Reinversión de la Justicia

O Desinversión psiquiátrica, voy a comentar lo que ya vimos en el post El DSM no tiene estadísticas sobre el modo de pensar inverso que tienen los psiquiatras respecto al resto de los mortales, un ciudadano no psiquiatra correlaciona siempre problemas ambientales, personales, económicos como causa de problemas mentales, un psiquiatra no es capaz de correlacionarlo y piensa que si los centros de salud mental surgen mayoritariamente en barrios marginados y degradados es por simple casualidad y que ese barrio está degradado es porque la mayor parte de su población son anteriormente enfermos mentales sin diagnóstico previo y sin tratamiento.

¿Por qué somos una excepción?

En mi país y en el suyo nos gusta enviar a la gente a la cárcel… Reino Unido y España utilizan la prisión para resolver problemas de justicia social. Dentro de las instituciones encontramos a gente con problemas mentales, sociales y de droga. La explicación es que tenemos miedo del distinto. Lo queremos lejos.

Sorprende que suceda eso en el Reino Unido…

Pues, pese a que la delincuencia no ha subido, la población de reclusos ha aumentado un 70% en los últimos 10 años. Afortunadamente se ha abierto un debate impulsado, entre otros, por un motivo práctico: ¡no nos lo podemos permitir!

¿Cuánto cuesta un preso?

En Gran Bretaña cuesta 50.000 euros por año. ¡Lanzamos dinero público en un agujero negro! Las cárceles deben dejarse para los que han cometido delitos graves. Y buscar otra forma para resolver los problemas sociales. En Londres trabajamos en la reinversión de la justicia.

¿Reinversión de la justicia?

Sí. Pedimos a un grupo de geógrafos urbanos que hiciera un mapa de las zonas con la tasa más alta de desempleo, mayor pobreza y marginación. Y vimos que la mayoría de presos procedía de esas zonas. ¿Por qué no reinvertir el dinero de la encarcelación en justicia social?

Entrevista con Andrew Coyle, consejero de prisiones de Naciones Unidas y redactor de las reglas penitenciarias europeas Fuente: Tortuga

Para un psiquiatra es triste que sólo 9 pacientes de cada 100 que ve en un centro de salud Mental, sean esquizofrénicos ver post Tipología de personas que acuden a SALUD MENTAL , encontrar enfermos neurológicos en psiquiatría casi es como ir de caza a un erial.

Enfermo o Pieza cazado

Lo demás “patología” depresiva-ansiosa, si para ellos eso es patología banal, ni te cuento para médicos de otras especialidades, que tratan patologías banales orgánicas a diario  les llaman a estas “patologías” las no-enfermedades y para los psiquiatras los no-médicos.

También es destacable que sólo patologizan conductas y no ambientes perniciosos.

Oye chico  tienes un trastorno adaptativo toma prozac

El trastorno mental más frecuente del planeta

El `trastorno adaptativo`, enfermedad que hoy en día padecen millones de seres humanos, se mantiene arrinconado convenientemente por la psiquiatría moderna y el sistema capitalista.

Generalidades y diagnóstico

El `trastorno adaptativo` no presenta síntomas específicos, por lo que varía mucho de una persona a otra; y aunque lo padezcan millones de seres humanos, cada cual podría tener su sintomatología propia. Sin embargo, es frecuente que el `trastorno adaptativo` se acompañe de un estado de animo depresivo, y hay casos en los que pueden incluso presentarse síntomas psicóticos (como ideas delirantes, errores de conducta sumamente graves o hasta alucinaciones).

Para diagnosticarlo se requiere lo siguiente:

1) La presencia de una situación social adversa y enfermiza.
2) Su origen social y no biológico.
3) La aparición de la sintomatología, durante los tres primeros meses después de que se da la situación social nociva.
4) La ausencia de sintomatología psiquiátrica previa al estimulo nocivo.
5) La desaparición de la sintomatología psiquiátrica, seis meses después de la pérdida del estímulo nocivo.

Además, el individuo enfermo presenta un deterioro social muy importante, desde lo que concierne a sus relaciones familiares hasta lo que concierne a sus relaciones laborales o académicas.
Vale la pena redundar en el hecho de que puede enfermarse únicamente un individuo o toda una familia, una comunidad o un país.

Cómo se enferma la mente

El cerebro es la máquina conocida más compleja y maravillosa que ha creado el universo. Es un sistema bioquímico y fisiológico que es tan complejo, que ningún cerebro piensa igual que otro, `cada cabeza es un mundo`. Y es tan sorprendente, que por más elemental que suene, es el único órgano que sabe de su existencia. A más de ser capaz de semejante hazaña, el cerebro tiene la habilidad de rebasar su límite anatómico y de tal forma puede percibir, conocer y analizar su entorno, sin importar las distancias o los tamaños, y así, con el mismo interés estudia las estrellas que las partículas subatómicas; y si esto no fuera suficiente, tampoco lo delimita el tiempo, y por ello aprende la historia, describe un `Big bang` o pronostica un eclipse. Siendo el sistema nervioso algo tan complicado y prodigioso, no es raro que lo enferme el conjunto de estímulos nocivos de una situación social determinada.
La enfermedad mental sólo surge por dos motivos: Por una alteración orgánica, es decir, de manera burda, por un problema que se presenta de la piel hacia adentro. O bien, por una alteración social, es decir, por una complicación de la piel hacia fuera.

Con esto podemos concluir que llamar `unidad biopsicosocial` a un individuo es una falacia y es una costumbre ideológica que el sistema capitalista sostiene por intereses obvios. La mente está compuesta por el pensamiento, las emociones, el instinto, la conducta y las relaciones sociales; y es un órgano tan `biológico` como cualquier otro. ¿O cuándo se ha propuesto la cardiología llamar al individuo `unidad biocardiosocial` o la nefrología llamarlo `unidad bionefrosocial`? Los seres humanos estamos compuestos por una parte biológica y una parte social, y nada más. El alma con su inmortalidad sólo es un subterfugio para controlar al pueblo, para calmar el dolor inducido por lo que los capitalistas han hecho de este mundo, y es una fantasía para soportar la fugacidad y la levedad de nuestra existencia.

***

Ante un entorno que se encuentra en tales condiciones, el `sujeto de la pobreza` cae en la `anomia`. El diccionario de la lengua española, en su vigésima segunda edición, define `anomia` como el conjunto de situaciones que derivan de la carencia de normas sociales o de su degradación. Precisamente, debemos comprender a la `anomia` como la pérdida de valores, reglas y tradiciones, acompañada de una falta de respuesta a la vida cotidiana. Todos sabemos lo que vamos a hacer mañana, qué vamos a vestir y a dónde vamos a ir, pero el `sujeto de la pobreza`, el que tiene hambre, en cambio, pierde las metas cotidianas, los planes y las costumbres, porque ya no le sirven. Se pregunta: ¿Qué sentido tiene mi vida? ¿Para qué se vive? Las respuestas más comunes ante la anomia son la angustia, la depresión, la pérdida del sentido a la vida, la ausencia de motivos para vivir, un gran sentimiento de vacío, la intranquilidad, el odio y el rencor.

Estrategias catárticas sociales

Para el `sujeto de la riqueza` es muy riesgoso que haya tantos millones de `sujetos de la pobreza` que, como resultado del `trastorno adaptativo`, posean ira y rencor, aunque esto sea de manera inconsciente. Por eso, desde hace siglos, la clase en el poder creó las estrategias catárticas sociales, que no son otra cosa que mecanismos aprobados socialmente para que el asalariado canalice su cólera, angustia y encono. Desde el imperio romano ya estaba bien claro que para dominar al pueblo sólo bastaban el pan y el circo. En nuestra época actual, el peor enemigo del pobre, la mejor arma del rico está fundamentada en esta posición, y para controlar eficazmente a las grandes masas sólo bastan la tortilla y la televisión. Aparte de este gran invento de mando, hay otros `medios de difusión de ideas` (medios de comunicación es un término erróneo) como la radio, la prensa vendida, etcétera. El pueblo es dormido con telenovelas donde la chica pobre termina por juntar una inmensa fortuna; con los deportes, que les permiten a una multitud de individuos desahogar su cólera enfocándola en algún equipo de fútbol, de baloncesto, de béisbol, etcétera; con los programas policíacos, donde se tergiversa la realidad con buenos `vigilantes de la ley` que atrapan `criminales viles y perversos`; con los programas de `reality show`, en donde la gente común y corriente puede llegar a ser rica y famosa; con los diarios y los noticieros plagados de noticias distorsionadas a conveniencia… en fin.

El radar paranoico

El `sujeto de la pobreza` busca consciente o inconscientemente la causa de su sufrimiento. La `anomia` lo lleva por un `radar paranoico`, y al sufrir y ver sufrir a los suyos busca al causante de esto. No siempre identifica al agente de sus sufrimientos, por eso toma dos alternativas: 1) Busca la causa en su familia o grupo social inmediato: por ejemplo un hermano drogadicto, un padre alcohólico, un jefe, etcétera. La mayoría de los pobres encuadran en esto. 2) Rara vez se da cuenta de que sufre porque la riqueza está mal distribuida y los responsables son la clase explotadora.

Tratamiento

Si bien el tratamiento es a base de psicoterapia y, en caso necesario, psicofármacos, la verdadera cura de este gran mal, que afecta a millones de personas alrededor del orbe, sólo se podrá conseguir mediante la adecuada y equitativa distribución de la riqueza.

Fuente: http://www.nuestraamerica.info/leer.hlvs/919

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s