Liberatory Psychiatry:Philosophy, Politics and Mental Health

Este libro traducido como Psiquiatría Liberatoria: Filosofía, Políticas y Salud Mental, es un conjunto de artículos de psiquiatría crítica anglosajona por diversos autores y otros de sus escritos están recopilados en la web http://www.mentalhealth.freeuk.com/article.htm, son psiquiatras anglosajones que ven los matices del fraude en que están inmersos y lo exponen por escrito al contrario que la corriente principal, pero no son radicales, y son algo ingenuos, para el nivel que hay ahora en blogs anglo sobre temática PSI y la diferencia se nota porque la mayoría de bloggers no son psiquiatras y estos sí.

Liberatory Psychiatry

Este libro en Inglés se puede encontrar en Scribd

En el blog tenemos a:

Sami Tamimi (Psiquiatra Infantil)

En un comentario al artículo de Szasz  La orden de protección psiquiátrica para el paciente mental maltratado

https://psiquiatrianet.wordpress.com/2009/10/03/la-orden-de-proteccion-psiquiatrica-para-el-%E2%80%9Cpaciente-mental-maltratado%E2%80%9D/

Joanna Moncrieff

Su vida y obra

https://psiquiatrianet.wordpress.com/2008/09/29/joanna-moncrieff-md/

Una obra de este mundo crítico light anglosajón “Postpsiquiatría”

https://psiquiatrianet.wordpress.com/2008/09/30/postpsiquiatria/

Este libro trata sobre la existencia futurible de una posible “Psiquiatría Liberadora” como si ya no lo fuera.

Un párrafo a colación:

En el capítulo 4, Bradley Lewis señala que anteriores esfuerzos liberadores, por ejemplo, Pinel, Tuke, Freud, Lacan y Szasz, fueron creados y diseñados por “expertos”. Sin embargo, sostiene que la psiquiatría liberadora no puede lograrse sin la participación de los usuarios de servicios, que son los principales interesados de la psiquiatría. Así, la próxima ola de la reforma debe ser liberadora y conducida democráticamente. Informada sobre todo por una perspectiva posmoderna, Lewis examina algunos de los problemas de la teoría y la práctica impulsada por expertos. A continuación, pasa de la crítica a la  aplicación. Él propone tres etapas para una psiquiatría democrática. Estas medidas consisten en la reforma de la American Psychiatric Association, la creación de una red de psiquiatría crítica, y la reconfiguración de la atención clínica con un marco narrativo.

***

¿Que los usuarios están interesados por la psiquiatría?, este tío se ha tomado un tripi, la inmensa mayoría de usuarios si en vez de psiquiatría pondría confesionario o parada para cansados o apeadero para los que no tienen padrino, o enchufes sanitarios, les da igual. La mayoría sólo van a por beneficios no médicos, ahí es donde está el placebo si ponen, en comparación fluoxetina o baja médica en aumento de bienestar en la salud medido por un test, sin ningún lugar a dudas gana la baja por mayoría, de goleada.

La tipología de pacientes cambia un montón por eso mismo, un psiquiatra del tercer mundo donde la seguridad social es mínima o nula, sólo verá enfermos neuropsiquiátricos un psiquiatra europeo verá a la inversa gente con “problemas mentales” y los otros serán una completa minoría.

El poder de la baja la tiene la medicina, ni la iglesia ni adivinadores, ni filósofos; lo narrativo que le cuentes toda la vida a un extraño no tiene valor o solución sino se le añade una compensación económica o beneficio tangible, la gente no va en masa para intercambiar valores intangibles, o salir perdiendo.

Por eso la psiquiatría tiene tanto poder, puede liberar a un montón de gente de sus problemas crónicos insolubles declarándose inhábil mental bajo el prisma de la “enfermedad mental”. Es un intercambio de cromos, lo intangible por lo tangible. Esto tan obvio lo descubrió Freud hace más de un siglo la “patología” a curar, es la misma solución al enfermo.

Ahí está el poder liberatorio de la psiquiatría


Una manifestación del día de la salud mental, siempre sale la misma imagen, en vez de manifestarse enfermos mentales se manifiestan a los que los sufren, padres mayores jubilados, hartos, enojados con hijos con esquizofrenia sin tratar, consumidores habituales de ansiolíticos para aguantar a lo que tienen en casa, esquizofrénicos para cobrar la pensión y vivir tocando los huevos a los familiares y sin medicación alguna, enfermos neuropsiquiátricos mezclados con “enfermos mentales”. Ya que este es el único colectivo que se manifiesta de los enfermos mentales, los familiares de pacientes esquizofrénicos en el día de la salud mental.

Este es el presidente de la asociación

Las asociaciones de familiares de enfermos mentales, es única asociación en el mundo aparte de enfermos totalmente dependientes o inhábiles, que sus asociados son los familiares y no los que padecen la enfermedad, tiene bemoles la cosa, estas asociaciones no son más que agencias baratas de viajes que se reunen los familiares para airearse y huir unos días de sus vástagos enajenados.

Un coautor del libro se ha llevado más de medio millón de dolares por algo tan trascendente e innovador como el estudio de las diferencias en las patologías psiquiátricas en pacientes mayores y de etnias diversas. 😉

Carl Cohen

Etnogerontología: La psiquiatría de la etnicidad y la edad

Brooklyn es ahora un centro de investigación en etnogerontologia, ” un nombre general para una variedad de actividades con participación de las minorías en el envejecimiento”, explica Carl Cohen, MD, profesor de psiquiatría y jefe de la División de SUNY Downstate of Geriatric Psychiatry.

Él y Carol Magai, Ph.D., una psicóloga de la Universidad de Long Island, están trabajando para establecer un Centro de Estudios Étnicos para definir mejor la forma en la interacción de la cultura y la edad afectan a la salud mental. Los Dres. Cohen y Magai han obtenido  $ 540.000  Premio  a la carrera de Liderazgo del Instituto Nacional sobre el Envejecimiento para apoyar sus investigaciones.

***

No sé que interés pueden tener estas obras que son escritos refritos por psiquiatras para psiquiatras un cúmulo de perogrullos, sofismas y bucles e historias más contadas que los misterios de las Pirámides de Egipto o las Profecias de Nostradamus  en la revista “Más allá” , y no de psiquiatras para lectores en general.

Por eso estas obras no se traducen al Español, no tienen mercado para el lector general

Thomas Szasz y las obras de los 70 se han quedado en algunos sentidos anticuados y otras totalmente rebasadas o erróneas como las de Laing, Cooper, Basaglia fallaron fundamentalmente en que quisieron reconvertir al enfermo neuropsiquiátrico en enfermo mental, aunque lo fundamental sigue siendo válido en otros autores como Szasz, Goffman o Foucault ( es criticado porque el poder no sólo va dirigido de arriba abajo, sino que los de abajo utilizan el poder psiquiátrico para fastidiarse entre ellos, o sea es democrático) por eso son libros de cabecera aunque hayan sido escritos hace décadas, en el anterior post vimos el estigma de la enfermedad mental, “ese estigma”  desapareció hace lustros pero algunos todavía siguen con la cantinela, porque no hacen más que copiar, un autor actual que habla de la Psiquiatría Libertadora es Guillermo Rendueles Olmedo más adaptado a la realidad hispana.

Hoy la gente acude a Salud Mental en masa:

Los datos de Sanidad certifican la misma tendencia al alza en lo que se refiere a las consultas. Los vascos acudieron en 667.199 ocasiones al despacho del especialista (de una población de 2 millones escasos), 33.461 visitas más que el año anterior. Pese a este aumento, las previsiones indican que hasta el próximo mes de diciembre las estadísticas tenderán a mantenerse. «Se ha tocado techo; apenas se notará una subida», vaticina De la Rica.
En este contexto, Ana González Pinto, presidenta de la Sociedad Vasco-Navarra de Psiquiatría, considera que son dos los factores los que explican el aumento progresivo de la demanda. De un lado, apunta, hay que tener en cuenta «la llegada de ciudadanos inmigrantes en difíciles condiciones». De otro, el «envejecimiento de la población, que eleva el número de casos porque las personas de edad avanzada son más propensas a sufrir problemas psíquicos». A todo este panorama hay que añadir la crisis económica y sus consecuencias, como el aumento del desempleo, que han elevado el número de consultas por depresiones y estrés.
Patologías más severas
La recesión parece haber agravado un problema que ya era muy extendido. Los trastornos de tipo depresivo son, de hecho, los más habituales dentro de las patologías que tratan los especialistas en salud mental. Se calcula que este tipo de dolencias atenaza a unos 240.000 vascos -entre un 10% y un 15% de la población, según las estadísticas sanitarias-, junto a los cuadros de ansiedad (nervios, excitación, angustia), también muy habituales. En ambos diagnósticos, las causas que los originan son de muy diferente naturaleza. «Pueden derivar de muchas fuentes. Desde conflictos laborales o motivados por no conseguir las metas que uno se propone, hasta discusiones con la pareja o perder a un ser querido y cercano», destaca el responsable de Asistencia Psiquiátrica del Servicio Vasco de Salud.

La Psiquiatría de hoy sólo es represiva en algunos aspectos y para una minoría jóvenes, ancianos, pero para una inmensa mayoría es una psiquiatría libertadora de los problemas terrenales. Los anglosajones no tienen la suerte de tener a un Guillermo Rendueles Olmedo, nosotros sí por eso estas obras no valen un pimiento (están atrasadas y caducas).
La psiquiatría actual es tan liberatoria que nos ha librado de liberarlos.

Ya no hace falta tenemos a la psiquiatría
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s