El equipo que monitoriza a Breivik en la cárcel cree que no es un demente

Se encuentra en un hospital psiquiátrico

OSLO, 5 Ene. (EUROPA PRESS) –

El equipo de expertos que monitoriza a Anders Behring Breivik, el joven que mató a 77 personas el pasado mes de julio en Oslo y en la isla de Utoya, en su estancia en prisión ha afirmado que cree que no es un demente, al contrario de lo sostenido por los psiquiatras designados por el tribunal que le juzgó, según ha informado la agencia de noticias rusa RIA Novosti.

Breivik, que fue encarcelado tras admitir ser el responsable del asesinato de las 77 víctimas de sus ataques, se enfrenta a una detención indefinida en un hospital psiquiátrico después de que el examen psicológico al que fue sometido le declarara legalmente demente.

El fiscal Svein Holden indicó que la conclusión de dichas pruebas “es (…) que está demente”. “Vive en su propio universo ilusorio y sus pensamientos y actos están gobernados por este universo”, precisó.

Según Holden, Breivik desarrolló una esquizofrenia paranoide y estaba psicótico en el momento en el que colocó la bomba en Oslo y disparó contra los jóvenes que asistían a un campamento del Partido Laborista en una isla próxima a la capital noruega, y ha precisado que este estado mental persiste.

Sin embargo, esta conclusión ha sido rebatida por el equipo de cuatro psiquiatras que monitoriza a Breivik en la cárcel. En un informe enviado a Holden los expertos han asegurado que no creen que sea un psicótico o un esquizofrénico y han recalcado que no necesita tampoco tomar ninguna medicación.

El tribunal deberá decidir en las próximas semanas si ordena o no un nuevo análisis por parte de expertos psiquiatras, según recoge la cadena de televisión británica BBC.

Si la evaluación se mantiene, Breivik no sería sometido a un juicio penal sino que se enfrentaría a una audiencia judicial para determinar su incapacidad mental y el tiempo por el que permanecerá en una institución psiquiátrica.

A continuación, el joven se enfrentaría a audiencias similares de forma periódica para determinar si tiene que permanecer recluido en dichos centros, donde podría pasar toda su vida si se considera que sigue siendo una amenaza para la sociedad.

***

El psiquiatra dilatante que le etiquetó “esquizofrenia paranoide”  fue porque cumplía parcialmente un ítem de esquizofrenia paranoide.

Concretamente este:

F 20.0 Esquizofrenia Paranoide CIE-10

a) Ideas delirantes de persecución, de referencia, de celos, genealógicas, de tener una misión especial o de transformación corporal.

Olvidándose por completo de los demás ítems, y lo principal olvidarse que debe de cumplir el criterio general de esquizofrenia.

Estos olvidos se deben a que hay psiquiatras que creen que las enfermedades mentales, se causan por el pensamiento o sea si piensas de tal forma, te conviertes en un enfermo mental determinado, si piensas que tienes una misión especial de limpiar Noruega de extranjeros musulmanes y piensas que eres un caballero templario que tu misión es llevarlo a cabo sea como sea, el psiquiatra lelo dirá que has contraído una enfermedad mental en este caso “esquizofrenia paranoide” porque tu pensamiento coincide parcialmente con un ítem gramatical de dicho diagnóstico. Un médico dirá que debe comparar con el marcador biológico de esquizofrenia (los psiquiatras no usan ninguno), para saber si tiene o no dicha enfermedad, la gente normal pensará que este Breivik es un fanático extremo.

En este caso los psiquiatras de la prisión, han observado lo obvio que su comportamiento externo no tiene nada que ver, con otros esquizofrénicos paranoides que conocen, que no oye voces, ni hace gestos extraños, ni se mete con nadie, y que seguramente se muestra servil y sumiso con el personal de prisiones, porque al contrario de los otros su pensamiento es efecto de un fanatismo homicida, cumplida “la misión” solo le queda vegetar. Cualquiera sabe hacerse el “loco” no tiene más que hacer como hizo el psicópata del juego del rol, saca un dado de rol comenta que adopta una personalidad según la cara del dado que salga, y si el interlocutor es un lelo, la milonga será creída en su totalidad, y así fue al menos para un psiquiatra forense.

Por lo que o seguimos la recomendación de echar al perito psiquiátrico de los juzgados por parte del psiquiatra Ben Bursten, M.D. o esto será el pan del día de los juzgados.

Entonces se pregunta si es apropiado el experto psiquiátrico para conducir entrevistas o investigaciones, porque cada uno tiene el “sentido común” necesario para tal análisis crítico y el psiquiatra no lo tiene.

Fuente: https://psiquiatrianet.wordpress.com/2008/05/12/psiquiatria-ensayo-hecho-fantasia-en-la-sala-del-tribunal/

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s