Dadme algo para llevarme a la boca

Un psiquiatra principalmente vive, de hacer informes médicos o los menos informes periciales o dictámenes judiciales y porque puede prescribir medicamentos, son el resultado de su facultad de diagnosticar en el caótico mundo de la patología mental.

Pero cada vez sus ingresos merman más por la sencilla razón que cada vez se les utiliza menos y porque la gente es cada vez menos ignorante y no tragaba con lo que tragaba antes como el humo de tabaco de médicos que fumaban como carreteros, recomendaban el aceite de girasol en vez del oliva y pescado blanco en vez del azul, sus consultas eran pisos amplísimos con secretaria personal para transcribir a máquina de escribir su verborrea por escrito en informes protocolizados.

No sé quien fue el demente que sólo a los médicos, les dio el privilegio de facturar sin IVA, un cirujano un dentista es medionormal, todo lo que compran no lo pueden desgravar se comen el IVA de lo que compran, pero un ¿psiquiatra? que gastos tiene, la mayoría de estos “profesionales” declaraban a hacienda cuando hacían la declaración de la renta por autónomos que ganaban el SMI (Salario mínimo) aunque facturaran millones, la contabilidad creativa no le iba a la zaga al fraude médico que se cocían en esas consultas.

Servicio Militar

La mili obligatoria en España desapareció a mediados de los 90, anteriormente el joven podía librarse del servicio militar si alegaba enfermedad incompatible con el servicio de las armas, una vía rápida y fácil era la simulación del trastorno mental, los más precavidos acudían primero a un psiquiatra privado para que les hiciera un informe declarando que el diagnosticado era un enfermo psicótico o depresivo siendo peligrosa su estancia en un cuartel o servicio de las armas, otros simplemente iban sucios con ropa vieja y rota, con malas pintas decían cualquier tontería y todos se libraban con el diagnóstico esquizofrenia, exento del servicio militar.

Estos no pagaban un € e iban al hospital de defensa de cada región militar directamente para reconocimiento médico, en el norte era el Hospital militar de Burgos, sería una cosa de proporciones de risa bestial cuantos de estos “esquizofrénicos” lo eran, comparar un antes y un después. El recluta Manuel Botella Cuadrado exento del servico militar por presentar esquizofrenia paranoide en 1989, el mismo personaje año 2010 trabajador del metal en una fundición, no acudió nunca a un centro de Salud Mental. En EE.UU en la guerra de Vietnam pasó lo mismo los reclutas que no querían ir al servicio militar entonces obligatorio, tenían dos opciones o emigrar a Canadá o hacer el loco muchos hicieron lo segundo.

Los militares hacían la vista gorda con los psiquiatras, porque siempre había muchos más reclutas que destinos, y no les importaba que muchos utilizaran esa artimaña para librarse de la mili.

Aborto


Es inminente la nueva ley del aborto, que se sustituye las causas que eximen la responsabilidad penal, un coladero en el casi todo el mundo alegaba el primer supuesto el de peligro grave a la salud física y mental de la embarazada, si seguía con el embarazo por una ley de plazos. Es extraño ver ahora las manifestaciones en contra de esta ley de plazos, que permite un aborto libre hasta los tres meses y medio, cuando siempre lo ha sido no había más que añadir a la intervención del aborto un papel firmado por un psiquiatra, que no era más que un usurero que firmaba todo lo que se le ponía por delante, más informes más dinero.

“Te presentan a dos crías de dieciocho años, con un par de gramos y ya está, ya te tiene pagado”, le dice una compañera de profesión al psiquiatra Pascual Javier Ramón Mora, ahora imputado por la trama abortista de las clínicas de Carlos Morín, en una conversación telefónica intervenida por la Guardia Civil que figura en el sumario.

 

Minusvalías


De siempre ha sido ésta la principal fuente de dinero del psiquiatra, quién no va a pagar lo necesario, para conseguir una incapacidad absoluta, esto llegó a unas proporciones tan escandalosas y bochornosas que por circulares internas en los servicios de reconocimiento de incapacidades de la Seguridad Social, se instaba a no dar crédito a todo informe médico expedido por un psiquiatra de consulta privada recomendando una incapacidad absoluta. Han perdido fuelle por esto, pero cada día miles de personas acuden a sus consultorios mandados por abogados laboralistas para que les haga el “informe pericial” para obtener dicha  incapacidad.

“¡Pues sí, hombre! Pues qué baratito, pues no, porque yo tengo suficiente pasta para cogerme diez cubanas y estar una semana en Cuba follando con tías de dieciséis o diecisiete tacos”. Ante la chulería de él, su interlocutora le advierte de que “ellos” le han pagado así muchas veces. Ambos personajes se refieren a presuntas falsas bajas laborales, ellos lo llaman “invalidez de trabajo”. Más tarde, él replica que “por papeles” cobra 3.000 euros. “Ramón, Ramón, que no es la primera ni la última vez”, precisa la interlocutora. Presuntamente, se refiere a que Mora, en otras ocasiones, ha cobrado “sus favores” en prostitución y drogas.

 

Evitar Prisión


Pedir informes periciales, para rebajar la pena de un delito, esto cada vez menos, porque es tan ridículo que da hasta risa y sólo recomendable si vas a alegar circunstancias modificativas de responsabilidad criminal que no sean de trastorno mental ejemplo consumo de tóxicos, porque en vez de rebajarte la pena se puede sustituir la pena por una medida de seguridad en un manicomio penitenciario. Se sigue usando pero es minoritario por cuestiones prácticas no merece la pena, pocos psiquiatras viven de periciales penales, suelen ser psiquiatras mediáticos.

Patología

Los centros de Salud Mental abiertos como champiñones por toda la geografía Española a finales de los 80 y principios de lo 90 en unos sitios más que otros, han hecho para miles de enfermos mentales prescindir de psiquiatras privados que la mayoría “trabaja” en lo público por las mañanas y en las tardes van a “tratar” su clientela, rondando sueldos que suben de 6000€ mensuales, para tener un diagnóstico y un tratamiento. Antiguamente la salud mental era prácticamente de ámbito hospitalario asistencial de las diputaciones. El que va hoy a un psiquiatra privado es porque quiere tirar el dinero o dejarse estafar u obtener los informes expuestos arriba de manera rápida y fácil(¿Cuánto vale este informe?).

Aprovecho la ocasión para denunciar a través de éste foro lo pesetero y hombre de negocios que es el Dr. Vieta, quién después de llevarme durante tiempo en consulta particular, o sea, pagando sus honorarios religiosamente, cuando fui a pedirle el informe médico para consultar a otro psiquiatra, ya que con él los resultados no habían sido demasiado óptimos, tuvo la indecendia de pedirme 200€ por el historial.

Parafarmacia

Muchos actualmente pasan de la prescripción psicofarmacológica psiquiátrica y se automedican con productos fuera de receta médica, probando medicinas alternativas o cambiando el modo de vida. Cuántas personas han dejado de ir al psiquiatra por el antihistamínico Dormidina.

Internamientos/Incapacidades otros dictámenes periciales

Quién no ha visto la segunda parte de la película “La Escopeta Nacional”, donde sale una condesa que no para de repetir que la quieren incapacitar para sacarle la herencia, en los 70-80 eso movía mucho dinero.

Lo de los internamientos involuntarios tiene dos modalidades pre “autorización” judicial u ordinario o a posteriori de urgencia.
En definitiva es el psiquiatra el que dictamina el ingreso.
Ni el juez ni el forense que suelen actuar como matasellos, van normalmente a ratificar lo que dice el especialista.
El ingreso de urgencia se produce porque al juzgado de guardia le ha llegado un informe de un psiquiatra u otro médico pidiendo internamiento involuntario civil sin demora (autoagresividad o heteroagresividad, a lo mejor ni ponen nada, y pasa). El juez de guardia ha autorizado el traslado al psiquiátrico, por parte de la policía (en situaciones de facto, no tendrán que comunicarlo previamente al juzgado de guardia, por haber sido llevado sin necesidad de policía o actuado la policía por sí misma) el médico psiquiatra autoriza el internamiento involuntario se le ingresa y lo comunica al juzgado de guardia en un plazo de 24h. y en un plazo de 72h. aparecen el forense y el juez civil para ratificar o no el internamiento, que suele ser casi siempre sí y darle apariencia de legalidad.
En el otro caso que no haya un informe médico psiquiátrico que pida un internamiento civil sin demora, simplemente un diagnóstico psiquiátrico citando que no toma medicación y se pide internamiento, citan al “enfermo” al juzgado para que hable con el juez y el forense, y lo que hacen es mandarlo a un psiquiatra de la red pública para que decida realmente si procede o no.
En otros casos se lo inventan todo, no se sigue ninguna formalidad, pero a posteriori aparece un auto con todos los pasos legales dados, ni hay audiencia con el enfermo, ni puede presentar pruebas ni nada. Es un internamiento de urgencia pero “disfrazado de ordinario” pero mucho peor, totalmente ilegal pero que se produce. Era pura ficción el código civil art.211 hoy derogado que venía a decir lo mismo que el Artículo 763 de la LEC actual, eso se daba en bastantes internamientos con autorización judicial previa u ordinarios para que nadie asuma responsabilidades legales de una mala praxis, y sin ningún requisito legal eran internamientos consumados con apariencia de legalidad, todo se hacía de una manera alegal, y pisando los derechos de los internados.

La diferencia que hay en la práctica es que en el de urgencia el juez o forense se tienen que molestar en ir al psiquiátrico y en el ordinario no “ya le han visto antes”.

Como decía un psiquiatra, desde que se descubrió la esquizofrenia, esta se disparó en cuanto había herencias de por medio

***

Ahora expongo porque la justicia se cachondea de los que van pidiendo responsabilidades penales a los psiquiatras, porque hay muchísima más  gente que vive gracias a ellos que los cementerios de los caídos por actos psiquiátricos.

Calentando la oreja a tope

Porque hay que tener en cuenta que un psiquiatra público le calienta la gente la oreja a tope para conseguir bajas e incapacidades eso es lo que va fundamentalmente el proletariado en masa a un centro de salud mental ni para tener un diagnóstico ni para la medicación, creo que el único muerto psiquiatra en España en acto de servicio, fue porque un psiquiatra se negó a expedir un informe para obtener una pensión no contributiva para el hijo del justiciero, y cómo este se negó a hacerlo, el padre lo acuchilló y el tío pasaba de los 70 años.

Acabó con la vida del psiquiatra Antonio Gimeno porque no atendía sus requerimientos: que internara a su hijo esquizofrénico y que le diera, también, la invalidez permanente. Esas son las razones esgrimidas ante la policía por Juan V. C., el hombre de 71 años que el lunes mató de dos puñaladas en la espalda a Antonio Gimeno, el facultativo que atendía a su hijo.

Juan V. C. había elevado sus reclamaciones en otras ocasiones, pero sin conseguir resultado alguno. Por eso, el lunes fue, armado con un cuchillo de grandes dimensiones, a hablar con el médico del Servicio de Salud Mental del Hospital Valle de Langreo. El arma la compró mientras iba de camino al centro sanitario.

Un celador de un centro de Salud Mental Asturiano partió los dedos al psiquiatra Guillermo Rendueles Olmedo, en el forcejeo físico que tuvo para demostrar lo trastornado y violento que estaba, para conseguir una baja médica como sea por trastorno mental. Lo que se me pasó por la cabeza al leer la notica esta, no puede haber un tío más tonto en el mundo, con lo fácil que es conseguir una baja por trastorno mental, tengo hecho un par de powerpoints del mismo tema, y el tío siendo celador del mismo centro de salud mental para más inri, no sabe que puedes sobreactuar pero todo lo que haga o digas siempre sin violencia. La realidad supera la ficción no se puede decir otra cosa.

 

 

Los hechos enjuiciados tuvieron lugar en mayo de 2007 en el ambulatorio de Pumarín, donde Guillermo Rendueles pasa consulta. A primera hora de la mañana de un miércoles, A. A. A. B. accedió a las instalaciones «en estado de excitación y con signos evidentes de nerviosismo», según quedó recogido en el parte policial. Al entrar en la consulta, el acusado «exigió que le entregase una baja laboral y amenazó con matarlo sino la cursaba de forma inmediata.

Debido a lo alterado que estaba el paciente, el doctor se dispuso a salir del despacho para avisar a los servicios de seguridad. En ese momento, el agresor se abalanzó sobre él y le tiró al suelo, provocándole fracturas en los dedos de una mano.
Fuente

El psiquiatra enfatiza que en sus treinta años largos de ejercicio profesional éste ha sido el primer episodio de estas características al que se enfrenta. «Fue un acto extraño y fuera de lugar, aunque es cierto que la cuestión de las bajas laborales envenena mucho el ambiente», indica el especialista.
Fuente

Por lo que se concluye que:

  1. La gente se calienta y rebota, llegando a matar por temas laborales, seguramente que si al hijo del homicida, el psiquiatra lo mata por una negligencia médica el padre ni hubiera denunciado y se hubieran dado el pesame mutuo de su hijo cuarentón enfermo mental que pasó a mejor vida.
  2. Los centros territoriales de las consejerias de sanidad reciben cientos de reclamaciones al mes no por mala praxis psiquiátrica, sino quejándose que no les han dado la baja, ni tampoco la incapacidad absoluta que merecen por lo mal que están de la cabeza, debido al informe negligente del psiquiatra que no menciona su gran perturbación mental, si reciben alguna de mala praxis es una de cien.
  3. Agradecen al psiquiatra que les ha retirado del mundo laboral de por vida, decenas de miles de agradecidos en España anualmente, frente a los pocos cientos de descontentos.
Anuncios

5 Respuestas a “Dadme algo para llevarme a la boca

  1. Pingback: Testimonio Real de Cómo librarse de la Mili por Loco « Psiquiatría NET·

  2. Acabo de leer “la Sociedad de Psiquiatría Asturiana dice que un 15% de la población tiene algún trastorno mental”. Acostumbrados a ganar millones, están convirtiendo no ir al psiquiatra en “trastorno mental”.
    Hace más de 30 años que los psiquiatras hacen terapia, aunque no son terapeutas (se metieron en el campo de la Psicología por falta de clientela).

    Aunque no siempre sus informes están destinados a señalar patologías. Aquí hay un buen ejemplo de lo que acabo de decir.

    http://www.saltalibre.net/Un-inmigrante-muere-en-manos-del.html

  3. Apoyo de Rouco Varela a los diagnosticados de trastornos mental, cuando conviene.

    http://www.victimasaparicionesdelescorial.org/index.html

    Si se trata que recauden fondos de los que en cierta medida se puede beneficiar la Iglesia, pese a los informes psiquiátricos, para Rouco están perfectamente, aunque los informes partan de psiquiatras que se identifican como “cristianos” y aunque la ciencia no debería tener adscripcción religiosa.

  4. Soy psiquiatra.No me parece un trato justo el que haceis a nuestro colectivo. Por una parte reconoceis la existencia de la enfermedad mental y por otra asimilais la figura del psiquiatra a la de delincuente y llegais a llamarle intruso por hacer psicoterapia! Es mucha la ignorancia y mucho el odio, que denotan vuestros escritos.
    La mayoría de los psiquiatras somos médicos dedicados al cuidado de nuestros pacientes en el sistema público, como en mi caso, por vocación, y son muchos los enfermos mentales que se benefician de nuestro trabajo y dedicación, consiguiendo una integración socio-familiar aceptable y una vida digna, lejos de los modelos manicomiales de hace años.
    Simuladores y pMERCEDESrofesionales corruptos los hay en todos los campos,! Ya os vale!

  5. lo peor que ha pasado por mi vida, el inhumano Pascual Javier ramon mora, afortunadamente cumple su condena..

    y si, estafador y dedicado a dar bajas por invalidez a todo un municipio, esa era su dedicacion, a parte de maltratador y acosador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s