Acusado de abusos sexuales el psiquiatra que usó terapias aversivas y castración química para “curar” la homosexualidad durante el apartheid

Aubrey Levin, psiquiatra canadiense de origen sudafricano acusado de violaciones de derechos humanos por sus supuestas “terapias” contra la homosexualidad durante la época del apartheid, ha sido detenido acusado por uno de sus pacientes varones de abusos sexuales.

Aubrey Levin

Levin es conocido en Sudáfrica como “Doctor Shock” por el uso que -cuando era Jefe de Psiquiatría en un hospital militar- hizo de las descargas eléctricas como parte del “tratamiento” para “curar” a gays y lesbianas. La castración química también formaba parte de su “arsenal terapéutico”. Tras la caída del régimen del apartheid, en 1995 Levin se instaló en Canadá, donde continuó ejerciendo, llegando a ser profesor de psiquiatría forense en la Facultad de Medicina de la Universidad de Calgary. En estos momentos goza de la ciudadanía canadiense.

Levin nunca ha disimulado su homofobia. A fines de los sesenta, llegó a defender por escrito ante un comité parlamentario sudafricano que la homosexualidad continuara siendo ilegal con el argumento de que él “podía curarla”.  A partir de 1969, tras su ingreso en el Ejército como psiquiatra militar, Levin comenzó a poner en práctica las “terapias aversivas” de la homosexualidad, así como la castración química. Él siempre se ha defendido alegando que los “pacientes” se sometían voluntariamente. “Nosotros no tratábamos a los humanos como conejillos de indias, como los comunistas rusos. Nosotros sólo teníamos pacientes que querían curarse voluntariamente”, manifestaba ya en el año 2000.

Ahora, a sus 71 años, Levin ha sido demandado por uno de sus pacientes por un intento de abuso sexual, que al parecer la víctima llegó a grabar. En estos momentos se encuentra en libertad bajo fianza y suspendido como psiquiatra. Al parecer, numerosos pacientes de Levin se habrían puesto en contacto con las autoridades para denunciarlo también.

La detención de Levin ha puesto sobre la mesa la discusión de cómo es posible que Canadá permitiera a este individuo instalarse y trabajar en su suelo. Al parecer, no se trataría del único caso de médico acusado de violaciones de derechos humanos en Sudáfrica al que Canadá habría acogido. Por lo que se refiere a Levin, éste consiguió durante años, mediante amenazas de demandas judiciales, llegar a silenciar a los que intentaron denunciar sus abusos.

Otro flanco que se abre ahora es la revisión de las condenas judiciales en las que Levin actuó como perito psiquiatra.

Fuente: The Guardian

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s