Psychopathia Sexualis (Psicopatía del sexo)

Aquí dejo unos extractos sobre la sexualidad “patológica” especialmente sobre la obra cumbre “Psychopathia Sexualis” del psiquiatra alemán Richard von Krafft-Ebing, destacar que después del dinero, el segundo puesto en interés psiquiátrico es el sexo.

El libro:
Psychopathia Sexualis (Psicopatía del sexo) es una obra del psiquiatra alemán Richard von Krafft-Ebing (1840 – 1902) publicada en 1886. El libro fue escrito con la intención de convertirse en una referencia forense para médico y jueces, y también con la intención de evitar que fuese leído por aficionados, por lo que su estilo es muy especializado, como lo demuestran, entre otras cosas, la elección de un tecnicismo como título y la redacción de varios apartados en latín. A pesar de ello, la obra llegó a ser muy popular y alcanzó varias ediciones y traducciones.

En la primera edición de 1886, Krafft-Ebing dividió los desvíos sexuales en cuatro categorías:

* paradoxia, o el deseo sexual experimentado en etapas de la vida equivocadas, i.e., infancia o vejez.
* anesthesia, escasez de deseo.
* hyperesthesia, deseo excesivo.
* paraesthesia, deseo sexual sobre un objeto equivocado. Incluye aquí la homosexualidad, el fetichismo, el sadismo, el masoquismo, la pederastia, y otros.

Krafft-Ebing creía que el objetivo del deseo sexual era la procreación, y que cualquier forma de deseo que no tuviese como fin último a la misma, era una perversión. La violación, por ejemplo, era un acto aberrante, pero no una perversión, ya que de ella podría derivarse el embarazo.

***

Falso el objetivo del deseo sexual para el hombre/mujer es el placer no es la procreación, se puede procrear sin sexo, las clínicas de fertilidad in vitro, y tener sexo sin procrear. El placer (el circuito de recompensa) se encuentra en el cerebro, no se necesitan los genitales para obtener placer o usarlos de otro modo, por lo cual no puede haber desviaciones sino alternativas o atajos. La biología diseñó el sexo junto con el placer para reproducción de la especie, si en vez de placer se sintiera malestar, la reproducción por sexo habría desaparecido, por desaparición de la misma especie; pero el individuo inteligente puede usar ese mismo mecanismo separando la reproducción con el placer. Busca un fin diferente valiéndose del mismo medio.

El asunto de la procreación como un fin del deseo sexual es del individuo como ente biológico, los genes no sienten placer pero la persona sí, en cierto modo el mismo cuerpo droga al individuo con placer, para que esparza/reciba la semilla, lo más frecuentemente posible y gaste los recursos y tiempo en ello, no del individuo como ente personal que el fin del placer es el mismo placer no reproducirse, no es esclavo de su biología.

Es un juego de la zanahoria mutuo la naturaleza te da el placer si sigues el mecanismo de reproducción y la persona engaña a la naturaleza usando el instrumento genital obteniendo placer pero sin procrear, como la naturaleza no tiene ojos, por eso se dice que es ciega, no sabe si la metes/recibes en caliente o lo haces con condón o te la machacas en un calcetín (sería de ciencia ficción que los genes supieran que se está realmente procreando o te la estás machacando y suprimiera el mecanismo de recompensa que culmina en el orgasmo) es interesante destacar eso y compararlo con otros intereses espurios que se hacen en nombre de la naturaleza:

Continuamos.De acuerdo a los autores, las maldades cometidas por las brujas estan divididas en siete

“siete metodos mediante los cuales infectan con brujeria el acto venereo y la concepcion en el vientre.” [29]

Todos estos siete metodos obstruyen la procreacion:

“Primero, al inclinar a las mentes de los hombres a pasiones irregulares;
segundo, mediante la obstruccion de la fuerza generativa;
tercero, mediante la extirpacion de los miembros acomodados para esos actos;
cuarto, transformando a hombres en bestias mediante sus artes magicas;
quinto, mediante la destruccion de la fuerza generativa en las mujeres;
sexto, mediante el aborto;
septimo, la ofrenda de niños al demonio.” [30]

Estos son los “daños hacia los hombres” infringidos por las brujas. Las formas tradicionales de hechiceria como producir mal tiempo, dañar animales domesticos, etc son solo mencionados casualmente:

“…ademas otros animales y frutos de la tierra a quienes le hacen mucho mal.” [31]

Estos siete metodos traducidos al idioma moderno serian:

1. fornicacion y adulterio (los cuales tienden a prevenir la procreacion)
2. haciendo a los hombres impotentes o infertiles
3. castracion y/o esterilizacion
4. bestialidad y homosexualidad (ejemplo de satisfaccion sexual sin procreacion)
5. control de la natalidad
6. aborto
7. infanticidio

Bueno, esto si que es una sorpresa! De acuerdo a esta definicion, hay mucha gente practicando la brujeria a diario! Tambien notemos que de acuerdo al Martillo de la Brujas la brujeria por cierto no es un “crimen” imposible (tal como arruinarle la cosecha al vecino o enfermando a la vecina con magia).

Pero habia control de la natalidad en la edad media? Eran posibles los abortos en aquella epoca? Continuemos leyendo. El capitulo once del volumen I dice:

“Once. Las Brujas que son Parteras Matan en Variadas Formas el Niño Concebido en el Vientre y Procuran un Aborto; y si no hacen esto Ofertan al Recien Nacido a los Diablos.
Aqui se presenta la verdad concerniente a los cuatro horribles crimenes que los diablos cometen contra los infantes, en el vientre de sus madre y despues. … Y los siguientes son los metodos mediante los cuales son hechos: … es brujeria no solamente cuando alguien no puede hacer el acto carnal…sino tambien cuando a una mujer se le evita la concepcion o se le hace abortar despues de la concepcion. Un tercer metodo es cuando fracasan en procurar un aborto, en cual caso despues se devoran al niño o se lo ofrendan al demonio… Sin la ayuda de los demonios, un hombre puede mediante medios naturales, tales como las hierbas, savin por ejemplo, u otro emenagogo, procurar que una mujer no pueda generar o concebir.” [32]

***
Desde fines del siglo XVI a principios del siglo XX Europa fue el continente con el mas excesivo crecimiento demografico, que no solamente produjo grandes masas de trabajadores de clase baja que eran explotados por las clases gobernantes del capitalismo( quienes tenian otra razon para mantener el control de la natalidad ilegal y de esa forma siempre tener los suficientes seres humanos superfluos como para mantener los sueldos bajos), sino tambien para producir la presion popular que forzo a una considerable parte de la poblacion, millones y millones de personas, a emigrar a otros continentes .En estos otros continentes los colonos europeos no solamente continuaron con un comparable indice de natalidad, pero aun mas importante, exterminaron las poblaciones nativas y sus metodos de control de la natalidad y asi de esa forma destruyeron efectivamente los metodos, como lo hicieron sus ancestros en las epoca de las quemas de brujas. Con estos metodos los nativos mantuvieron sus numeros de poblacion estables por miles de años, pero desde su cristianizacion estos pueblos empezaron a experimentar un indice de natalidad comparables con los de Europa.
Fuente: https://psiquiatrianet.wordpress.com/2008/05/15/neuropsiquiatria-o-herejes-y-brujeria/

Si cuando decimos que la psiquiatría y la religión (poder mayoritario) van de la mano no es por capricho.

***

El psiquiatra alemán Krafft-Ebing (1840-1902) fue uno de los primeros que estudiaron sistemáticamente las variantes prohibidas del deseo sexual. En las amenas y minuciosas historias clínicas de sus pacientes, nos retrata la agitada vida de un conjunto de personajes perseguidos por la justicia e internados en manicomios. En ocasiones son seres inofensivos, pero sin lugar en la sociedad puritana de la época; otras, criminales brutales. Él fue quien acuñó términos como fetichismo, sadismo o masoquismo. Y aunque participó en la corriente medico-psiquiátrica que en el siglo XIX se encargaba de problematizar la sexualidad no procreativa (buscaba, por ejemplo, el origen de toda desviación en supuestas taras genéticas y en las prácticas masturbatorias) siempre mantuvo una actitud más comprensiva y abierta que la de sus contemporáneos. Aquí tenéis nueve de los más de doscientos casos que componen la obra original, publicada en 1886.

Ninfomanía. En la Europa Victoriana, una mujer encantadora pero con ardientes impulsos sexuales podía ser considerada perversa y sufrir persecuciones por parte de su familia y las instituciones.

Exhibicionismo. Historial clínico de un trabajador intachable que de vez en cuando, con unas copas de más, se sentía impelido a mostrarle sus genitales a las damas.

Homosexualidad masculina. Relato autobiográfico de un doctor alemán que tienen que emigrar al sur de Italia para vivir su sexualidad sin sufrir persecuciones. Interesante retrato de las subculturas “gays” urbanas de la alemania del siglo XIX.

Lesbianismo. Historia de un amor imposible entre dos mujeres que, por las presiones de su época, tienen que renunciar a su cariño y satisfacer las expectativas sociales casándose y llevando una vida matrimonial infeliz y frustrante.

Antipatía sexual. Las experiencias tragicómicas de una mujer apasionada, que finge ser hombre para poder desarrollarse profesionalmente, pero que acaba por aborrecer tanto la condición masculina que al final se inclina por los amores lésbicos.

Sadismo. Las extrañas conductas sexuales y fantasías de un hombre obsesionado con las nalgas femeninas y las azotainas.

Masoquismo. Sorprendentes confesiones de un paciente que solo se excita con mujeres grandotas, rudas y dominantes al estilo de las que describe Sacher-Masoch.

Fetichismo. Triste historia de un amante del cabello femenino, que acaba siendo internado en el manicomio por tener una manía: la de cortar cabelleras de mujeres, por sorpresa, en el centro de París, para luego excitarse con ellas.

Bestialismo. Inocentes actividades copulatorias con gansos y gallinas, sometidas a las graves consideraciones de la ley.

Fuente: Krafft-Ebing. Psychopathia sexualis.
Stuttgart : Ferdinand Enke, (1924)

Estas historias parecen relatos eróticos de sex-shop-verdulería a todo 100,  cientos de relatos similares que el autor nos describe como un autómata sin dar razones ni causas aparte de la degeneración.

Fuente: http://www.taringa.net/posts/tv-peliculas-series/2676947/Psychopathia-sexualis-_subtitulos-en-espanol-incorporados_.html

Caso 104: cortador de coletas

Cortador de coletas. E., 25 años. Una hermana de la madre es epiléptica, el hermano ha padecido convulsiones. E. dice haber sido un niño sano y buen estudiante. Con 15 años, al ver peinarse a una belleza de su pueblo, experimentó por primera vez un sentimiento libidinoso con erección. Hasta entonces, las personas del otro sexo no le habían causado impresión alguna. Dos meses después, en París, se excitaba poderosamente cada vez que veía los cabellos que descendían sobre la nuca de las muchachas. Un buen día no pudo contenerse y, cuando se presentó la ocasión, tomó entre sus dedos la coleta de una joven. Se le detuvo por este motivo y se le condenó a tres meses.

Después sirvió como soldado durante cinco años. Las coletas no representaban un peligro para él durante este periodo, pero tampoco le resultaban demasiado accesibles. No obstante, soñaba de cuando en cuando con cabezas de mujer con coleta o con el pelo suelto. Ocasionalmente, coito con mujeres, pero sin que el pelo de estas actuara como fetiche.

De vuelta en París, vuelve a tener los sueños arriba indicados y se excita enormemente con el pelo de mujer.

Nunca sueña con la figura completa de una mujer sino solamente con cabezas con coleta.

Su excitación sexual con este fetiche se había vuelto tan poderosa últimamente que se aliviaba mediante la masturbación.

La idea de tocar cabello de mujer o, mejor todavía, de poseer coletas para poder masturbarse tocándolas iba ganando cada vez más fuerza.

Últimamente, cuando tenía cabello de mujer entre los dedos, sufría una eyaculación. Un día había conseguido ya cortarles por la calle a tres niñas pequeñas sendas coletas de unos 25 cm de longitud y ponerlas a buen recaudo cuando le detuvieron mientras intentaba cortar una cuarta. Profundo arrepentimiento y vergüenza. No hubo condena. Lleva ya bastante tiempo en el manicomio y han dejado de excitarle las coletas de las mujeres. Cuando le suelten, tiene pensado irse a su tierra, donde las mujeres acostumbran llevar el pelo recogido (Magnan, Archives de l’anthropologie criminelle, vol. 5., N.º 28).

Fuente: http://psychopathiasexualis.enelfilo.com/

Estos anormales fetichistas no hacen más que repetir la impronta (el experimento Paulov a lo bestia y de manera inmediata) que recibieron en su despertar sexual,  si vieron una mujer cortándose el cabello o quitándose las bragas y se “calienta” el fetichista lo intentará repetir porque ha tenido una similar impronta que tienen los animales cuando nacen K. Lorenz lo describe perfectamente:

El zoólogo austriaco Konrad Lorenz (1903-1989) obtuvo en 1973 el premio Nobel y fue el fundador de la etología (conducta animal). Nació en Viena y se doctoró en medicina y zoología (1933) en esta Universidad. Llegó a ser muy conocido por sus esfuerzos para identificar lo que él llamaba patrones de acción fijos, que en su opinión estaban genéticamente determinados y se manifestaban a través de la influencia del medio ambiente particular a una especie animal. Propuso la hipótesis de que muchas tendencias animales y humanas se basan en pautas genéticas latentes y son desencadenadas por sucesos del medio ambiente.

Sugería que dichos patrones eran tan importantes para la supervivencia del animal como sus características fisiológicas, y que ambos factores tenían un desarrollo evolutivo similar. Quizá sea más conocido porque descubrió que los estímulos aurales y visuales de los progenitores de un animal son necesarios para inducir a éste a seguirles, pero que cualquier objeto, incluido un ser humano, podía inducir la misma respuesta empleando los mismos estímulos. Llamó a este fenómeno impronta.

Entre los años 1940 y 1950, Konrad Lorenz describió cómo los patitos que nacieron en su jardín de Altenberg lo tomaron como “madre pata”, siguiéndolo a todas partes. Los ánades nacen con una “disposición” a considerar “madre” al animal o artilugio que se mueva de un modo concreto y a una determinada distancia. Esta “programación genética” desenlaza una serie de comportamientos que favorecen la protección de las crías al amparo de sus progenitores.

La reacción a estos estímulos sólo se produce en determinados períodos de la vida del animal denominados “períodos sensibles”, y que son una mezcla de instinto y aprendizaje: por instinto, un pato Anser ansera acabado de salir del huevo sigue al primer ser u objeto que pasa por delante y, por aprendizaje, imita movimientos y conductas de su modelo.
No obstante, no sólo las aves, como gansos, patos y faisanes, desarrollan el fenómeno de la impronta. También se ha estudiado en diversas especies desde insectos a vertebrados. Los mamíferos también demuestran en sus primeras etapas vitales un apego y una preferencia permanente, por algo cercano que por lo común es su progenitor. De ahí que sea más fácil domesticar animales si desde cachorros han sido criados en casa, jugando un papel decisivo el olfato al resultar atraídos permanentemente por aromas similares a los primeros que percibieron.

Fuentes:

Como son anormales primitivos no son capaces después de salir de ese bucle-impronta, e intentarán hacer siempre lo mismo para excitarse, de todo hay en la viña del señor.

Zoofilia: Cuando no hay nada a mano, cualquier agujero es trinchera o viceversa o porque no le  hacen ascos los animales “irracionales”, como ocurre entre especies diferentes de animales irracionales.

Cuando ya llevaba el suficiente vino como para que su nariz se tornase rojiza me dijo que yo le caia bien, insistio que en las montañas uno se encuentra muy solo cuando solo está en compañia de sus ovejas y de sus perros, agrabó su brutal acento rural, seguramente debido al vino y adelantando la cabeza hacia mi como para contarme un secreto me contó la joya de la corona en cuanto a historias bizarras narradas.

…”Mira chico, alla arriba en la montaña un hombre se encuentra muy solo, la soledad es muy mala, te hace ver cosas y oir cosas, alla arriba un hombre está muy solo, su única compañia son los perros y las ovejas, yo lo he hecho, no me arrepiento porque alla arriba uno está muy solo, está muy solo con las ovejas y los perros, solo necesitas unas katiuskas (botas de agua altas) que te lleguen hasta la rodilla por lo menos, porque alla arriba un hombre se siente muy solo, debes quitarte los pantalones y ponerte las katiuskas sin pantalones, porque un hombre se encuentra muy solo alla arriba, debes de cojer a la oveja por las patas delanteras y doblárselas para que no coja el suelo, meterle las patas traseras en las katiuskas junto con tus piernas y así no te podrá cocear, porque las ovejas pegan coces cuando intentas follartelas, porque un hombre se siente muy solo alla arriba acompañado solamente por los perros y las ovejas, yo lo he hecho y no me arrepiento”…

Tras contarme que tambien era asiduo a los puticlubs de carretera que se encontraban situados a kilometros de su pueblo, que no se habia casado nunca y que habia vivido con sus padres hasta que estos murieron, le invité a la última y haciendo eses salio del establecimiento en dirección a la estación de autobuses camino de su casa y de sus queridas ovejas.

Fuente: http://historiasdeuncamarerodecadente.blogia.com/2007/082701-la-peor-historia-jamas-contada-como-follarse-a-una-oveja.php

AGENCIAS
19 de julio de 2005

Un hombre de unos 40 años murió en un hospital de Seattle (estado de Washington) tras ser sodomizado por un caballo en una granja frecuentada por zoófilos.

“Ni el médico forense ni el comisario, ni siquiera los investigadores de la policía, hemos visto jamás nada ni remotamente cercano a esto”, aseguró el jefe de la policía de Enumclaw (a 60 kilómetros al sudeste de Seattle), que trabaja en el caso.

Unos desconocidos llevaron a la víctima al centro hospitalario, donde se le apreciaron graves lesiones internas, entre ellas, el colon desgarrado, y terminó por desangrarse.

La investigación reveló que la finca se especializaba en actos de zoofilia y proponía a sus clientes, además de caballos, ponys, cabras, ovejas y perros. La dirección circulaba en sitios especializados en internet.

La Policía requisó en el lugar cintas de video con varios cientos de horas de grabaciones de actos sexuales entre hombres y animales.

El Código Penal del estado de Washington no prohíbe la zoofilia, por lo que hasta ahora no se ha arrestado a nadie, pero se investiga si en la finca se realizaba alguna actividad ilegal, dijo Sortland.

***

El Sado y el Masoquismo se explica con una sencillez asombrosa, los masoquistas les gustan las hostias sin consagrar, porque después del golpe, paliza, humillación, el organismo responde con la liberación de endorfinas, les excita la tortura porque saben que el organismo responde con un chute de endorfinas endógenas u opioides endógenos, no por otro motivo estos masoquistas reciben más placer que dolor, les dan naloxona (antagonista opiáceo) y echan a correr. El Sádico experimenta lo mismo pero a la inversa, le gusta consagrar hostias no recibirlas.

Los viejos verdes e inapetentes: los dos extremos siempre los ha habido y los habrá unos son más carnales y otros son más espirituales, el bromuro potásico está para los primeros.

El bajo deseo sexual ¿problema cerebral?
Científicos descubrieron que las mujeres que sufren problemas persistentes de baja libido parecen tener diferencias en la forma como funciona su cerebro.

Los investigadores de la Universidad Estatal de Wayne, en Detroit, Estados Unidos, afirman que ésta podría ser “evidencia sólida” de que el bajo deseo sexual tiene un origen físico.

Otros expertos creen, sin embargo, que el estudio demuestra que la libido funciona en el cerebro, pero no explica su causa.

En años recientes, cada vez se ha vuelto más aceptado por la ciencia el diagnóstico de “trastorno de deseo sexual inhibido” en las mujeres.

Sin embargo, continúa habiendo una controversia sobre si el término puede o debe ser utilizado para describir la falta de deseo sexual, la cual podría ser causada por una variedad de factores psicológicos, emocionales y físicos.

El estudio más reciente, presentado durante la conferencia de la Sociedad Estadounidense de Medicina Reproductiva en Denver, encontró diferencias en los procesos mentales de las mujeres con bajo impulso sexual.

Según el doctor Michael Diamond, quien dirigió el estudio, estos resultados sugieren que el deseo sexual inhibido es un problema físico genuino.

El investigador reclutó a 19 mujeres que habían sido diagnosticadas con el trastorno y comparó la respuesta de su cerebro con la de otras siete sin el trastorno.

En el estudio se utilizó un escáner de imágenes de resonancia magnética funcional, que puede medir los niveles de activación en diferentes partes del cerebro al detectar un aumento en el flujo sanguíneo.

Se pidió a las mujeres que miraran una pantalla durante media hora en la que se mostraban programas diarios de televisión intercalados con videos eróticos.

En las siete mujeres que no tenían el diagnóstico de deseo sexual inhibido se encontró un incremento en la actividad de las cortezas insulares, las partes del cerebro que se cree están involucradas en el procesamiento de la emoción.

Esto, sin embargo, no se vio en las mujeres con el trastorno.
Explicación física
Cerebro

No todos están de acuerdo en que la pérdida de libido está vinculada al cerebro.

Según el doctor Diamond “el haber podido identificar cambios fisiológicos creo que nos ofrece evidencia significativa de que éste es un verdadero trastorno y no sólo un constructo social”.

Sin embargo, otros expertos en medicina psicosexual no están enteramente convencidos.

Sandy Goldbeck-Wood, experta del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido afirma que aunque interesante, el estudio podría llegar a una conclusión equivocada.

Afirma que es necesario llevar a cabo un estudio más grande para asegurar que las diferencias identificadas en el cerebro están verdaderamente relacionadas a la función sexual y no a la depresión, que suele causar problemas sexuales.

Por su parte, Peter Bell, terapeuta sexual de la organización británica Relate, señala que la falta de actividad cerebral en respuesta a imágenes eróticas podría esperarse en una mujer que ha perdido interés en el sexo, por una amplia variedad de razones.

“Este trastorno es ahora una enfermedad médica reconocida, pero sigue siendo un misterio si hay una sola causa o varias” dice el experto.

Agrega que muchas cosas, desde un estilo de vida ocupado y exigente hasta problemas físicos como el síndrome de ovario poliquístico, podrían ser causa de la pérdida de libido.

“El asunto es que una vez que se otorga un nombre a esto, cualquier mujer que no se siente tan “sexy” como a menudo piensa que tiene un problema”.

“Yo creo que este trastorno existe, pero afecta a menos mujeres de las que se ha sugerido”, expresa.

Fuente: BBC

Exhibicionismo: Estos son otros anormales provocadores, no siguiéndoles el juego se les acaba la excitación.

Lo de los homosexuales, lesbianas, transexuales, ya lo hemos explicado anteriormente tienen el hipotálamo zona sexual inverso al fenotipo sexual y genotipo sexual. Como al final el que manda es esta glándula en cuestiones sexuales, no hay terapia aversiva/conductual que se imponga sobre una glándula que es filogenéticamente muy anterior al cortex, límbico, ganglios basales, sólo por debajo está el bulbo raquídeo.

Otra cosa es que haya homo-bisexuales culturales y más en épocas pasadas, cuando la cuestión sexual sólo era de ámbito privado, pero esos sólo son homo-bisexuales por elección no por obligación y no tienen nada que ver con los anteriores ni interviene el hipotálamo para nada sino el cortex.

De 100 homosexuales actualmente, 99 serán del primer tipo y 1 del segundo, pero la psiquiatría con su manía de mezclarlo todo, pillaban a un pseudo-homosexual del cortex, y lo reconducían con terapia aversiva y pensaban que los 99 homosexuales del hipotálamo iban a responder igual.

Para finalizar que el raciocinio y la mesura sobre la no patologización de la conducta sexual divergente, se discutió ya en 1897 por un médico no psiquiatra Henry Havellock Ellis.

Lamentablemente, esta opinión de que la homosexualidad es una enfermedad mental dominaría la psiquiatría, en gran parte debido a los escritos de un profesor de psiquiatría de Viena, Richard von Krafft-Ebing. Psycophathia Sexualis es un compendio de más de doscientos historiales de casos de individuos que ilustraron “las distintas manifestaciones psicopáticas de la vida sexual”; existe una sección de más o menos cien hojas, en las que se describe el “instinto sexual contrario” (homosexualidad), todos los individuos descritos en esta sección mantienen algún tipo de actividad sexual con individuos de su mismo sexo, no obstante, la gama de conductas es bastante amplia, y para incluirlos a todos se necesitó de una vasta categoría conceptual. El contexto y los detalles de las descripciones de Krafft Ebing revelan claramente su deseo de subrayar los aspectos extraños y perversos de la vida de los sujetos; declara que “esta anomalía en la sensibilidad psicosexual puede denominarse clínicamente un signo funcional de degeneración”.

Se creía que la sexualidad contraria, así como el alcoholismo, la locura y la idiocia, eran la expresión de un sistema nervioso de constitución defectuosa; además Krafft Ebing creía que la masturbación podía causar el desarrollo de la sexualidad contraria en los individuos “contaminados”.

Aunque Krafft Ebing desconocía la base biológica de la constitución anormal, estaba seguro de que se podía detectar su expresión. Creía que los individuos con sexualidad contraria iniciaban su actividad sexual antes, y que sus sentimientos sexuales eran más intensos. De este modo, Krafft Ebing, sentó las bases de unos estereotipos sobre la gente gay que iban a durar por lo menos 100 años: los homosexuales son asténicos superficiales pero supersexuados, incapaces de mantener relaciones maduras y proclives a la enfermedad mental. Para ilustrar esta teoría utilizó un total de 46 casos sacados de registros policiales, manicomios y obtenidos de otros psiquiatras y respaldó sus conclusiones con la obscura teoría de la degeneración.

Por otra parte Henry Havellock Ellis, médico ingles cuya serie de libros denominada “Estudios sobre la psicología del sexo”, lo convirtió en una de las principales autoridades sobre el tema de la sexualidad en el mundo de hable inglesa, realizó junto a John Addington Simonds (quien luego de su muerte se supiera en su autobiografía su tendencia homosexual y que su familia no permitió que se incluyera su nombre en la portada del libro) en el año de 1897 su libro Inversión Sexual en el que se prescindió de la teoría de la degeneración para explicar la homosexualidad: de hecho la dejó de lado por no considerarla válida, declarando que “degeneración era un termino que amenazaba con desaparecer de la terminología científica para convertirse en un mero insulto literario y periodístico “. Ellis también abandonó la idea de que la masturbación podía conducir a la homosexualidad, se anticipó a posteriores investigadores al afirmar que “la tendencia empieza antes de la pubertad….. generalmente entre los 7 y 9”; cuestionó la idea que la homosexualidad sea adquirida y no innata y quitó importancia al poder de la sugestión. Aunque no rechazó totalmente el papel de las experiencias infantiles, que veía como una homosexualidad “emocionante” dijo que “la semilla de la sugestión solo puede crecer en terreno abonado”. Quizás fue el primero en utilizar la palabra latente al hablar de homosexualidad

Ellis era consciente de que los datos procedentes del nuevo campo de la embriología demostraban que, como en el animal, en el embrión humano los órganos sexuales están tan indiferenciados que ” en la primera fase del desarrollo no se distingue el sexo”. Esta formulación de los orígenes de la homosexualidad sorprende por ser la presencia de la teoría moderna, al creer que los factores evolutivos llevan a “una modificación del organismo para que se adapte mejor que el organismo normal o medio a la experiencia de la atracción sexual por el propio sexo”. Este postulado tan absolutamente moderno de actuación de las predisposiciones biológicas innatas por influencia y experiencia medioambiental sigue siendo un concepto básico subyacente a la teoría de una amplia gama de atributos humanos variables: desde la altura hasta la orientación sexual o la inteligencia.

Ellis abogaba por la abolición de la condición de delito que condenaba a la homosexualidad, y se oponía a los tratamientos que pretendían curarla. Se oponía a los intentos de tratar la inversión sexual porque, para empezar, pensaba que posiblemente no podía curarse. Hacía caso omiso de las opiniones contrarias por considerarlas exageraciones para autopromocionarse, y veía la proclamación de las curas con profundo escepticismo. Consideraba que los matrimonios de homosexuales curados eran engaños desesperados originados por la retirada temporal de estas personas de su erotismo homosexual, y como respuesta a médicos carismáticos y autoritarios. “El cambio aparente resulta no ser profundo y la situación del invertido se vuelve mas desgraciada que antes, tanto para él como para su esposa.
Fuente: http://www.monografias.com/trabajos12/homosex/homosex.shtml

Estamos hablando la réplica de 1897  y los psiquiatras todavía en 1967 seguían igual con el DSM-II

302 Sexual deviations
.0 Homosexuality
.1 Fetishism
.2 Pedophilia
.3 Transvestitism
.4 Exhibitionism
.5* Voyeurism*
.6* Sadism*
.7* Masochism*
.8 Other sexual deviation
[.9 Unspecified sexual deviation]


Actualmente sólo está retirada la primera condición la 0, bajo presiones del colectivo gay no por ninguna convicción psiquiátrica sino por un 58% de votos, y el transexualismo sigue catalogado como trastorno mental, bajo el trastorno de identidad sexual, dicho colectivo también se quiere borrar como trastorno mental, aún sin conseguirlo.

Desviaciones sexuales de la segunda edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (el DSM-II) en 1973.[27] Esta decisión la confirmó oficialmente una mayoría simple (58%) de los miembros generales de la APA en 1974, que decidieron sustituir ese diagnóstico por la categoría más suave de “perturbaciones en la orientación sexual”, que se sustituiría más tarde, en la tercera edición (el DSM-III), por el término homosexualidad egodistónica, que a su vez se eliminaría de la revisión de esa misma edición (DSM-III-R) en 1986. La APA clasifica ahora el persistente e intenso malestar sobre la orientación sexual propia como uno de los “trastornos sexuales no especificados”.[28]

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Homosexualidad

La Asociación Americana de Psiquiatría (APA) ha hecho pública una primera versión de la quinta edición del DSM (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders), quizá el “catálogo” de enfermedades mentales más utilizado del mundo, y que junto a la Clasificación Internacional de Enfermedades de la OMS constituyen los dos principales métodos de clasificación de las mismas, en función de la presencia o no de una serie de criterios. Pues bien, este primer borrador del DSM-V hace oídos sordos a las demandas de despatologización de la transexualidad realizadas desde ámbitos LGTB internacionales. Introduce, eso sí, cambios significativos.

Quizá la novedad fundamental consiste en el nombre que los psiquiatras de la APA pasan ahora a dar al “trastorno”, que implica además un cierto cambio conceptual. De “Trastorno de la identidad sexual” se cambia a ”Incongruencia de género” (“Gender incongruence”). Los argumentos que la APA da para justificar el cambio es que el elemento central del “trastorno” es el desajuste psicológico derivado de la incongruencia entre el género asignado a la persona en el momento del nacimiento y la identidad de género que la persona siente y manifiesta. Se deja fuera de la definición, por tanto, conceptos como el sexo biológico o la presencia o no de determinados órganos genitales.

Fuente: http://www.dosmanzanas.com/2010/02/la-nueva-version-del-dsm-v-mantendra-la-patologizacion-de-la-transexualidad-aunque-introduciendo-cambios.html

Anuncios

4 Respuestas a “Psychopathia Sexualis (Psicopatía del sexo)

  1. de acuerdo al psicoanalisis,la vaca esa que fue perseguida por el burro,inconcientemente lo provoco..
    personalmente creo que era buscona pero habria que ver si no hay antecedentes psiquiatricos del burro. entre nosotros no es recomendable agacharse cerca de el.

  2. Pingback: FAMOSOS MUERTOS O LESIONADOS POR LA PSEUDOCIENCIA PSIQUIÁTRICA o sus antepasados II parte « Psiquiatría NET·

  3. Pingback: La pedofilia y la psicología evolucionista | neurociencia neurocultura·

  4. Pingback: Sadomasoquismo, ¿y eso con que se come? | Hablemos de BDSM·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s