Testimonio Real de Cómo librarse de la Mili por Loco

Es díficil encontrarse con testimonios de cómo la gente utiliza la Salud Mental a beneficio propio dejando en ridículo totalmente al sistema de salud mental y a sus “profesionales”, yo esbocé lo que mucha gente hacía en la época que todavía el servicio militar era obligatorio, declararse exento por razones de índole mental, en lenguaje llano librarse de la mili por loco. Era tan fácil por una sencilla razón había mucho más reclutas que plazas, y todos los años miles de jóvenes se libraban por exceso de cupo, sin tener que alegar nada, por lo que se dejaba manga ancha o barra libre a los que alegaban algo.

El que no se lo quería jugar a la lotería, y no estudiaba (prorroga por estudios) alegaba causas médicas para librarse de la mili, miopía, pies planos etc. pero la estrella sin ningún lugar a dudas era alegar trastorno mental, en una época que no había internet, más que la sabiduría popular se hacía de manera empírica y por imitación. Entre este grupo había dos grupos de simuladores los que iban por libre sin nigún informe previo de ningún psiquiatra o psicólogo, y los que pagaban a un profesional para que les pusiera una sarta de tonterías o boludeces en argentino en forma de diagnósticos.

Una fuente inmensa de dinero fácil que desapareció en España a mediados de los 90, como vimos en el post Dadme algo para llevarme a la boca.

Extracto el Testimonio Real de Nacho Allende más conocido como Torbe en su 3 post de

Exclusiva: Mi experiencia en la mili

Os voy a contar algo que no he contado jamas. La aventura inolvidable que vivi con los militares a la tierna edad de 18 años, mas o menos como me visteis en el video del otro dia. Vamos alla…
Cuando cumpli los 18 años me llamaron a filas. Era cuando habia que hacer la puta mili obligatoriamente, eso significaba perder un año de tu vida, puteado, lejos de casa y aguantando novatadas y putadas de gente que ni conocia.

***

Alli fui al dia siguiente en completo secreto. Era un tio la mar de salao y enseguida me dio unas pautas muy a tener en cuenta: me dijo que todo lo que tenia que hacer era decir que me queria morir, que no queria seguir viviendo, que todo es una mierda. Y que nunca me pusiera a hacer el histerico, nada de gritos ni chaladuras, a esos son los primeros que les pillan que estan haciendo teatro. El mejor loco es el pasivo, el que parece que se va a morir en cualquier lado.
Yo siempre he tenido muy buena suerte, y creo que conocer a este psiquiatra fue un golpe de suerte increible, el siguiente golpe de suerte fue que en TV empezaron a salir docenas de casos de chavales que iban a la mili y que se suicidaban en los cuarteles. El tema empezo a ser portadas de periodicos y de telediarios. El pueblo empezo a tomar conciencia de la locura de la mili y la presion social fue enorme.

***

Al dia siguiente fui al psicologo, era un señor muy mayor, calvo y con una enorme barba blanca. El hombre era genial, me dijo que estaba a punto de jubilarse, y sobre mis ideas de suicidio, para animarme me conto una historia que tuvo el de joven en San Sebastian, resulta que conoció a una turista extranjera de pasta y se paso una semana follandosela casi sin salir de la habitacion del hotel, que se ve que era de primera. Me dijo que la vida estaba hecha para vivirla de la mejor manera posible, disfrutando de lo que te dejen, pero sobre todo con alegria y ganas. La verdad es que me animó tanto el hombre que me “sali del papel” de suicida varias veces y le di la razon, jaja. Al final de la charla, cuando estabamos ya como dos hamijos de toda la vida, le confesé que lo que queria era un papel que dijera que estaba medio loco para enseñarselo a los militares y no ser apto.

-Habermelo dicho antes!! Ahora mismo te hago un papel, como no! Que les den por culo a los militares, hombre!– me dijo el doctor, y yo me partia.

***

Elsiguiente paso era ir al Hospital Militar de Bilbao, que se encuentra justo donde se entra a Bilbao. Alli fui dias despues, y muy metido en mi papel, me quedé todo el tiempo pegado mirando a una pared con una postura algo mongui. Estaba loco, pero era un loco pasivo, como las mariconas, que pueden ser pasivas o activas, pues yo era pasiva.
Cuando dijeron mi nombre no dije nada, ni me moví, segui mirando al suelo apoyado en la pared. Un chico que estaba al lado dijo al militar que yo podria ser ese tal Natxo Allende que tanto llamaban. Vino el militar y me guió a la puerta del doctor. El militar se paro antes de entrar para hacer el saludo con la mano y yo me choqué con el. Un monton de risas de los otros mozos se oyeron. El militar me dijo que esperase. Y al cabo de un rato entró el y yo me quedé fuera. Me dijo que entrara y yo me quedé parado sin reaccionar. La gente se estaba descojonando conmigo bastante, y entre todas las risotadas aparecio el militar que me cogio del brazo suavemente y me metio alli. Me trataba como a un enfermo mental, y eso molaba. Dentro estaba un tio bastante joven que me preguntó a que me dedicaba, le dije que a pintar monigotes. Le enseñé el papel del psiquiatra, lo leyó y sin hacerme ninguna otra pregunta me dijo que tenia que ir al Hospital Militar de Burgos.

***

Para la cita me preparé a conciencia, quise dar una imagen de loco que lo flipas, para ello estuve casi dos semanas sin lavarme la cabeza, sin afeitarme y sin ducharme. Iba con unas zapatillas de deporte que las tenia totalmente destrozadas, una camiseta roida y sin afeitar. Daba asco-pena.

La cita la tenia por la mañana en Burgos, por entonces vivia en Donosti, asi que cogi un tren de noche y llegué prontisimo. No dormi apenas en toda la noche que duró el trayecto y mi aspecto era bastante lamentable. Llegue muy temprano, tanto, que tuve que quedarme en la estacion esperando, durmiendo un poco entre los homeless del lugar (yo era otro homeless por mi aspecto, asi que entre hamijos). Hacia un frio de tres pares de cojones, y yo me encontraba como medio atontado. Finalmente vino un militar, dijo nuestros nombres y fuimos directos al hospital. Eramos 3 pobres desgraciados que ibamos al matadero a ver si nos librabamos de hacer la mili.

***

Una vez en el Hospital me hicieron esperar mas. Alli habia un chico con los ojos muy rojos que empezo a tirarse al suelo gritando, y a patalear como poseido. Justo lo que no habia que hacer que me dijo el medico aquel. Nunca sabré si le funcionó o no, pero alli estaba el bendito dando patadas a todo en el suelo.
Yo en mi papel, me concentraba mirando fijamente un punto y me quedaba inerte, en un estado de paz y concentracion increible. Era como no estar en mi cuerpo, habia veces que me sentia como flotando. Tras un buen par de horas esperando, por fin me hacen pasar a la consulta. Ante mi un señor mayor de bata blanca con cara de muy pocos amigos, y una enfermera.

– vamos a ver, que le pasa a usted?- me dice el medico de malas maneras.

Yo no contesto nada y miro al suelo, intento decir algo pero no digo nada, ha conseguido acojonarme solo con una frase.

que que le pasa a usted!!!!!!!– me grita el tio, pegandome un susto de puta madre que hace que vote en la silla.
– Yo… es que me quiero morir….- es lo primero que se me ocurre
– Y por que se quiere morir, a ver…
– Porque la vida no… no me gusta… no … – me quedaba sin palabras porque estaba muy nervioso, pero gracias a esas concentraciones intentaba calmarme y encontrar las palabras.

***

Me preguntó si estaba tomando algun tipo de medicamentos y le dije que estaba tomando cinco medicamentos diferentes. Le dije todas y las cantidades justas de cada una. Eso es lo que me habia dicho que dijera el doctor amigo de mi padre. El medico que preguntó cuantos miligramos de cada medicina y yo no le supe decir, sabia las pastillas que habia que tomar de cada, pero no los miligramos de cada una, ahí reconozco que me puse bastante nervioso, pero le dije que no me fijaba en los miligramos, que los tomaba siempre antes de comer y ya esta. Menos mal que el doctor amigo tuvo a bien el decirme que estaba tomando medicacion, sino creo que no hubiera colado. La historia parece ser que resulto bastante convincente porque no me hizo mas preguntas y me dijo que me fuera. Yo me quedé atonito, tan solo 4 minutos de entrevista y ya estaba en la calle, y lo peor, no sabia si me habia librado o no de la mili…

– ya me puedo ir?
– Si, ya puede irse
– Pero… mire usted, es que yo quisiera ir a la mili, y queria saber si voy a ir o no…- le dije asi, espontaneamente…
– Ya se le informara mediante una carta del resultado
– Pero es que yo quiero hacer la mili, señor…

Reconozco que esto del final de insistir en querer hacer la mili fue una vacilada del copon, porque algo me decia dentro de mi que me habia librado y por eso estaba contentisimo.

***

Un soleado dia de 1989, con 18 años de edad, recibi dos cartas. Una provenia del Hospital Militar de Burgos, la otra de Alemania. Abri primero la de Burgos, en esa carta me decian lo que iba a hacer el proximo año, o lo que dejaria de hacer. No os podeis imaginar que nervios mas grandes tenia, todavia recuerdo esa sensacion de abrir el sobre queriendo saber que ponia. Mi tio estaba al lado mio, y cuando leyó el resultado se empezó a reir….

NO APTO!!!, me habia librado de la mili!!! SIIII, lo habia conseguido!!! Mi tio se reia porque se la habia metido al Gobierno, el si que tuvo que ir a la mili, mientras que yo no.

***

Ahora os voy a contar una anecdota que me parece increible. Pasó el tiempo, y pasaron los años. Y un dia hablando con un amigo, de casualidad salió el tema de que me habia librado de la mili haciendome el loco. Era el tema estrella en cualquier conversacion, me quedaba con todo el mundo cuando lo contaba. Pues mira tu lo que son las casualidades que a la persona a la que se lo conté me dijo que hace tiempo habia estado en una comida de altos mandos militares y que salio el tema de un chico de Bilbao que no supieron lo que tenia, porque tenia tantas cosas!!! Que si depresion, que si doble personalidad, temperamento paranoide, esquizofrenico profundo, y un monton de cosas mas que no me acuerdo pero que se parecian a lo que habia en la hoja de aquel psicologo de San Sebastian de barba blanca. Jaja, el tio habia puesto de todo con tal de hacer que me librasen de la mili!! Puso tantas cosas que los psicologos militares alucinaron en colores y no pudieron saber realmente que tenia, solo que estaba muy mal, por eso no me dejaron hacer la mili.

Os pongo un comentario de lo que cobraban por hacer esos informes.

El servicio militar en españa era una ‘lacra’ , ademas que fuimos los ultimos tontos de Europa en quitarlo ( a pesar del PSOE que no queria) , no valia para nada.. ni te daba ‘ventajas’ de que luego te hacian funcionario o te daban un sueldo bueno

A mi que naci en el 86 no me toco… pero a mi hermano si, y me acuerdo de las historias que se contaban.. gente que se hacia el loco, gente que se hacia pasar por ‘marica’ para intentar librarse ,etc.. incluso los pudientes pagaban 300 mil pelas de las de antes por amañar los informes y no ir

PUTA mili.. menos mal que se acabo, de hecho habia una revista de humor llamada precisamente asi ‘PUta mili’

Putalocura

Anuncios

2 Respuestas a “Testimonio Real de Cómo librarse de la Mili por Loco

  1. Bueno.. te funcionó, menos mal que te informarón bien, lo tendré en cuenta para con mis pacientes, a partir de ahora les haré un examen muy exhaustivo, EEG, SCANNER, PEV, RMN, ECG, Analíticas completas, etc.. en definitiva solo escapará aquel que las pruebas no consideren apto para cualquier cosa, (ya la mili no es obligatoria, pero si vienen pidiendo pensión, etc…) GRACIAS POR ADVERTIRME COLEGA, lo tendré en cuenta.. jajaja…

    Oyeeeee..!!! no quisiera yo haber viajado a tu lado en ese tren sin.. bañarte, sin afeitarte.. ufffffff.. tremendo olor… jajajajajaja..

    Saludos..

  2. No hay cosa que me produzca más vergüenza que haberme salvado de la mili.Actualmente tengo 40 años y fui de la quinta del 88.Desde los 15 anhelaba con furibundo deseo cumplir los 18 para irme a la mili, no me consideraba ni mucho menos un patriota, pero la mili era un deber para con la Patria, como dirian los antiguos. La cuestion es que con 18 acababa COU y por presiones de mis padres tuve que pedir prorrogas, que si no recuerdo mal eran de 2 años, estudié una tonteria sin ninguna salida profesional, pues lo que pretendia era contentar a mis padres e irme finalmente al servicio militar. Acabados esos estudios estériles, mis padres me forzaron a seguir estudiando, y elegí una ingenieria técnica que ni me iba ni me venia, pero transcurrido el primer año se acababa la prorroga. Fui sorteado y en Ceuta ejercito de tierra me toco, mejor opción imposibe, servir a la Patria en primera linea, donde me podian tocar unidades militares como regulares o guerrilleros, en rsumidas cuenta “una mili de verdad” . Mi madre se volvio loca, que mayusculo disgusto y se obcecó en que yo no podia irme a la mili. Ayyy que desgracia!! me acuerdo sus palabras…”Te tienes que librar como sea” por lo que se acordó que cuando tenia 12 años, me detectaron una “dolencia cardiaca” de la cual yo siempre sospeché que fue un error médico ya que jamas me habia dado sintomas.Dicho y hecho, y teniendo en cuenta que eramos de una mutua, me llevo al menos a 3 cardiologos para que me lo detectaran y así librarme. Cual fue nuestra sorpresa que revisado por los facultativos, y con sendas pruebas físicas, electrocardiogramas y ecografias, mi corazón estaba más sano que una pera, con ausencia absoluta de cardiopatias y arrítmias. Alucinante, todo normal y ponderado.Los susodichos facultativos me miraban perplejos no veian nada raro todo estaba correcto y no llegaban a comprender aquel interes de mi progenitora en descubrir algo que no tenia. No dandose por vencida, mi madre me llevo al cardiólogo que me descubrió el sindrome misterioso. Este, me inspeccionó, pero no quiso retractarse y dijo que tenia la disfunción detectada…pero que no me daba ningún comprobante (certificado médico oficial), pues por eso no te salvabas de la mili. Mi madre, pesada, insistio e insistio hasta la saciedad, aburriendo a propios y ajenos , y el medico entonces me mandó hacer las pruebas que ya habia hecho, y al revelarle que las pruebas ya las habiamos hecho con resultados que refutaban su diagnostico se le puso la cara a cuadros, no sabia como reaccionar, le habiamos pillado en su error. En definitiva que mi madre empezó a darle la tabarra, y finalmente el hombre nos cumplimento a regañadientes el ansiado certificado, advirtiendonos de nuevo , que por aquello nadie se libraba. Finalmente, fui al hospital militar, y me atendió el medico militar que me hizo varias preguntas sobre mi estado; mentí como un bellaco y contra mi voluntad, más que nada para no delatar a mi madre ni al cardiologo errado, después de todo el follón no iba adecirle “oiga, mire estas pruebas estoy sano pero mi madre quiere que me libre, mire los electros y ecografias ve que lo que digo es cierto” vamos que hubiera salido en las noticias de la tele. Bien ,pues tras la revision y un electrocardiograma, semanas más tarde recibí la dichosa carta de no apto. Mi madre rebosante de felicidad, para mi francamente, uno de los dias mas desgraciados de mi vida. Por cierto, el primer año de carrera lo suspendi todo y me echaron, el año de mili, me lo pasé vagueando…por las calles de mi ciudad, una desgracia en grado supino. Para mi fue una desgracia enorme como apuntaba y mas teniendo en cuenta que no tenia ninguna vocación, y todo lo que resultaba de mi agrado eran las armas, los uniformes, la disciplina y lo que me habia propuesto era ir a la mili, si aquello me gustaba como tenia cou y selectividad hacer ingreso en la academia en caso contrario, tenia mi mili hecha y por ello si bien no un requisito imprescindible, una garantia para opositar a cuerpos policiales, ya que seguro que me preguntarian la razon de no haberla realizado y estar enfermo del corazon como que no era un buen argumento, ya que el cuadro de exclusion de la policial es mas restrictivo que el del servicio militar de reluta forzosa. Hasta ahí mi vida fue en fracaso, curros de mierda..trabajo inestable y mal pagado, ademas de mi frustración de la cual aún siento profunda vergüenza …Pero quiso la providencia ,Dios, mi angel de la guardia o llamadlo como os plazca que con el cambio de siglo, Don Jose Maria el del bigote y el de la españa va bien abolió el servicio militar obligatorio. De acuerdo con mis principios y creencias, un craso error, sólo hace falta ver en que se ha convertido el ejercito : una fabrica de nacionalidades para panchitos y el recurso de los españoles sin oficio ni beneficio, se ha pasado de tener efectivos de tropa de 320.00o soldados de todos los oficios y profesiones, a tener 70.000 entre extranjeros, españoles sn cabida en el mundo laboral, y eso si mucha mujer que queda muy democratico. Ahora bien, desde la perspectiva de mis intereses, se me abrio un camino de nuevas oportunidades, ya nadie me exigiria mi situacion militar pues ya no habia mili y por lo tanto en las bases de las oposiciones ya no se hacia constar aquello de “servicio militar realizado”.Por ello , me preparé bien, adelgacé 15 kilos corriendo 1 hora casi cada dia, y oposité para policia.Aprobé la 1a fase de la opsición,tras superar una concienciuda revision médica vista, oido,altura, peso, capacidad pulmonar, y bien por lo que se refiere a cardiologia : electrocardios ecografias y radiografias,( jejejeje) y como era de esperar : Apto . Fui a una escuela de policia “la más dura de Europa” o al menos de eso presumen, lo que si que os digo es que mas dura no sé, pero que suspenden a mas gente seguro y no precisamente por razones academicas, 9 meses de curso, como la mili a la que no fui , que paradojas tiene la vida .9 meses de disciplina, cuadrarse, formaciones en patio, paso de novedades, cuadrarse ante las banderas con el himno, saludos, ponerse en pie cuando entraba un instructor, guardias, etc. Aprendí a montar, disparar, así como todas las piezas de pistolas, revolveres, subfusiles y escopetas policiales, cartucheria además de artes marciales,etc etc y en educacion física con 30 y tantos saqué mejores notas que gente con 25, vamos que hicé más que lo que podria haber hecho en una unidad de élite del ejercito. Luego año de prácticas, y funcionario de carrera. Ahora tengo una profesion estable y con la que disfruto, gusto de vestir uniforme, llevo pistola,y en definitiva he conseguido lo que anhelaba a los 15. Por cierto la academia la tuve que hacer 2 veces, pero eso ya es historia de otro cantar . Quiza fue Dios, la providencia, o el angel de la guardia o quiza fue “la Patria” como castigo jajaaja. Saludos y espero no haberos aburrido mucho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s