Jared Lee Loughner es esquizofrénico

Jared Lee Loughner

Su ex-novia dice: Admite que él fumaba Marihuana y tomaba hongos alucinógenos, tambien comentó que él se está haciendo pasar por loco para no ir a la cárcel ya que no murió como lo deseaba. ahora quiere lucir mentalmente enfermo.

Pues lo ha logrado con semejante jeta 🙂

http://www.mediaite.com/tv/fox-news-jared-loughners-former-girlfriend-says-hes-faking-insanity/

11 Enero, 2011 – 12:04

Jared Lee Loughner, el autor del tiroteo del sábado en Tucson, Arizona, padece un desorden psiquiátrico, según el doctor Alan Lipman, especialista en enfermedades psiquiátricas.

Loughner, de 22 años, quien fue acusado el domingo por las autoridades federales de conspirar para asesinar a la congresista demócrata Gabrielle Giffords, “tiene claros síntomas de psicosis”, dijo Lipman en entrevista con la cadena CNN.

“Entender a Jared Loughner no va a ser con base en una ideología política; éste es un chico delirante, desorganizado y trastornado que, claramente según las evidencias ubicuas en internet, sufre de un desorden psiquiátrico, muy probablemente esquizofrenia paranoide”, dijo.

Lipman, fundador del Centro para Estudios sobre Violencia, añadió que testimonios del propio Loughner como “estoy preocupado por el control de la mente” y que “el gobierno me está escuchando”, son clásicos delirios de persecución presentes en la paranoia.

Loughner, quien fue descrito como “una persona mentalmente inestable” por una compañera de clases en la universidad comunitaria de Pima, había sido suspendido hasta que presentara un comprobante de su salud mental. La policía del campus intervino en cinco diferentes incidentes en los que él interrumpió las clases con agresiones verbales y actitudes violentas.

Ben McGahee, profesor de álgebra, lo identificó como alguien que constantemente retaba la figura de autoridad y dijo temer darle la espalda mientras escribía en el pizarrón por miedo a que

Loughner tuviera un arma.

“Tenemos un estudiante en la clase que fue problemático hoy, no estoy segura todavía si estaba drogado, como alguien sugirió, o trastornado”, dijo Lynda Sorensen en un correo electrónico dado a conocer.

Loughner abandonó la universidad antes de someterse a una evaluación de su salud mental, pero según las autoridades se le encontró una carta de un especialista en la que determinaba que el ahora acusado de asesinato no representaba un peligro para sí mismo o para otros.

Tras un cateo a la casa de sus padres ubicada a unos ocho kilómetros del supermercado donde realizó el tiroteo, las autoridades hallaron en una caja fuerte documentos en los que Loughner había escrito “Mi asesinato”, “Lo planeé por adelantado” junto al apellido “Giffords”.

También fue hallada una carta fechada en 2007 en la que la congresista Giffords le agradece haber asistido a un evento comunitario similar al del sábado en el que Loughner mató a seis personas, entre ellas el juez John Roll y la niña de nueve años Christina Taylor-Green.

En distintas declaraciones publicadas en las redes sociales y en YouTube, Loughner dice que había aprendido una “tradición mística’ en la que la gente busca “manipular sus sueños” a voluntad. Publicó también teorías de la conspiración referentes al “control” del gobierno sobre la mente de los individuos y preocupaciones sobre la estructura del lenguaje.

El doctor Lipman resaltó que los cambios radicales en la conducta, como mostrarse preocupado por señales de profecía, son síntomas inequívocos de perturbación mental.

En 2008, Loughner intentó enlistarse en el ejército pero fue rechazado. Reportes de prensa indican que dio positivo a los exámenes de consumo de drogas, aunque no está claro si fue rechazado debido a su inestabilidad mental. Loughner fue arrestado en dos ocasiones por cargos menores relacionados con drogas, que fueron desestimados después de que cumpliera programas comunitarios. El 30 de noviembre pasado, el joven nacido en Tucson compró una pistola semiautomática 9 mm en la tienda mayorista Sportsman’s Warehouse, a menos de dos kilómetros de su casa donde pasó la verificación federal de antecedentes penales.

http://eleconomista.com.mx/protagonistas/masacre-arizona/2011/01/11/jared-lee-loughner-neonazi-asesino

Jared Lee Loughner, un “lobo solitario” con problemas de indisciplina

Tucson, Arizona. 12 de enero. Profesores, amigos y vecinos de Jared Lee Loughner, acusado de la masacre del sábado en Tucson, lo han calificado como “un lobo solitario”, que tuvo varios problemas de disciplina en el pasado y una comportamiento inestable.”Yo me sentía muy incómodo cuando estaba en mi clase, tenía una mirada muy extraña y muchas veces pensé que podría estar bajo la influencia de alguna droga”, dijo Ben McGahee, profesor de álgebra del Colegio Comunitario Pima, en Tucson.

Agregó que algunos de los compañeros de clase del joven de 22 años le expresaron ese mismo sentimiento en algunas ocasiones.

Loughner fue arrestado el pasado sábado después que disparó en contra de una multitud congregada en un centro comercial en el norte de Tucson, donde la congresista demócrata de Arizona Gabrielle Giffords llevaba a cabo el primer evento del año con sus constituyentes.

Durante la balacera, seis personas perdieron la vida, entre ellas un juez federal y una niña de nueve años, mientras que otras 14 resultaron heridas.

La congresista de 40 años recibió un impacto en la cabeza lo que la tiene luchando por su vida en el Centro Médico Universidad (UMC), donde los médicos que la atienden reportaron ayer que puede respirar por sí misma y los exámenes no han mostrado una mayor inflamación en el cerebro.

El FBI, una de las agencias que investiga el caso, informó que en la casa del joven estudiante encontraron un escrito con frases escritas a mano donde decía “Mi asesinato, mi plan sigue adelante, o Giffords”.

El Colegio Comunitario Pima en Tucson confirmó que Loughner fue estudiante de la institución y que fue suspendido debido a problemas de comportamiento.

La escuela superior contactó a los padres del joven después de cinco incidentes a los que respondió la policía de la institución educativa aunque no dio mayor información por regulaciones internas de seguridad.

Por su parte, las autoridades que investigan el caso indicaron que el joven fue rechazado por el Ejército, pero tampoco se informó el motivo por el cual su solicitud de ingreso fue denegada.

En un vídeo colgado en la social de YouTube, Loughner asegura que sus libros favoritos son “Mi Lucha” de Adolfp Hitler, el “Manifiesto Comunista”, de Karl Marx y “Alguien voló sobre el nido del cuco” de Ken Kesey.

El pistolero asegura que la mayoría de las personas que viven dentro del Distrito Congresional 8 (distrito que representa Giffords), son analfabetas que no comprenden la gramática correcta del inglés.

En otro momento habla sobre los “métodos de lavado cerebral” que el Gobierno imprime en el país a través de lo que llama “el control de la gramática”.

Loughner se registró como votante independiente en 2006 y hasta el momento no se ha encontrado alguna prueba de que esté o si en algún momento de su vida estuvo afiliado a un movimiento ultraconservador.

Gran Wiens, de 22 años de edad y compañero de escuela de Loughner, dijo que éste parecía “flotar” siempre “haciendo sus propias cosas”.

Aseguró que el pistolero, quien se encuentra arrestado sin derecho a fianza, fumaba marihuana aunque desconoce con qué regularidad.

Agregó que nunca pensó que Loughner pudiera llevar a cabo un ataque como el que efectuó el fin de semana en Tucson.

Hasta el momento los padres Loughner se han mantenido en silencio.

Un vecino dijo a medios de comunicación locales que se sienten responsables de lo que pasó y se cuestionan en qué fallaron al criar al joven.

Lougner enfrenta cinco cargos federales: dos por el asesinato de dos empleados federales y tres más por el intento de asesinato de Giffords y dos de sus asistentes.

http://panoramaaz.com/panorama-actual/noticias/jared-lee-loughner-un-lobo-solitario-con-problemas-de-indisciplina-3059

Loughner es esquizofrénico

Juez declara que el responsable del tiroteo en Tucson no puede someterse juicio por problema mental

Por: SanDiegoRed 25 Mayo 2011 @ 1:26 pm

Washington.- Un juez federal en Arizona determinó este miércoles, 25 de mayo, que Jared Loughner tiene un problema mental y no puede someterse a juicio por el tiroteo en el que, en enero pasado, resultó herida la congresista Gabrielle Giffords, lo que suspende indefinidamente el caso criminal en su contra.

El juez federal Larry Burns determinó durante una audiencia que Loughner, de 21 años, no puede ser sometido a juicio porque carece de competencia mental para el proceso judicial.

Al menos uno de los médicos que dieron testimonio ante Burns dijo que Loughner tiene problemas de esquizofrenia, según dijo una fuente del tribunal a la cadena televisiva CBS.

Loughner será trasladado a una cárcel federal por un período de hasta cuatro meses, con la idea de que éste pueda recuperar su funcionamiento mental para afrontar el juicio.

Si al final de ese período, los médicos determinan que Loughner aún no está listo para someterse a juicio, las autoridades podrían extender su permanencia en esa cárcel.

En el caso de que se determine posteriormente que Loughner no podrá recuperar su capacidad mental para el juicio, el juez puede desechar los cargos en contra de Loughner, y las autoridades estatales y federales podrán solicitar que el acusado sea institucionalizado.

La defensa también ha descrito a Loughner como un hombre “con una enfermedad mental grave”, pero no ha indicado si argumentará que su cliente no es culpable debido a una demencia.

Durante la vista, Loughner fue retirado temporalmente del tribunal después de que comenzara a gritar frases como “ella murió frente a mí”, y otras aparentes incoherencias.

Cuando regresó a la sala, Burns le preguntó que si quería presenciar la audiencia, con la condición de que se comportara bien, o verla por una pantalla en una sala contigua.

“Quiero verla en la pantalla de televisión”, contestó Loughner, enfundado en un uniforme de prisionero color khaki.

Loughner se ha declarado inocente de los 49 cargos federales en su contra por el tiroteo del pasado 8 de enero en Tucson, Arizona, que dejó una decena de heridos, entre ellos a la congresista Gabrielle Giffords, y seis muertos, incluyendo una niña de nueve años y un juez federal.

Loughner pasó cinco semanas, entre marzo y abril pasados, en una cárcel federal en Springfield, Misuri, donde fue examinado por dos psiquiatras designados por el tribunal.

El pasado 28 de abril, uno de los psiquiatras revisó el expediente médico de Loughner para determinar si éste podía ser sometido a juicio.

Giffords, que resultó herida en la cabeza durante el tiroteo en las afueras de un supermercado, continúa en un programa de rehabilitación en un hospital de Houston, Texas.

http://www.sandiegored.com/noticias/12335/Loughner-es-esquizofrenico/

http://blogs.laweekly.com/informer/2011/01/jared_loughner_salvia.php

***

Este tío si da el perfil de esquizofrénico paranoide, que no da el protagonista del anterior post Anders Behring Breivik.

F20.0 Esquizofrenia paranoide.

Es el tipo más frecuente de esquizofrenia en la mayor parte del mundo. En el cuadro clínico predominan las ideas delirantes relativamente estables, a menudo paranoides, que suelen acompañarse de alucinaciones, en especial de tipo auditivo y de otros trastornos de la percepción. Sin embargo, los trastornos afectivos, de la voluntad, del lenguaje y los síntomas catatónicos pueden ser poco llamativos.

Las ideas delirantes y alucinaciones paranoides más características son las siguientes:

a) Ideas delirantes de persecución, de referencia, de celos, genealógicas, de tener una misión especial o de transformación corporal.

b) Voces alucinatorias que increpan al enfermo dándole órdenes, o alucinaciones auditivas sin contenido verbal, por ejemplo, silbidos, risas o murmullos.

c) Alucinaciones olfatorias, gustatorias, sexuales u de otro tipo de sensaciones corporales. Pueden presentarse también alucinaciones visuales, aunque rara vez dominan.

El curso de la esquizofrenia paranoide puede ser episódico, con remisiones parciales o completas, o crónico. En esta última variedad los síntomas floridos persisten durante años y es difícil distinguir episodios aislados. El comienzo tiende a ser más tardío que en las formas hebefrénica y catatónica.

Pautas para el diagnóstico

Deben satisfacerse las pautas generales para el diagnóstico de esquizofrenia y además deben predominar las alucinaciones o las ideas delirantes y ser relativamente poco llamativos los trastornos de la afectividad, de la voluntad y del lenguaje y los síntomas catatónicos. Normalmente las alucinaciones son del tipo descrito en b) y c). Las ideas delirantes pueden ser casi de cualquier tipo, pero las más características son las ideas delirantes de ser controlado, de influencia, de dominio y las ideas de persecución de diversos tipos.

Incluye:

Esquizofrenia parafrénica.

Excluye:

Estado paranoide involutivo (F22.8).

Paranoia (F22.0).

http://personal.telefonica.terra.es/web/psico/cie_10/cie10_F20-F29.html

Tiene trastornos de percepción “parecía flotar”, ideas delirantes sobre el control mental por la gramática inglesa, consumidor habitual de drogas (Cannabis y Salvia divinorum, un potente alucinógeno) y frecuentes conflictos escolares que le notaban que no le funcionaba bien la chota y según su ex-novia Ashley Figueroa se está “haciendo el loco” en este caso esto técnicamente se denomina disimulación (común en familiares o conocidos, del enfermo que excusan sus perturbaciones) o puede ser una jugada perfectamente planificada de antemano, todo este asunto de drogarse con alucinógenos y dejar mensajes por internet con muestras claras de estar perturbado, pero esas especulaciones tortíceras ya serían demasiado para un blog simple de psiquiatría como este.

Washington.- El acusado por la masacre de Tucson, en la que el 8 de enero murieron seis personas y 14 quedaron heridas, navegó en internet días antes del tiroteo para buscar información sobre la inyección letal y sobre asesinos famosos.

Según informó hoy el Washington Post en su edición digital, que recoge declaraciones de una fuente familiar con la investigación que pidió permanecer en el anonimato, las autoridades están examinando los discos duros del ordenador personal del sospechoso.

El historial de páginas visitadas por Jared Lee Loughner, de 22 años, los días anteriores a la masacre, puede convertirse en una prueba clave para que la acusación demuestre que no es mentalmente incompetente, aunque la defensa no ha anunciado aún si ése será su alegato.

La víspera del tiroteo Loughner reservó una habitación en un motel al este de Tucson e hizo varios viajes desde allí hasta casa de sus padres, donde se conectó a internet por última vez para buscar información sobre la inyección letal, el régimen de aislamiento en las prisiones y los asesinatos políticos.

http://www.sandiegored.com/noticias/4784/Loughner-buscaba-ser-un-asesino-famoso/

Otra cosa sería que planificara sólamente la masacre por cuestiones fanático-políticas como su colega Breivick, pero este Loughner tiene un historial de anormalidad y consumidor de drogas probado que no tiene el otro, aunque psiquiátricamente los dos sufren “esquizofrenia paranoide”, este diagnóstico suele ser muy elástico por psiquiatras dilatantes que no distinguen bien las categorías nosológicas del CIE-10 o DSM-IV, por eso como esquizofrénico paranoide te puedes encontrar lo más diverso desde gente que no tiene nada hasta psicópatas.

Otra cosa es que seguramente dicha “esquizofrenia paranoide” sería secundaria a un consumo de tóxicos alucinógenos como la Salvia Divinorum cuyo consumo está probado y del Cannabis que es un esquizógeno claro, o sea que no sea un esquizofrénico de tipo genético, habrá que saber si después del consumo ha recuperado más o menos la “cordura” y lo que sufriría sería un trastorno relacionado con sustancias; habría que hacer un diagnóstico diferencial con estos diagnósticos para hilar fino.

F10-19

Trastornos mentales y del comportamiento debidos al consumo de sustancias psicotropas

F1x.5 Trastorno psicótico

Trastorno que normalmente se presenta acompañando al consumo de una sustancia o inmediatamente después de él, caracterizado por alucinaciones (auditivas, pero que afectan a menudo a más de una modalidad sensorial), falsos reconocimientos, ideas delirantes o de referencia (a menudo de naturaleza paranoide o de persecución), trastornos psicomotores (excitación, estupor) y estados emocionales anormales, que van desde el miedo intenso hasta el éxtasis. Suele haber claridad del sensorio, aunque puede estar presente un cierto grado de obnubilación de la conciencia, que no llega al grado de un estado confusional grave. Lo característico es que el trastorno se resuelva parcialmente en un mes y de un modo completo en seis meses.

Pautas para el diagnóstico

Trastornos psicóticos que se presentan durante el consumo de una droga o inmediatamente después de él (por lo general dentro de las primeras 48 horas), siempre y cuando no sean una manifestación de un síndrome de abstinencia con delirium (ver F1x.4) o de comienzo tardío. Los trastornos psicóticos de comienzo tardío (comienzo después de dos semanas de consumo de la sustancia) pueden aparecer, pero deben codificarse como F1x.7.

Los síntomas son variados, ya que están en función de la sustancia y de la personalidad del consumidor. En el caso de las sustancias estimulantes, como la cocaína y las anfetaminas, estos trastornos psicóticos se presentan por lo general tras consumos prolongados o a dosis altas de la sustancia.

F1x.7

Trastorno psicótico residual y trastorno psicótico de comienzo tardío inducido por alcohol o por sustancias psicotropas

Estados en los cuales ciertos trastornos cognoscitivos, afectivos, de la personalidad o del comportamiento debidos al consumo de alcohol u otras sustancias psicotropas, persisten más allá del tiempo de actuación de la sustancia.

Pautas para el diagnóstico

La presencia de este trastorno debe estar directamente relacionada con el consumo de alcohol u otra sustancia psicotropa. Los casos cuyo comienzo tiene lugar con posterioridad a un episodio de consumo de sustancias sólo deben ser diagnosticados de trastorno psicótico residual inducido por alcohol u otras sustancias psicotropas, si hay una evidencia clara y sólida para atribuir al trastorno psicótico residual al efecto de la sustancia. Un trastorno psicótico residual implica un cambio o una exageración marcada de las formas de comportamiento previas y normales.

El trastorno psicótico residual debe persistir más allá del período en el cual puede asumirse razonablemente la presencia de los efectos directos de una sustancia en particular (véase F1x.0, intoxicación aguda). La demencia secundaria al consumo de alcohol u otras sustancias psicotropas no es siempre irreversible, y así las funciones intelectuales y mnésicas pueden mejorar tras un período de abstinencia total.

El diagnóstico de trastorno psicótico residual inducido por sustancias psicotropas puede subdividirse utilizando cinco caracteres:

F1x.70 Con reviviscencias (“flashbacks”), que pueden distinguirse de los trastornos psicóticos en parte por su naturaleza episódica, y porque frecuentemente son de muy corta duración (segundos o minutos) o por los síntomas de reduplicación (a veces exacta) de experiencias anteriores relacionadas con sustancias psicotropas.[Criterios DSM IV]

F1x.71 Trastorno de la personalidad o del comportamiento, cuando satisfagan las pautas de trastorno orgánico de la personalidad(F07.0).

F1x.72 Trastorno afectivo residual, cuando satisfagan las pautas de trastorno del humor (afectivo) orgánico(F06.30).

F1x.73 Demencia inducida por alcohol u otras sustancias psicotropas, de acuerdo con las pautas generales para demencias descritas en la introducción de la sección F00-F09.[Criterios DSM IV]

F1x.74 Otro deterioro cognoscitivo persistente. Se trata de una categoría residual para los trastornos en los que persiste un deterioro cognitivo pero que no satisface las pautas de síndrome amnésico (F1x.6) o demencia (F1x.73) inducidos por alcohol u otras sustancias psicotropas.

F1x.75 Trastorno psicótico de comienzo tardío inducido por alcohol u otras sustancias psicotropas.

Pero claro esté o no loco, después de cometer el crimen es imposible que su papel no sea el del esquizofrénico, no le interesa lo más mínimo estar cuerdo, por un cosa tan simple como la pena de muerte.

El acusado del tiroteo de Tucson, Arizona compareció por primera vez ante el juez en una audiencia en la que se planteó la posibilidad de pena de muerte.

Esposado y con la cabeza rapada, Jared Lee Loughner, de 22 años, apareció en el tribunal federal de Phoenix dos días después de irrumpir en un acto de la congresista demócrata Gabrielle Giffords en Tucson y abrir fuego contra 20 de los asistentes. El tiroteo acabó con las vidas de seis personas e hirió a otras catorce, entre ellas Giffords, que sigue hospitalizada en estado crítico pero estable después de que una bala le traspasara el cráneo.

El acusado, que quedó detenido sin posibilidad de fianza tras la audiencia, escuchó y asintió mientras el juez leía los cinco cargos a los que se enfrenta y las posibles sentencias, entre ellas la de pena de muerte por los dos cargos de asesinato en primer grado.

Aunque la acusación aún no anunció la sentencia que perseguirá para Loughner, los rumores de que será la pena capital se dispararon al salir a la luz los primeros resultados de la investigación, que muestran a un joven mentalmente inestable que planeó metódicamente el asesinato de Giffords.

Pese a que según el alguacil del condado de Pima, Clarence Dupnik, el propio acusado “no está diciendo una palabra” a la Policía, un simple registro de la casa de sus padres bastó para hallar un sobre con las palabras “lo planeé con antelación” y “mi asesinato” escritos en él, junto al nombre “Giffords”.

En la misma caja fuerte que contenía el sobre, encontraron también una carta que la oficina del congresista envió en 2007 a Loughner, en la que le agradecía su asistencia a un acto del “Congreso en tu esquina”, la misma iniciativa en la que el acusado desató la masacre. No obstante, esas pruebas son insuficientes para determinar sus posibles motivos para atentar contra Giffords, por lo que las autoridades se centran ahora en entrevistar a quienes lo conocían y analizar las señales de inestabilidad mental que él mismo dejó patentes en varios sitios de Internet.

http://tn.com.ar/internacional/00048528/pedirian-la-pena-de-muerte-para-el-tirador-de-arizona

Esto de la esquizofrenia es como la escena de la película “Cadena Perpetua” cuando el protagonista Tim Robbins para evitar los intentos de relaciones homosexuales por la fuerza de un grupito de presos, les dice que no es gay y no captan la idea, Morgan Freeman le responde “que ellos tampoco son gays, que antes tendrían que ser personas”, un psiquiatra tacharía a estas personas de homosexuales (por su comportamiento exterior sexual) cuando el lego (otro preso) sabe perfectamente que son sádicos y que de homosexuales no tienen nada.

Ellos tampoco son gays, hijo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s