¿Fue Jesús un Loco?

¿Fue Jesús un Loco? Investigación sobre la Salud Mental de Jesucristo

Ahora me llaman loco, jesús

Por Don Havis, febrero de 2001

Lo primero que debe decirse sobre el título y el contenido de este artículo es que estoy plenamente convencido que cualquier intento de hacer algún tipo de declaraciones, incluso razonablemente precisa sobre la salud mental de una persona que puede o no haber vivido cerca de hace dos mil años es completamente !absurdo! De hecho, es opinión de este escritor que la mitología cristiana es sólo éso mitología. Ciertamente la divina trinidad o “Jesús, nacido de una virgen” nunca existió. Sin embargo la cuestión de si existió o no alguna vez un ser humano real en torno al cual las leyendas cristianas diversas crecieron, sigue abierto a debate. Así a esto último es a lo que dirigimos el análisis sobre su salud mental, ¿o el Jesús humano posiblemente también sea inexistente?  La respuesta es el Jesús anterior del mítico, no este último. Pero, ¿cómo puede ser esto posible? usted puede decirlo. La respuesta es que esto podría ser por lo menos una investigación hipotéticamente posible si puedo persuadir al lector a aceptar una hipótesis enorme e irracional sea cierta. ¿Qué es esa suposición? ¿Está usted listo? Aquí está:
Para el cristiano la Santa Biblia es la palabra inspirada de Dios.

Obviamente, como la palabra “inspirada de Dios” debe ser del todo cierto. ¿Dios nos miente en su propio libro? ¡Apenas! Por lo tanto, vamos a por el momento, hacer exactamente lo que los cristianos nos gusta hacer. Vamos a aceptar su palabra de que todo en la Biblia es exacta como fueron presentados; que todas las palabras que Jesús supuestamente dijo que eran, de hecho pronunciadas por Jesús y fueron registrados con precisión y transmitidos a nosotros sin el menor cambio. Además, todos los informes de otros testigos suponen que Jesús y su comportamiento también se han registrado correctamente en el libro sagrado. Podríamos conceder algunas pequeñas “márgenes de maniobra” a esta disposición estricta al permitir que todo lo que está escrito – aún algo escrito por una gran autoridad esta mañana – pueden ser objeto de una interpretación por parte del lector. Por ejemplo, si se informa de que un ángel habla o se apareció a Jesús, estamos en libertad de admitir que Jesús pensó o imaginó que un ángel le habló o se le apareció. Informó con precisión (o de otros reportados con exactitud) lo que pensaba ser la verdad. Con esta gran salvedad aceptada por el lector, ahora podré llevar a cabo nuestra investigación.

Afortunadamente, no hay necesidad de este escritor hacer la “investigación original” en este ámbito. Varios escritores anteriores han examinado la cuestión de la salud mental de Jesús – incluyendo serias dudas sobre su cordura – en profundidad. De hecho, no parece haber sido una verdadera epidemia este tipo de investigación por escrito hasta la segunda mitad del siglo 19 y las dos primeras décadas del siglo 20. Por supuesto, éste era el momento del nacimiento y temprano interés intenso en el nuevo campo de la psiquiatría. Desde entonces sin embargo, ha habido un extraño silencio sobre esta cuestión. Ha habido muchos psicólogos y psiquiatras contemporáneos que han escrito sobre el tema general de la religión y su efecto sobre la salud mental, tal vez el más prominente entre ellos ha sido el Dr. Albert Ellis. Sin embargo, he sido incapaz de encontrar cualquier profesional moderno de salud mental que ha escrito específicamente sobre la salud mental de Jesús. De hecho el artículo más reciente que este escritor fue capaz de encontrar que tratan específicamente la cuestión de la salud mental o salud mental, del Jesús bíblico era un artículo de E. Haldeman-Julius titulado “Crazy Jesús”, publicado en 1925. (1) En efecto, este escritor agradecería mucho “feedback” de cualquier lector que pudo haber descubierto escritos más recientes, en particular por los psiquiatras modernos, sobre este tema. Mi muchas horas en la biblioteca local y hacer varias “web-busca” no han producido ningún resultado. Hubo, sin embargo, una mención bastante reciente de la mala salud mental de Jesús por un psiquiatra moderno llamado Dr. Clifford Allen (Probablemente Clifford Edward Allen, un psiquiatra británico nacido en 1902) en un folleto publicado por la prensa americana atea. El Dr. Allen fue citado diciendo que “clasifica a Jesús como un paranoico esquizofrénico”. (2) Lamentablemente, esta cita no está a pie de página y no he podido comprobarlo.

Un examen exhaustivo de todos los escritos conocidos sobre esta cuestión queda fuera del alcance de este documento. Sin embargo, voy a mencionar una serie de los conocimientos más bien de los autores que han abordado la cuestión de la salud mental de Jesús, y presentaré muy brevemente, un resumen de su opinión sobre este tema.

Probablemente, el crítico más famoso de Jesús de los últimos doscientos años fue David Friedrich Strauss. En su primer libro sobre la vida de Jesús, publicado en 1835, opinó que Jesús fue simplemente un religioso “fanático”. Sin embargo, en su segunda vida de Jesús de 1864, consideró el fanatismo de Jesús, “cerca de la locura.” (3.) (P. 35 Schweitzer..)

Otro trabajo temprano en la mentalidad de Jesús fue Oskar Holtzmann, War Jesu Ekstatiker? De 1903. (¿Fue Jesús extático?) Sí, se sentía. “Extático” era una especie de manera agradable de decir que Jesús no estaba en contacto muy fuerte con la realidad.

Emil Rasmussen escribió en 1904 un libro en danés, que fue traducida rápidamente al alemán en 1905. El título del libro era “Jesús – Un estudio comparativo en Psicopatología”.

Rasmussen llegó a la conclusión de que Jesús era un epiléptico. Señala a la evidencia de ambos tipos de ataque epiléptico, un pequeño mal en Getsemaní, y un gran mal en la limpieza del templo. Él ofrece poca evidencia de otros casos, sin embargo su libro es casi unánimemente condenada por la mayoría de los otros escritores sobre el tema.

Otro de los primeros escritores sobre el tema fue el Dr. George de Loosten que publicó Jesucristo desde la perspectiva de un psiquiatra en 1905. De Loosten aparentemente explica el comportamiento extraño de Jesús en varias ocasiones a causa de que se vea empañado por una mala herencia que le hizo un “degenerado” con un “sistema delirante fijo”. Naturalmente, el Dr. de Loosten no era muy popular entre los cristianos de su tiempo, ni de la actualidad. Sus ideas no fueron aceptadas ampliamente.

Otro escritor que abordó la cuestión de la salud mental de Jesús hacia el cambio de siglo fue Charles-Binet Sangle. Su libro, La Folie de Jesús (La demencia de Jesús) se publicó en París en 1910. El título lo dice todo. El Dr. Binet-Sangle diagnósticos a Jesús como “dementes”. En concreto, llama la enfermedad de Jesús “paranoia religiosa”. El estudio psiquiátrico  del Dr. Binet-Sangle de Jesús hizo especial hincapié en los diversos eventos informados que el médico llegó a la conclusión que eran alucinaciones. Específicamente identificó siete alucinaciones. De estos siete, dos eran “puramente visuales y cinco que se describen como visuales y auditivas-verbales.” (4)

Dos libros más sobre este tema completan lo que anteriormente conocido como un “brote” de súbito interés en la salud mental de Jesús en la primera parte del siglo 20. Los libros mencionados fueron publicados originalmente en un idioma distinto del Inglés, por lo que no se notó por primera vez su influencia en este país.

En 1912, un prominente psiquiatra de Nueva York, el Dr. William Hirsh publicó un libro titulado, La religión y la civilización – Conclusiones de un psiquiatra. Del doctor Hirsch enumera varios incidentes de comportamiento aberrante por parte de Jesús, está de acuerdo con las opiniones de Binet-Sangle con respecto a las alucinaciones de Jesús, y apunta a su “megalomanía, que montaba sin cesar e inconmensurablemente”. La conclusión del Dr. Hirsch fue bastante fuerte. Dijo que Jesús estaba “paranoico”, puro y simple. Añadió que, “Todo lo que sabemos acerca de él (Jesús) se ajusta tan perfectamente con el cuadro clínico de la paranoia que es difícilmente concebible que la gente incluso puede poner en duda la exactitud del diagnóstico”. (5), debo añadir que he encontrado que esta declaración es un poco “dogmática”, especialmente viniendo de un psiquiatra. Del doctor Hirsch se sentía muy seguro de su “conclusión”, y no midió sus palabras.

Justo después del doctor Hirsch publicó su libro, el famoso Dr. Albert Schweitzer escribió en alemán su libro, el estudio psiquiátrico de Jesús. El libro fue escrito principalmente para contrarrestar lo que el Dr. Schweitzer sentió a su juicio por entonces varios ataques injustificados y viciosos contra la cordura de Jesús. Hace algunos buenos incisos, como es justo analizar los eventos dentro del contexto de la cultura y los tiempos supersticiosos durante el cual estos eventos supuestamente se llevaron a cabo. Sin embargo, en general he encontrado su defensa de la cordura de Jesús como “creyente defensor” por decir lo menos. Una parte valiosa de su libro, sin embargo es que resume los argumentos de los críticos de Jesús antes mencionadas.

El libro más reciente que he podido encontrar sobre este tema, y uno de los libros más útiles publicados después de la carrera inicial de libros en el siglo 20, es “La salud psíquica de Jesús” por el Dr. Walter Bundy, 1922. Dr. Bundy, como Albert Schweitzer, resulta ser un apologista muy fuerte para Jesús. Sin embargo, también como el libro de 1913 del Dr. Schweitzer, el libro del Dr. Bundy es un poco mejor y más reciente resumen de todo lo que el Dr. Bundy pide a los libros de psicopatología escritos con anterioridad acerca de Jesús. Al final el Dr. Bundy concluye que, “La patografía de Jesús sólo es posible sobre la base de una falta de familiaridad con el curso y las conclusiones de la crítica del Nuevo Testamento y una solicitud de aficionados de los principios de la ciencia de la psiquiatría”.(6) (p. 268). Es interesante que el Dr. Bundy acusa a varios psiquiatras eminentes en Alemania y los Estados Unidos de conclusiones “amateur”. A lo largo de libro del Dr. Bundy se tiene la impresión de que estos investigadores, salvo el doctor Schweitzer por supuesto, simplemente no eran tan inteligentes o con conocimiento de la verdad de los hechos como fue el Dr. Bundy.

Ahora es el momento de recurrir a la evidencia de que por lo general es más citada por los autores anteriores y otros que, o bien apoyan – o no apoyan, según algunos como Schweitzer y Bundy un “diagnóstico” de algún tipo de patología mental en el Jesús bíblico. Después de examinar las “evidencias” como se cita directamente de la palabra inspirada de Dios, voy a dejar que el lector saque sus propias conclusiones respecto a la salud mental de Jesús.

En primer lugar, hay que decir que muchos de los escritores antes mencionados han señalado que las reseñas de diferentes citas del Nuevo Testamento para fundamentar una gran variedad de observaciones en cuanto al estado mental de Jesús  en varias ocasiones durante su breve – quizás tres años – ministerio. A fin de presentar al menos parte de este material de manera organizada, será necesario seleccionar sólo unas pocas categorías de posibles síntomas patológicos y, a continuación esos síntomas encuadrarlos dentro de estas categorías que pueden apoyar o fundamentar la falta de justificación de un diagnóstico de enfermedad mental. Todos citas bíblicas son de la traducción KJV (versión del rey James, biblia de la iglesia de Inglaterra usada en el orbe protestante cristiano), y se toman partir exclusivamente de los cuatro Evangelios, los relatos tienen autoridad sobre la vida y ministerio de Jesús.

En una comunicación personal (1996), el Dr. A. J Mattill, Jr. 14 categorías enumera en el que la mayor parte de las “reseñas” de los escritores sobre la salud mental de Jesús podría ser categorizada.  Las categorías del Dr. Mattill incluyen “vagancia crónica de Jesús” y su “retiro habitual a la soledad”. He omitido estas y otras categorías del Dr. Mattill, tanto para ahorrar espacio y porque puede argumentarse que algunos de estos comportamientos, aunque quizás un poco extraños, no pueden en sí mismos ser considerados como apoyo de las enfermedades mentales. Por lo tanto, voy a considerar solamente ocho categorías que parecen ser los más citados y los que están más estrechamente asociados con posibles problemas de salud mental. Son sin ningún orden en particular, los siguientes:

1. Alucinaciones de Jesús / visiones / voces
2. Limpieza de Jesús del templo
3. Maldición de Jesús de una higuera
4. Vituperios explosiones verbales de Jesús y llamados a la violencia
5. La relación de Jesús con su propia familia
6. La creencia de la familia de Jesús y sus contemporáneos que estaba loco, poseído o fuera de sí.
7. Exaltación autoconsciente de megalomanía mesiánica de Jesús
8. La llamada de Jesús para la auto-mutilación.

Categoría 1: Alucinaciones de Jesús / visiones / voces. Tal vez  lo “más grande” y  citado con más frecuencia de alucinaciones (o, si no una alucinación, debemos creer un acontecimiento real) es la referencia que informa cuando Jesús es bautizado en el río Jordán por Juan el Bautista. Matt. 3:16-17 nos dice: “Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua: y he aquí, los cielos le fueron abiertos y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y encendió a él: Y he aquí que una voz del cielo decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo mis complacencias”.

En Lucas 22:43-44 Jesús creyó ver un ángel que “lo fortaleció”. Sin embargo aún se encontraba en agonía por lo que oró con tanta fuerza que “sudor como grandes gotas de sangre que caían hasta la tierra”. En Mateo 04.11 nos dice que el diablo se apareció a Jesús y fue teletransportado a “la santa ciudad, y le puso sobre el pináculo del templo”. Se me ocurre que esta experiencia podría haber sido un poco dolorosa para Jesús, aunque en el bíblico informe de Jesús parece no haber sufrido ningún efecto negativo de esta experiencia. Más tarde fue trasladado a “un monte muy alto”, pero Jesús no tuvo la tentación de adorar al diablo, se nos dice.

En Juan 12:27-33, cuando Jesús predijo su propia muerte en Jerusalén, según los informes oía una voz “del cielo”, que le prometió que su nombre fuera glorificado. Al parecer otros compartieron esta alucinación porque Juan 12:29 nos dice: “La multitud que estaba presente y oyó estas palabras, pensaba que era un trueno. Otros decían: «Le ha hablado un ángel»”

En Marcos 9:2-8 nos dice que Pedro y Santiago fueron testigos de que Jesús se “transfiguró delante de ellos y sus vestidos se volvieron resplandecientes, muy blancos como la nieve; y se les aparecieron Elías con Moisés que conversaban con Jesús”. Por cierto, Schweitzer afirma que este incidente reportado por algunos “patógrafos de Jesús” como su patología fue una alucinación de Pedro y Santiago, por lo que es” injusto” poner esta alucinación en Jesús. Numerosos otros eventos y voces que hablan a Jesús se han señalado como capaces de ser explicados sólo como alucinaciones.

Es interesante notar de paso que la mayoría de cristianos fundamentalistas aceptan las situaciones anteriores no como “verdaderas”, sino que se refieren a ellas como “visiones”. Tenga en cuenta que suena ahora como “menos loco” para hablar de alguien – tal vez en un estado de gran fervor religioso – como tener una visión más que hablar de esa misma persona como alucinado.

Categoría 2: La purificación del templo. Este incidente se refiere al arrebato emocional de Jesús cuando entra en Jerusalén y entra en el templo principal y “volcó las mesas” de los cambistas judíos y los asientos “de los que vendían palomas”, y lanzó a todos fuera del templo. (Mateo 21:12-13). La historia se repite en Juan 2: 14-16. En la versión de Juan: Jesús llevó y al parecer utiliza un látigo como se menciona en “categoría 4” a continuación. Esto ciertamente no parece ser el comportamiento de una persona totalmente racional.

Categoría 3: La maldición de Jesús de una higuera. A pesar de que esta categoría incluye sólo un incidente, que ha figurado de forma destacada en todas las investigaciones anteriores sobre la salud mental de Jesús que sea merecedor de esta mención especial. Es interesante que este evento se presentara solo unos versículos después del informe de Jesús “se dé la vuelta” en el templo. Al parecer enojado aún, Jesús tuvo hambre a la mañana siguiente, y en su caminata a la ciudad con unos amigos vio una higuera. Mateo 21:19 que dice así: “Divisando una higuera cerca del camino, se acercó, pero no encontró más que hojas. Entonces dijo a la higuera: «¡Nunca jamás volverás a dar fruto!» Y al instante la higuera se secó”. Los apologistas siempre han dicho que esto es sólo una parábola “para ilustrar el poder de la fe, porque en los próximos dos versículos, explica a sus compañeros que Jesús les declaró: «En verdad les digo: si tienen tanta fe como para no vacilar, ustedes harán mucho más que secar una higuera. Ustedes dirán a ese cerro: ¡Quítate de ahí y échate al mar!, y así sucederá. Todo lo que pidan en la oración, con tal de que crean, lo recibirán.» (Mateo 21:21). Sin embargo, cabe señalar que esta “explicación” del poder de la fe tiene que ser considerado un poco “loca” también, si se entiende literalmente. A la fecha todavía no tenemos informes de cualquier cristiano cuya fe es  tan “profunda” o “pura” lo suficiente como para haber realizado este poder de telekinesis.

Categoría 4: Vituperios explosiones verbales de Jesús y llamados a la violencia. El pasaje bíblico citado con mayor frecuencia en la categoría de las palabras injuriosas Mateo, capítulo 23. Casi todos los 39 versículos de Mateo 23 se dedican a un vituperio,” ante la “turbamulta” general, todos los escribas y fariseos”. Él los llama “hipócritas”, “guías ciegos”, “tontos”, “sepulcros blanqueados”, “serpientes” y una “generación de víboras”. Se tiene la idea bastante clara de que no le gustan.

En el ámbito de las convocatorias de la violencia es muy citado Mateo. 10:34-35. “No penséis que he venido para traer paz a la tierra. Yo no he venido para traer paz, sino la espada. Porque he venido para establecer disensión al hombre contra su padre y la hija contra su madre y la nuera contra su suegra. ” Prácticamente esta defensa misma de la lucha de la familia se repite en Lucas 12:49-53 donde dice en parte, “¿Pensáis que he venido para dar paz en la tierra? Os digo: No, sino más bien división”. (Vs. 51) !Parece suficientemente claro para mí! En Lucas 22: 36, Jesús, sabiendo que pronto habrá problemas, dice a sus discípulos: “El que no tiene espada, que venda su manto y compre una”.

En la versión de Juan de la purificación del templo se informó de Jesús de haber hecho un azote “(látigo) de cuerdas”, que él utiliza para conducir a los comerciantes y cambistas del templo (Juan 2:15)

Además de los frecuentes llamamientos a sus seguidores a golpear a este o aquel otro grupo de los no creyentes, Jesús al parecer desea la muerte, especialmente para sus enemigos malévolos cuando dice: “Porque mis enemigos, que no quieren que yo reinase sobre ellos, llevarlos acá y los matará delante de mí”. (Lucas 19:27)

Por último, Jesús nunca parece cansarse de hablar de los tormentos horribles e interminables que los no creyentes y otros “malos” que la gente va a sufrir en el infierno. Algunas de las referencias del Evangelio son los siguientes: Matt. 3:12; 5:22,29-30; 8:12; 13:40-42, 49-50; 22:13, 25:41,46, Marcos 9:43-44; Lucas 3:17, 12: 5; 13:27-28; 16:23-26. En Lucas 16:19-25 Jesús nos dice la parábola del hombre rico que murió impenitente y un mendigo llamado Lázaro verdadero creyente. Parece que ambos murieron, pero el hombre rico fue enviado al infierno. Él aboga por un poquito de misericordia para aliviar su tormento sin fin, pide al Señor que, “envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua y refresque mi lengua, porque estoy atormentado en esta llama”. “De ninguna manera”, como dice la parábola de Jesús, porque hay un abismo “grande” que impide dicho paso. Entonces el hombre rico le pregunta de nuevo si Lázaro podría al menos ser enviado a sus cinco hermanos para advertirles “no sea que ellos  también vengan a este lugar de tormento”. El rico parece convencido de que “si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán”. La parábola continúa diciendo que incluso este pequeño acto de bondad no se puede permitir, porque sus hermanos habían tenido probablemente un montón de oportunidades en el pasado para escuchar a “Moisés y los profetas”, pero sin duda no lo hicieron. Por lo tanto dice, “Si no oyen a Moisés y a los profetas tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos.” (Lucas 16:31)

Persistente hábito de Jesús de hablar con aprobación de las torturas implacables del infierno no puede por sí solo indicar una enfermedad mental, sin embargo es una actitud que ciertamente puede ser señalado como no particularmente favorable a la salud mental.

Categoría 5: La relación de Jesús con su propia familia. Mateo 10, citado más arriba muestra claramente lo que piensa de la vida familiar. El versículo 36 añade: “Y los enemigos del hombre serán los de su propia casa”. Cuando uno de los discípulos de Jesús pidió tiempo libre para asistir al funeral de su padre, Jesús le dijo que no y le reprendió diciendo: “Dejad que los muertos entierren a sus muertos”. (Mateo 8:22) Para su propia madre: “Mujer, ¿qué tengo yo que ver contigo?” (Juan 2: 4) En Lucas 14:26 Jesús es muy claro que debemos odiar a nuestros familiares. Él dice: “Si alguno viene a mí y no aborrece a su padre, y madre, y mujer e hijos, y hermanos, y hermanas, sí, y también su propia vida, no puede ser mi discípulo”.  En Lucas 12:52-53 leemos: “Porque desde ahora habrá cinco en una casa dividida: tres contra dos y dos contra tres. El padre estará dividido contra el hijo y el hijo contra el padre, la madre contra la hija y la hija contra la madre, la suegra, la nuera contra su hija, y la nuera contra su suegra, la ley “.

Además, hay una serie de pasajes de los Evangelios que demuestran la idea de que la propia familia de Jesús simplemente no “le cree”, o “creer en él.” Por ejemplo, Mat. 13:57-58 afirma que los hermanos y hermanas de Jesús fueron “ofendidos por él”. Por lo tanto, Jesús decidió no hacer “allí muchos milagros, a causa de su incredulidad”. La misma historia de la incredulidad de su familia en su “propio país” es narrado en Marcos 6:3-6. la incredulidad de su hermano se reafirma en Juan 12:37, y de nuevo en Juan 7:5, en caso de que no se le “recibe” el primer par de veces.

Finalmente, cuando Jesús se preguntó directamente: “¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos?”   indica, como todos los líderes de los cultos que práctican los buenos, que sus discípulos son ahora a su familia. (Mateo 12:48-50.) Bueno, un tanto por los “valores familiares”.

Categoría 6: La creencia de la familia de Jesús y sus contemporáneos que estaba loco o poseído. Cuando Jesús preguntó a un grupo de seguidores porqué algunos de ellos no se fiaba de él y se dedicó a tratar de “matarme”, ¿Acaso Moisés no les dio la Ley? Pero ninguno de ustedes la cumple. ¿Por qué quieren matarme?». La multitud respondió: «Estás poseído por el demonio: ¿quién quiere matarte?». (Juan 7:20) Los judíos le replicaron: «¿No tenemos razón al decir que eres un samaritano y que estás endemoniado?». Jesús respondió: «Yo no estoy endemoniado, sino que honro a mi Padre, y ustedes me deshonran a mí». (Juan 8:48-49) Por otra parte en Juan 10:20, Muchos de ellos decían: «Está poseído por un demonio y delira. ¿Por qué lo escuchan?».

Su propia familia, incluso puso su cordura en tela de juicio. El escritor Gene Kashmar da detalles de este incidente y con referencias al original significado de las palabras griegas. El Sr. Kashmar a este respecto vale la pena transcribir la larga cita siguiente:

Al enterarse sus parientes de todo lo anterior, fueron a buscarlo para llevárselo, pues decían: «Se ha vuelto loco.», Mientras tanto, unos maestros de la Ley que habían venido de Jerusalén decían: «Está poseído por Beelzebul, jefe de los demonios, y con su ayuda expulsa a los demonios.»
(Marcos 3:21-22-El griego existemi traducida fuera de sí, en realidad significa párr La palabra griega demente y estúpida), ho traducida amigos, también significa la familia. En otra ocasión, la multitud …” Demonio tiene ” , y está fuera de … “(Juan 10:20). mainomai La palabra griega traducida como loco, también significa manía, delirio, e insensato” (7)

Categoría 7: Exaltación mesiánica autoconsciente de Jesús. Es evidente en muchos lugares en la Biblia que Jesús se considera como el Mesías anunciado y que está plenamente esperando su regreso majestuoso sobre las nubes del cielo. Irónicamente, en el anterior Evangelio Jesús parece querer mantener esto en secreto, como en Marcos 3: 12. “Y él les encargó estrechamente, que no deberían darlo a conocer”. Y de nuevo en Marcos 9:9, dice a sus seguidores “No digáis a nadie lo que habían visto, hasta que el Hijo del hombre (refiriéndose a sí mismo) haya resucitado de los muertos”. Y en Mateo 12: 15-16 se dice, “… una gran multitud lo siguió, y los sanó a todos, y les encargó que no deben darlo a conocer”.  No sabemos cuan grande era la “multitud”  ni cuántos de ellos tenían necesidad de ser “curados”, pero ¿qué tan probable cree usted que sería que cada uno de ellos guardara silencio acerca de este evento?

En cambio, en el libro de Juan, Jesús proclama constantemente su dignidad mesiánica (Juan 6:29, 35, 38, 40, 47-47; 7:38; 8: 12; 11:25-26, 14:6, y 13 – 14). La megalomanía de Jesús y la ilusión  de que él es el “elegido” que fue enviado por su padre (Dios) para salvar a su “pueblo elegido” parece crecer y crecer. Como A.J. Mittill comenta en un capítulo en el  El libro que su iglesia no quiere que usted lea: “La mayor confianza se pone en el retrato del Cuarto Evangelio de Jesús, el más difícil de defender la sanidad de Jesús”. (8) p. 122). Incluso Albert Schweitzer afirma que, “Incluso el lector más casual del Cuarto Evangelio debe tener la impresión de que aquí las palabras de Jesús son exclusivamente egocéntricas. “Yo” La palabra se repite seis veces más a menudo en el Evangelio que en el Evangelio de Mateo. La siete veces repetidas “Yo soy» de Jesús se encuentran sólo en el cuarto evangelio”. Más adelante: “En los sinópticos vemos a Jesús absorbido en la gran causa del reino de Dios, pero en el cuarto evangelio, está absorto en su propio ego” .(La salud psíquica de Jesús) (9)

El lector podría preguntarse en este punto cómo el apologista de Jesús el Dr. Schweitzer “consigue” esta auto admisión para declarar su sano juicio a Jesús. La respuesta es simple el Dr. Schweitzer, simplemente proclama el Cuarto Evangelio como “ahistórica”. Afirma rotundamente que “… las palabras egocéntricas introducidos en la boca de Jesús en el Cuarto Evangelio no son palabras de Jesús a todos, pero en realidad son las confesiones cristocéntricas del cuarto evangelista. Y, como tales no pueden utilizarse como materia para patografía del diagnóstico de paranoia”. (10)  sino de cordura, uno simplemente lo descarta como “ahistórica”. El Dr. Schweitzer hace lo mismo para la mayor parte de los otros evangelios también. Él declara, “El Evangelio de Lucas está de acuerdo en lo esencial con los Evangelios de Marcos y Mateo. Donde sea que vaya más allá de ellos realiza una aportación de duda, que por otra parte no tiene gran importancia para la crítica de Jesús y así se puede dejar fuera de consideración“. (10) p. 46) (El subrayado es mío.) Dime, ¿qué? ¿Estoy leyendo esto correctamente? Las partes de la santa palabra de Dios ¿estamos de acuerdo con que se pueden ignorar? Por cierto, señor Bundy en su libro, La patología de Jesús tiene los mismos argumentos que hace el Dr. Schweitzer.

Categoría 8: La llamada de Jesús para la auto-mutilación. Mateo 19: 12 es la cita habitual para esta aprobación extraña, supuestamente dada por Jesús para que los hombres se castren “por el amor de Dios”, si tienen las agallas. La cita es: “… y hay eunucos que se hicieron eunucos por causa del reino de los cielos. El que es capaz de recibir esto, que lo reciba”.  El Padre de la Iglesia Orígenes, así como algunos de los creyentes más reciente como el del culto en la Puerta del Cielo, aparentemente tomaron este versículo literalmente.

La otra llamada para la auto-mutilación se da en Mateo. 5: 29-30. Los seguidores de Jesús se les anima asimplemente librarse de cualquier parte del cuerpo que les ofenda. “Si tu ojo derecho te ofende, sácatelo y échalo de ti”. Y, “Si tu mano derecha te ofende, córtala y échalo fuera de ti”. Al parecer la ofensa del ojo izquierdo o mano izquierda se salvan de este destino.

Una vez más, a Mateo. 18:08 Jesús es citado diciendo, “Por tanto si tu mano te ofende o tu pie, córtalo y échalo de ti: que mejor es entrar en la vida cojo o mutilado, en lugar de teniendo dos manos o dos pies, ser echado en el fuego eterno. ” ¿Suena esto como una propuesta racional para usted?

En caso de que haya alguna duda acerca de la llamada de Jesús para la auto-mutilación, estas instrucciones para cortar apéndices y arrancarse los ojos se repiten de nuevo en Marcos 9:43-47.
Conclusión

Como se mencionó anteriormente, voy a dejar que el lector saque sus propias conclusiones respecto de la salud mental del Jesús bíblico. Sin embargo, en opinión de este escritor, como a Cristo Jesús se nos informó en la palabra “Santo de Dios” sólo se pueden hacer conjeturas – aunque dada la falta general de educación y de la naturaleza supersticiosa de los tiempos – que estaba en manos de un perturbado mental fanático religioso. Y si son varios los informes bíblicos de “visiones” se puede interpretar como “alucinaciones”, y si las reivindicaciones de mesianismo ególatra que se nos informe en el Evangelio de Juan se toman literalmente, nada menos que una sentencia de una psicosis grave (la locura) parece apropiado.

Por otra parte, si permitimos que, como los Dres. Schweitzer y Bundy hacen, que grandes secciones de los Evangelios son indignos de confianza – “ahistórica” para usar la palabra del Dr. Schweitzer – entonces, por supuesto, no hay conclusiones que se pueden sacar. Es evidente que nada se puede hacer si todo el asunto de qué partes de la Biblia tienen autoridad y qué partes no la tienen son simplemente arrojados al aire.

Ciertamente, una consulta breve de casi cualquier profesional moderno de salud mental será suficiente para asegurar  que sería prudente estar extremadamente sospechoso de la solidez “de la mente” de alguien que parece ser de mal genio, tiene alucinaciones auditivas y visuales, y reclama una “conexión especial” a lo sobrenatural. Este muy sensato consejo es hoy tan bueno como lo era hace unos dos mil años.

Jesús Cantando

Terminator contra Jesús

(NOTA: Este artículo fue publicado en la edición de abril-junio, 2001 de La Alianza Internacional de Ateos Magazine, seglares Nación.)
Notas al pie

1. Haldeman-Julius, E., El Mensual Haldeman-Julius, “Jesús Loco”, junio de 1925. p. 11-18.
2. Maine, Colin, “La personalidad desagradable de Jesucristo” (un folleto), American Ateo Press, (Sin fecha de publicación indicada), p. 12.
3. Schweitzer, el Dr. Albert, el estudio psiquiátrico de Jesús, Boston, Beacon Press, 1913, p. 35.
4. Binet-Sangle, C., La Folie de Jesús, (La demencia de Jesús) París, 1910. p. 392.
5. Hirsh, el Dr. William, la religión y la civilización – Conclusiones de un psiquiatra, buscador de la verdad, Nueva York, 1912, p. 99.
6. Bundy, el Dr. Walter, la salud psíquica de Jesús, Nueva York, The Macmillan Co., 1922, p. 268.
7. Kashmar, Gene, Todas las obscenidades en la Biblia, Centro de Brooklin, MN, Kas-Mark Publishing Co., 1995, p. 157.
8. Mittill, AJ Jr., El libro que su iglesia no quiere que usted lea, Dubuque, IO. Kendall / Hunt Publishing Co., 1993, p. 122.
9. Schweitzer, op. cit., p. 129.
10. Schweitzer, op. cit., p. 132.

27 Respuestas a “¿Fue Jesús un Loco?

  1. Excelente trabajo de investigacíón.Hace algunos años leí el libro lalocura de Jesus del psiquiatra francés Charles Binet sanglé,en la Biblioteca Nacional de Chile y concuerda plenamente con los otros estudios que se han realizado sobre este Teomegalomeno histeroide y uno se pregunta como un ser tan detestable se convirtió en dios. Pero viendo tus videos como se manipula a los norteamericanos ( y al resto del mundo) a travez de supuestas enfermedades mentales,me queda claro que somos una especie que nos falta mucho por madurar y que compramos cualquier cuento, empezando por los religiosos. FELICITACIONES POR TU BLOG, SIGUE ADELANTE

    • Solamente basura, vómitos irracionales del autor de este “artículo”. Cero validez científica. Se observa que este personaje solamente histérico paranoico, jamás estudio exhaustivamente la Biblia, y menos las controversias filosóficas y apologéticas respecto de las cosmovisiones y paradigmas históricos y contemporáneos. En resumen, basura de una mente enferma.

      • Tranquilo Don que el enfermo es usted que padece de una locura institucionalizada

  2. que pena me dan por todo lo que escribieron en esta pagina ,,pero a la vez se dice que nadie puede dar lo que no tiene ,,,verdaderamente utdes, son los que nesecitan un psiquiatra,¡¡¡¡,SEÑOR PERDONALOS PORQUE NO SABEN LO QUE DICEN¡¡¡¡¡

    • Jesús no estaba loco porque se sabe que como no existió y es de invento católico y de Constantino e Ireneo de Lyon, es todo una mentira armada a base del culto de adoración al dios Mitra adorado en el primer siglo por los romanos.-

      Más de 100 contradicciones hay en la Biblia, una de ellas es la que un evangelista menciona que la tumba estaba abierta al llegar las mujeres y otro evangelista dice que la tumba la abre un angel recién cuando llegan las mujeres.-
      Otra visible entre tantísimas es la hora de la muerte de Jesús, otra es la estadía , dando Mateo a Galilea su lugar, pero Juan ubícale en Judea-
      Otra visible contradicción es la que un evangelistga relata diciendo que una mujeres llevan especias a la tumba del ídolo redentor antes del sábado, mientras otro evangelista dice que eso sucede despuyés del sábado.-

      La única mención histórica es INTERPOLADA, es decir, falsa, dado que rompe el hilo narrativo irrumpiendo sin tener nada de nexo con el contexto, estando esta en Josefo y mientras tanto este nombra a Herodes 34 veces, lo que hace aún más sospechosa la interpolación.-

      Plinio y Suetonio hacen mención solo a la deidad objeto de adoración por parte de los cristianos como otro tanto puede hablarse de los Brahamanes para su dios Brahma-

      La caracterización que da Tácito a porqué fueron expulsados los cristisanos no es del caracter y estilo y forma respetuosa de escribir de tal historiador-

      Por lo demás otros tantos historiadores de época ni siquiera mencionan a Jesús.
      Hegesipo historiador del siglo segundo dice que Santiago era más lider y más respetado que su hermano Jesús en la comunidad esenia o de Qumran-

      Posiblemente de esta agrupación se haya adulterado el caracter de la doctrina y muy posiblemente fuera Pablo, a quien allí no se admitiera, el encargado de vender el mito y la novela para el armado de la Biblia católica, Biblia confeccionado en el siglo tercero tergiversando las doctrinas y las tradiciones de pueblos y comunidades religiosas, ascetas y verdaderos estudiosos de la espiritualidad-

      • Cuando llegue el momento de despedirte de este mundo busca a un psiquiatra… no trates de buscar en las religiones y creencias espirituales de otras culturas como Israel…. No busques la Salvacion la llave o la salida, mejor busca un psiquiatra para que te sientas mejor durante los miles y miles de millones de años en los que no vas a existir…. mientras tanto m amiga maria tiene la oportunidad de verificar si la variable es verdadera o falsa si hay camino y Salvacion , la savacion de Israel , la que no aceptaron y la que tu no aceptas… no la aceptes nunca.

  3. En verdad si uno busca evidencias de que Jesus era un loco, las va a encontrar. Si uno no quiere creer en todo lo que está escrito en la biblia va a encontrar alguna respuesta científica. Todo es locura, mito, mentira, demasiado fantástico. La biblia dice: “Porque la palabra de la cruz es locura á los que se pierden; mas á los que se salvan, es á saber, á nosotros, es potencia de Dios.”. Los que creen en algo que no han visto eso si que tiene mérito. Pero ¿como poder rebatir a alguien que no cree ¿en Dios teniendo como fundamento la biblia?; ¿libro en que esa persona tampoco entiende?..Muy difícil..¿Cuando un ateo creerá en Dios?…Cuando vea descender a su hijo Jesucristo de entre las nubes (todo ojo le verá dice la biblia..creyentes y no creyentes). Pero ya para entonces será demasiado tarde.
    Como me gustaría hacerle entender a alguien que no cree en Dios que en realidad si existe..tengo una experiencia personal que hizo cambiar mi mente…y lo que era locura antes se convirtió en convicción. Siento lástima por ti, porque no crees, porque estás ciego. No pretendo convencerte, solo tengo tristeza por ti….si tan solo le conocieras…si pudieras vivir lo que yo he vivido….

  4. Es deber de la ciencia explicar experiencias como la de Moss, interesante trabajo para las neurociencias. Cuales son los circuitos de la religión y como se logra la estabilidad neurosecretoria de endorfinas, encefalinas, que papel cumple el DMT , etc

    • Jesus existio y no era manso era de actitud altiva, hablaba en parabolas y con algo que te daba dejaba un mensaje :

      Las vacas flacas y las vacas gordas es una de sus parabolas

  5. me estan cargando con lo que escriben aqui, jajajaj, Decir que jesús no existió es como decir que san martin no existio. Es un echo historico comprobado por no cristianos que Jesús existió y vivió en la epoca de historiadores judios de renombre como lo son flavio josefo por citar un ejemplo. Que sea el mesías, ese es otro tema. pero lo que dice este articulo es de risa, se nota que ni siquiera a leido la biblia a la luz de las ciencias como la arqueologia o la historia, sino solamente para demostrar su no creencia en Dios (lo cual es respetable desde luego)

  6. Es obvio que sí ha leído la Biblia. Uno debe argumentar y saber qué dice la Biblia para poder hacer un trabajo de investigación, ¿no? Según yo, si loqueros habían en esa época, ahí debieron mandar a Jesús. Interesante trabajo, te felicito.

  7. Bueno lo unico que puedo argumentar es pues falta de lectura tendrias que entender la biblia hermano no soy un lector al 100 % pero estoy en eso tratando de entender lo que dice la biblia y pues como dice la biblia y tu tambien argumentas de lo que no sirve del mundo de la escoria pues Dios los levanta para humillar a los entendidos y pues disque sabios (as) y personalmente mi vida cambio desde que estoy en comunion con la lectura biblica y las enseñansas que recibo no de un hombre si no de un Dios vivo Dios te vendiga hermano y pues tambien te iluminee

  8. Quien tenga entendimiento.. .que entienda. Aquel que tenga fé en los mitos, que crea. Al impaciente que no espere, y al que busque respuestas a sus preguntas, las encuentre en el último minuto de su vida terrenal. Hay otros mundos…pero, no están en este.

    Pacem ut orbis..!

  9. Por supuesto que Jesus era un demente fanatico. Y mas dementes los que creen estupideces como los supuestos milagros y la estupida resurreccion. Pobre gente ignorante. Me dan lastima.

  10. Solo comento dos cosas: una, fuera de todo son buenos temas y dos; tengan cuidado porque estan tomando literalmente lo que dicen en la biblia, no toman en cuenta que algunas de esas cosas son metaforas como tal. Saludos

  11. El articulo es interesante y se nota que se ha hecho con seriedad, pero el hecho de que el autor, aunque no lo declara abiertamente, sea un ateo le resta objetividad al contenido.
    Por otra parte porque dedicarle esfuerzo a un personaje mitológico, nadie habla de la locura de Zeus. Hubiera sido mejor dedicarle el esfuerzo al mito de Jesus.
    El tema da para mucho porque Jesus es un personaje fascinante lo mires por donde lo mires. Les dejo con una cita que leí pero recuerdo cuando ni dónde. “Se necesitaría a alguien más grande a Jesus para inventar a Jesus”

  12. qué locura…desconocer la realidad histórica de Jesús de Nazaret. El autor del artículo cree estar cuerdo pero es un pobre ignorante

  13. pensar q hace mas de 1500 años ya profetizaron sobre personas como la q escribio este articulo..

    2 timoteo cap3 verso 7 dice:
    Estan siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad.
    Y de la manera que Janes y Jambres resistieron a Moisés, así también éstos resisten a la verdad; hombres corruptos de entendimiento, réprobos en cuanto a la fe.
    Mas no irán más adelante; porque su insensatez será manifiesta a todos, como también lo fue la de aquéllos…

    SOLO HAY UNA MANERA DE SABER SI JESUS FUE O NO REAL.. EL HIZO UNA PROMESA Q ESTARA CON NOSOTROS TODOS LOS DIAS…
    QUIERES SABER SI ES REAL..
    PRUEBA CON LA ORACION.. HAZ LA PRUEBA PIDELE ALGO.. Y PON SU PALABRA POR OBRA… Y VERAZ SI FUNCIONA O NO… HAY MUCHOS Q HOY ENSEÑANA LA PALABRA DE DIOS..Y ANTES ERAN MAS ATEOS Q UDES.. PERO PROBARON Y SE DIERON CUENTA Q ES REAL.. ASI CM YO TAMBIEN LO PROBE..
    PERO HAY Q PROBAR A LA MANERA DE DIOS.. NO A LA MANERA NUESTRA..

  14. Interesante repaso de bibliografía y reflexión…
    Bendita locura la de Jesús… Yo también quiero estar tan loco como El.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s