¿El ‘lado oscuro’? Los psicólogos ven en Darth Vader un trastorno de personalidad

Volvemos a lo mismo psicólogos analizando personajes de ficción e intentando explicar las causas de su comportamiento como Winnie The Pooh desde la psicopatología,  hace un par de años que ví La venganza los Sith, cuando echaron el ciclo de la Guerra de las Galaxias entera y ni mi acuerdo porque se pasó a la fuerza oscura a aparte que Anakin acaba con una terrible desfiguración y mutilación en un escenario volcánico e infernal.

Hay un análisis de la película por un fanático de la “guerra de las galaxias” y las cosas son más complejas que un simple diagnóstico psiquiátrico.

Pero volvamos sobre el trágico sino de Anakin y su transformación en su alter ego malvado. Las claves del proceso de corrupción moral del joven Jedi se encuentran en las tres conversaciones que mantiene con el canciller Palpatine y en sus reiterados desacuerdos (también tres, curiosamente) con el Consejo Jedi, cuya oposición a concederle el grado de Maestro es continua fuente de frustración para el protagonista. Dichas conversaciones, que tienen mucho de teatral en el mejor sentido de la palabra, se producen en el despacho del Canciller en el Senado galáctico, en la ópera de Coruscant, y de nuevo en el despacho senatorial. Las tres secuencias no sólo permiten que el espectador compruebe la maestría de los sibilinos planes trazados por Palpatine, sino que aseguran la verosimilitud de la caída del protagonista. En estas secuencias de indiscutible dimensión teatral, planteadas como si fueran las lecciones de un filósofo peripatético a su discípulo, se suceden unos soberbios diálogos entre el Jedi y el político (para que luego digan que Lucas no tiene ni idea de escribirlos), en los que éste consigue manipular las ambiciones y los miedos de Anakin, a quien va predisponiendo sutilmente a su favor y en contra del Consejo Jedi. Son secuencias muy importantes no sólo por la trascendencia de su contenido para la configuración de la trama, sino por la elaboradísima puesta en escena y por la magnífica actuación de Ian McDiarmid (la verdad, mucho más brillante que Hayden Christensen, un actor contra el que se han cebado muchas críticas, y que, aunque no tan pésimo como se ha dicho, no destaca precisamente por su expresividad), quien proporciona a su papel una especie de sensualidad perversa, de delectación maquiavélica en las sutilezas del ejercicio del poder y de la manipulación de la mente (“el Bien es un punto de vista”, argumenta ante una réplica de Anakin), que lo convierten en un villano inolvidable.

Fuente

O decir que detrás de cada diagnóstico psiquiátrico hay una historia personal que se ignora.

Recientemente, un grupo de psicólogos han llevado a cabo un estudio que, seguramente, enfadará a los seguidores de la saga Star Wars, y es que parece que ‘la fuerza’ o ‘el lado oscuro’ no tienen tanto que ver en la transformación de Anakin Skywalker en Darth Vader como sí un trastorno de personalidad, según concluyen los investigadores en base a las tramas de los episodios 2 y 3 de la saga.

Un estudio que refuerza la tesis de que la maldad tiene mucho de trastorno psicológico. En esta ocasión, varios psiquiatras y psicólogos franceses se centraron en la personalidad de Anakin Skywalker para explicar qué es lo que le llevó, desde un punto de vista fuera del guión de Star Wars, a convertirse en un ser lleno de maldad, pero también atormentado por su pasado.

Su inestabilidad e impulsividad mostradas en las entregas dos y tres: Attack of the Clones (El ataque de los clones) y Revenge of the Sith (La venganza los Sith) son ejemplos propios de un borderline, según informan desde Livescience.

“Había visto las dos películas y cuando explicaba el trastorno límite de personalidad a los estudiantes de medicina siempre me venía a la mente el ejemplo de Anakin Skywalker”, comenta Eric Bui, psiquiatra de la Universidad de Toulouse. Bui y sus colegas presentaron estas conclusiones en la convención de 2007 de la APA (American Psychiatric Association), que han visto la luz recientemente en la revista Psychiatry Research.

Anakin reunía seis de los nueve criterios de este trastorno de personalidad definidos en la cuarta edición del DSM (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales). Por ejemplo, el joven Anakin mostraba a la vez ira, sobreexcitación e impulsividad, con estados de excesiva relajación, de igual manera que idealizaba o infravaloraba a sus mentores (en especial a Obi-Wan Kenobi).

El miedo constante a perder a su esposa y la muerte de su madre también desembocan en actitudes propias de este tipo de trastornos. Abandono y huida de las situaciones estresantes. También se dan en Anakin episodios de rabia incontrolada y excesiva violencia (se pone como ejemplo el asesinato de jóvenes aprendices de Jedi) ante esas situaciones a las que no puede hacer frente o le atormentan. Algunas, como la sobreprotección a su mujer, le llevan a tener pensamientos irracionales, como el que su mentor (Obi-Wan) pueda estar tratando de robarle el corazón de su amada.

Otro ejemplo son las constantes dudas que asaltan al joven Aankin acerca de su personalidad. Quién es o cuáles son sus obligaciones, son algunas dudas constantes en el personaje. Unos problemas de personalidad que podrían facilitar la conversión a Darth Vader, lo que resulta un ejemplo perfecto en cuanto a alteraciones de personalidad se refiere.

Los encargados del estudio ven en este estudio un avance hacia este trastorno de personalidad, ya que piensan que podría ser más frecuente de lo que se cree en chicos jóvenes. Estos investigadores ven en los efectos y la atracción del ‘lado oscuro’ sobre el personaje de Anakin algo parecido a lo que ocurre con las drogas y los jóvenes. “Es algo que altera la conciencia, que hace sentir bien, aunque el que las tome sepa que no debe hacerlo”.

Fuente: 20 minutos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s