El Tribunal Supremo da la razón a una mujer de Irun afectada por el medicamento Agreal

Rechaza el recurso del laboratorio que exigía la revocación de una sentencia anterior
24.06.11 – 11:57 –
JAVIER PEÑALBA | SAN SEBASTIÁN |


El Tribunal Supremo ha dado la razón a un colectivo de mujeres que se vieron afectadas por el consumo de un medicamento que bajo el nombre de Agreal (ex-antipsicótico flojo, benzamida sustituida) fue comercializado por los laboratorios Sanofi Aventis y recetado para paliar los síntomas de la menopausia. La resolución, según indica el abogado Fernando Osuna, que representa a las perjudicadas, afecta, entre otras, a una mujer de Irun.
En un comunicado remitido hoy, el letrado señala que el Tribunal Supremo considera que no hay razones para anular las sentencias que ya fallaron en contra de de la firma fabricante del medicamento. De esta forma, condena al laboratorio a indemnizar a las afectadas con cantidades que oscilan entre los 8.000 y 6.000 euros (menos que 3 meses de sueldo neto de un psiquiatra). Además, le impone las costas, es decir le obliga a pagar a los abogados y procuradores de las perjudicadas.
El Agreal es un fármaco ya retirado en el mercado en España y que era recetado para paliar los síntomas de la menopausia, que presuntamente generó daños físicos y psíquicos a mujeres que lo tomaron durante un largo período de tiempo.
Unos 4.000 afectados en España
Así lo reconoció en noviembre de 2007 la Audiencia Provincial de Barcelona en sentencia firme, al desestimar el recurso de apelación que la farmacéutica interpuso al fallo del primer juicio contra dicho producto en España y que condenó a Sanofi Aventis a indemnizar con 19.674 euros a dos afectadas y a la familia de una mujer de Málaga que se suicidó tras tomar el medicamento.
Se estima que en España hay alrededor de 4.000 afectadas. Hasta el momento se ha dictado una veintena de sentencias condenatorias contra la empresa, según indica el letrado Fernando Osuna.
En San Sebastián, dos mujeres, una de la capital guipuzcoana y otra de Pasaia llevan un año esperando a que un juzgado de se pronuncie la demanda que interpusieron contra la casa farmacéutica. Las denunciantes exigieron ayer el pago de indemnizaciones por un importe de 280.000 y 264.000 euros respectivamente por los daños que presuntamente les produjo el consumo del medicamento.

Fuente: Diario Vasco

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s