo tropecientos informes que dicen que no tenía ningún tipo de trastorno. Empezando por el del Hospital Puerta de Hierro la madrugada que me llevaron.

  2. Javier, yo creo que se inventan enfermedades todos los abominables y mediocres psiquiatras a los que sólo les interesa el negocio (no las personas) y los corruptos del DSM que pactan con los laboratorios farmaceúticos, por ejemplo.

    No hay tantas enfermedades mentales como dicen (muchas se las inventan para meternos en cintura y otras, para captarnos como clientes), pero desgraciadamente, sí hay algunas y de hecho, a casi todos nosotros se nos irá la olla, si llegamos a cierta edad.
    Que a eso se le llame enfermedad mental geriátrica, cerebro viejo o deterioro lógico, es irrelevante (lo cierto es que el cerebro no funciona bien, casos similares también se dan antes de llegar a cierta edad, así como otros que tienen otras connotaciones y en ocasiones, la psiquiatría, consigue atenuar los síntomas, aunque no esté muy claro siempre, qué perjuicio ocasiona al atenuarlos).

    No voy a ver el vídeo. Tengo mis razones.

  3. El tribunal constitucional inadmite sistemáticamente cualquier asunto relacionado con la psiquiatría, este caso lo han admitido porque es una perogrullada de fuera de plazo, igualito que este asunto:

    El sistema psiquiátrico ruso llegó ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) por primera vez en octubre de 2003 – y fue hallado culpable. El tribunal falló, que Rusia violó sus propias leyes e internacionales cuando se tomó 40 días para revisar el caso de una paciente que había ingresado contra su voluntad. Y eso fue sólo una de muchas fallas en la lista.

    En vez de escamotear el verdadero debate constitucional:

    “Las audiencias de la Corte sobre las hospitalizaciones involuntarias suelen durar sólo unos minutos: los tribunales simplemente afirman las conclusiones alcanzadas por los psiquiatras sobre la necesidad de hospitalización. No sólo los jueces no citan a testigos del paciente, pero también rutinariamente hacen sus decisiones en ausencia del representante legal del paciente – y, a veces, incluso en ausencia del paciente.

    Sólo el 1 al 2 por ciento de todos los casos son revocados en apelación.

    Los tribunales no exploran los detalles de cada caso de hospitalización involuntaria. En su lugar, basan sus decisiones únicamente en las conclusiones formuladas por el grupo de psiquiatras de la clínica directamente involucrados en el caso.

    En la práctica, muchos jueces se niegan a considerar todas las partes de un caso. “No entendemos esto, vamos a confiar en los médicos”, es su justificación.

    Esta es una abdicación de la responsabilidad.”

    https://psiquiatrianet.wordpress.com/2010/11/30/rakevich-vs-rusia-en-el-tedh/

    El problema es que el que decide el internamiento es el psiquiatra ni el juez ni el forense que funcionan como papel autocopia, en este caso la autocopia actuó fuera de plazo.

  4. repsi,
    Sé que mi caso no es igual porque en ninguna de las tres ocasiones que lo intentaron consiguieron internarme (porque tuve la suerte de poder escaparme en la 2ª ocasión), pero sucede todo lo contrario a lo que explicas.

    El juzgado nº 2 de Majadahonda, al no poder internarme sólo con el certificado de Enrique Rojas – médico privado -, que presenta el ex, me envía a que me examinen en el Hospital público de Puerta de Hierro (y se amaña para que mi recogida la haga la policía en la madrugada siguiente y no inmediatamente después de presentarse la solicitud de internamiento – que se presentó por la mañana -, como debe ser en el caso de internamientos urgentes, ¿para qué vas a esperar a qué llegue la madrugada, si se trata de una urgencia?).

    Y al negarse el Hospital a internarme, el juzgado nº 2, pese haber recibido informe, se salta la opinión del Hospital (pasa del criterio de los psiquiatras de Sanidad pública) y amaña con el juzgado nº 3 que entraba de guardia (en mi opinión, amañó sólo con la secretaria María Luz Rubio), que me lleven directamente al psiquiátrico privado que Rojas recomendaba, para que allí decidan si el internamiento procede o no y, ¿qué iban a decidir allí?).

    Los docs. indican que incluso el juzgado nº 2 (me consta que fue la secretaria judicial Margarita), pasa el disquete al juzgado nº 3 (me consta que fue a la secretaria Luz Rubio), para facilitarle el trabajo del tecleado,

    http://enriquerojaschanchullosymentiras.blogspot.com.es/2011/06/certificados-medicos-falsos.html

    Para mí, indican que Enrique Rojas contaba con una estructura para quitar de en medio a quien le molestaba y que una secretaria judicial del Opus Dei, que cobra un sueldo que pagamos entre todos, formaba parte de esa estructura y en la práctica, tiene en sus manos privar de libertad y arruinar la vida y la salud de cualquiera que no comulgase con los principios de Enrique Rojas.

  5. Lo que sucede a continuación, es que al escaparme y poder denunciar, para tapar esta barbaridad del Estado de Derecho, la fiscalía pide archivo incesantemente y otras cosas, que como no sé si me interesa desvelar, no las cuento.
    Pero pese al tiempo transcurrido, sigue en mi cabeza hacer todo lo posible para que el sinvergüenza de Enrique Rojas, no pueda repetir sus hazañas, al menos advirtiendo a todos los que puedan caer en sus manos y el sentimiento de injusticia e impotencia.
    No ha pagado. No se puede hacer un duelo por el daño y enterrarlo.

    La seguridad que tenía Rojas en mi NO enfermedad, la pone él mismo de manifiesto al intentar que el Dr. José Mª Poveda, una de las personas que me vieron entonces, cambiase su testimonio en el juicio.
    Rojas, intentó manipular a uno de mis peritos. Y como estará la profesión de harta de lo que hace Enrique Rojas, que el Dr. Poveda, lo puso en conocimiento del juez que lo estaba juzgando, que a su vez, en mi opinión, no estaba juzgando para hacer justicia sino para seguir tapando, por lo que no hizo nada al respecto, ni tuvo en cuenta el intento de manipulación de un testigo-perito),

    http://enriquerojaschanchullosymentiras.blogspot.com.es/2011/05/enrique-rojas-para-salvarse-recurre-de.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s