El Doctor Calavera

Ya hemos visto otro post sobre como se las gasta la psiquiatría forense en una fecha tan reciente como 2004 un inocente fue condenado a la pena de muerte en EE.UU por un error judicial mediatizado por un informe de un psiquiatra forense que lo calificó de muy peligroso sociópata sin ni siquiera verlo.

😯

Ahora os pongo una noticia algo más antigua sobre el Doctor Calaca (Calavera en argot méxicano)

Declara a acusados de peligrosos sociópatas sin entrevistarlos

En 22 de los casos investigados por el Tribune, la defensa no presentó testigos en la fase de la sentencia y en 18 casos solo presentó uno. Un abogado declaró que no sabía que tenía la posibilidad de presentar testigos!

En dicha fase, se supone que se pueden presentar ciertos factores-el hecho de que el acusado es muy joven, que tiene lesiones cerebrales o un bajo cociente intelectual, que ha sufrido maltrato en su niñez, etc.-y pedir clemencia. Sin embargo, en Texas, esos factores se han usado para condenar al acusado a muerte, pues se ha señalado que indican una mayor probabilidad de que cometerá otros actos violentos.

En 1991, aprobaron una ley en Texas según la cual el jurado debe tomar en cuenta pruebas de menor “culpabilidad moral” en la fase de la sentencia. Sin embargo, como el Tribune señala, el gobierno de Bush ejecutó a 115 personas antes de que la ley entrara en vigor. Es decir, en 115 de los 131 ejecuciones investigadas, el jurado ni siquiera consideró la posibilidad de dar clemencia.

A Terry Washington lo ejecutaron en 1997. Sus defensores no informaron al jurado que él sufrió de nacimiento de un síndrome provocado por el consumo alcohólico de la madre, además de lesiones cerebrales, y que tenía la capacidad mental de un niño de 7 años.

En el caso de Wayne Stoker, el fiscal mandó comparecer al psiquiatra James P. Grigson, quien recomendó condenarlo a muerte. Ni siquiera examinó a Stoker; sin embargo, declaró que era un hombre antisocial que “indudablemente” cometería nuevos actos violentos.

Los abogados defensores llaman a Grigson Doctor Calaca (Calavera) pues de mediados de los 70 a mediados de los 80, sus declaraciones han llevado a docenas de condenas a muerte. A principios de los 80, recibió dos reprimendas de la Asociación Americana de Psiquiatras y en 1985 fue expulsado por declaraciones muy cuestionables y violatorias de la conducta profesional.

El doctor trabajaba de la mano con la fiscalía en pro de sentencias de muerte. Por ejemplo, el fiscal preguntaba: “Dados los antecedentes del acusado, ¿es probable que cometerá otro crimen violento en el futuro?”. Grigson aseguraba que era “seguro” o “absolutamente seguro”,  a pesar de que en muchos casos ni siquiera examinó al acusado! Su testimonio influyó mucho. Como un jurado dijo: “Claro que uno tomaba muy en cuenta lo que dijo; como es médico, influyó mucho en nuestra decisión”.

Esa clase de declaraciones fueron clave en cuando menos 29 de los 131 casos investigados y Grigson dio testimonio en 16 de ellos. Según el propio doctor, ha comparecido en 166 casos de pena capital en Texas y, salvo en nueve de ellos, dio testimonio que benefició a la fiscalía. Cobraba $150 la hora, y en los años 80, los fiscales lo mandaban comparecer a cada rato y ganaba unos $150.000 al año.

Asimismo,el Tribune descubrió que otros psiquiatras hacían lo mismo, es decir, daban una “opinión experta” sobre lo que el acusado haría en el futuro, a pesar de que ni siquiera lo examinaron. En un caso, un psicólogo declaró que por el simple hecho de ser hispano, era muy probable que el acusado cometiera actos violentes en el futuro.

Fuente

***

Para que luego digan que el racismo de base psiquiátrica había terminado con los psiquiatras nazis en la segunda guerra mundial

Anuncios

2 Respuestas a “El Doctor Calavera

  1. Que un perito emita dictamenes sin examinar al acusado es un disparate- Eso habla muy mal del perito y de la Justicia en general ¿Que hizo el abogado defensor que no denunció eso? Y los Jueces… ¿no controlan nada? Además, aquí una edad mental de “siete años” significa inimputablidad, lo que no signfica libertad del acusado.
    Pero, cuidado: estas barbaridades no demuestran que el “estado de peligrosidad” no exista. El “Dr. Calaca” es sumamente peligroso. Ha sido cómplice del Fiscal en homicidios por dinero. Es un asesino a sueldo. ¿No le corresponde la pena de muerte, junto al Fiscal?
    Mas allá de estos dislates… debe quedar en claro que un psiquiatra forense honesto puede hacer un fundamental aporte al “pronostico” de peligrosidad social de un idividuo, lo que permitirá que la sociedad se proteja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s