Deontologia de un Psiquiatra

 

buenos dias
mi mujer (40 años) se lanzo en una terapia hace 2 años con un medico psiquiatra (60 años), el principal problema existencial de mi mujer es la falta de padre, ya que la abandono a los 2 años y se fue a Canada, hasta que reaparecio cuando tenia a los 20 años;
poco a poco, note en los comentarios de mi mujer que las relaciones con el psiquiatra eran cada vez mas personales; intercambios de libros…hasta que para navidad este señor el escribio un cuento que me hizo leer mi mujer: la historia de una flor que debe deshacerse de ella hacia, irse del jardin para encontrar la libertad……….
hace 3 meses, mi mujer me anuncio que tenia una relacion extraconyugal con este señor y que su terapia se acabo; estamos en proceso de divorcio y no quiero mezclar las 2 cosas; el divorcio tiene razones mas profundas
pero no quiero dejar pasar este tema, mo me parece que un medico deba ” aprovechar”esta situacion y quisiera que este señor ,como minimo, no reproduzca este tipo de relacion con otros pacientes
¿como puedo hacer? ¿los psiquiatras firman un codigo de deontologia en España?
muchas gracias

Anuncios

3 Respuestas a “Deontologia de un Psiquiatra

  1. Si ha sido voluntariamente, creo que no podrá hacer nada, lo único diríjase al colegio de médicos de su provincia y realice un escrito-queja
    que el psiquiatra aprovechando la ruptura de su mujer, se ha liado con ella en medio de una terapia y copie esto:

    Constituiría otro caso distinto aquel paciente con plena capacidad de discernimiento (como en la mayoría de las neurosis) pero que en función de los vínculos de dependencia se produjera una relación de abuso, manipulación, engaño o prevalimiento por parte del terapeuta. En estos supuestos las tensiones emocionales implicadas en la relación o en la posterior ruptura de la misma podrían eventualmente provocar una descompensación o agravamiento del trastorno que sufriera el paciente, y tal caso se podría corresponder con una figura delictiva de imprudencia.

    La mayoría de códigos deontológicos prohiben explícitamtnte el mantener relaciones sexuales con pacientes, incluso bajo la amenaza, variable según las legislaciones, de pérdida del título y en consecuencia de la posibilidad de ejercer la profesión. En concreto el código deontológico publicado por la Asociación de Psiquiatría Americana considera que el fracaso del terapeuta en el adecuado encauce del vínculo afectivo con sus pacientes constituiría una negligencia

    Mire si en el código deontológico médico del colegio provincial viene algo relacionado con el trato de médicos con sus pacientes y relaciones.
    Yo he mirado aquí y no hay nada

    Código Deontológico
    Código de Ética y Deontología Médica de la OMC, que data de 1990
    http://www.medena.es/es/colegio/documentacion/codigo.pdf

    EL DEBER DE NO ABUSAR DEL PODER OTORGADO POR
    LA RELACION TRANSFERENCIAL

    LA SEXUALIDAD EN LA RELACION PSIQUIATRA-PACIENTE

    Diversos estudios norteamericanos llevados a cabo por organizaciones médicas, han puesto de manifiesto la relevancia cuantitativa de este tema: entre un 10 y un 20% de los encuestados admitía haber mantenido relaciones íntimas con pacientes. Esto hace cuestionarse si en la realidad la frecuencia es aún mayor (34) (35).

    Cabe distinguir diversos tipos de situaciones capaces de generar responsabilidad: aquellas en que el paciente está incapacitado y carece de voluntad para la libre elección, supuesto muy grave en el que el psiquiatra incurriría en un delito doloso (violación, estupro, abuso deshonesto,.. según las características propias de cada caso), tratándose de un supuesto antijurídico gravemente penado. Constituiría otro caso distinto aquel paciente con plena capacidad de discernimiento (como en la mayoría de las neurosis) pero que en función de los vínculos de dependencia se produjera una relación de abuso, manipulación, engaño o prevalimiento por parte del terapeuta. En estos supuestos las tensiones emocionales implicadas en la relación o en la posterior ruptura de la misma podrían eventualmente provocar una descompensación o agravamiento del trastorno que sufriera el paciente, y tal caso se podría corresponder con una figura delictiva de imprudencia.

    La mayoría de códigos deontológicos prohiben explícitamtnte el mantener relaciones sexuales con pacientes, incluso bajo la amenaza, variable según las legislaciones, de pérdida del título y en consecuencia de la posibilidad de ejercer la profesión. En concreto el código deontológico publicado por la Asociación de Psiquiatría Americana considera que el fracaso del terapeuta en el adecuado encauce del vínculo afectivo con sus pacientes constituiría una negligencia (36).

    Los estudios de la mayoría de autores contemplan únicamente los casos en que un psiquiatra mantiene relaciones con una paciente. Dada la incorporación masiva de mujeres en el campo de la medicina en los últimos años, debería considerarse la posibilidad de negligencias también en este último sentido.

    Se debe considerar la posibilidad de falsas denuncias por deseo de venganza o chantaje, así como las derivadas de la propia patología del paciente (delirios erotomaníacos, mitomanía, sugestionabilidad, etc.). Se trata de un supuesto relativamente típico (aunque no frecuente) en personalidades histéricas y en determinadas formas de paranoidismo (37).

    Ante tales casos el facultativo deberá evitar entrevistarse a solas con la paciente, y suele ser aconsejable derivar el caso a otro colega si se aprecian elementos de erotización incontrolada en la relación transferencial.

    http://psiquiatriaho.galeon.com/manual/a18n2.htm

  2. Hola,
    He leído tu caso. Soy licenciada en Psicología y te diré que es completamente ilegal y antiético hacer una cosa así. Es más, te explicaré por qué no es algo “voluntario” por parte de tu mujer el haberse enamorado de este señor. Este fenómeno se conoce como relaciones de doble rol, y en el caso de tu mujer por haber existido relaciones sexuales entre ambos son legalmente perseguibles. Eso sí, esto si ha ocurrido dentro del ámbito de la relación terapeútica.

    En primer lugar, en toda relación psicólogo o psiquiatra-paciente se parte siempre de una situación asimétrica. Esto es, tú, paciente, acudes a un profesional porque tienes un problema y de entrada confías en que pueda ayudarte. Además, a medida que la relación terapeútica avance y vayas cogiendo confianza en el profesional te irás abriendo y mostrándole todas tus “caquitas” personales, lo cual, como pacientes, nos coloca en una situación de mucha indefensión. Por otro lado, si esta persona es buen profesional, es fácil que muestre comprensión -sin que tú como paciente te sientas juzgado- escucha, simpatía y sobre todo cariño cuando tú las estás pasando putas.
    Además, unimos el factor de que esa persona como profesional no puede o debe mostrarse en los aspectos personales (esto forma parte de la Ética de la profesión terapeútica), y debe supervirsarlos fuera de la relación con sus pacientes. Me refiero a sentimientos que el paciente le suscita de maternaje por ejemplo o rabia… esto puede interferir sin que nos demos cuenta en nuestro quehacer.
    Con lo cual, y resumiendo, que tenemos:
    persona que llega hecha una piltrafa humana en busca de ayuda con confianza ciega en un profesional que puede ayudarle a resolver sus problemas.
    Profesional que dada la posición en la que suelen colocarnos los pacientes, sobre todo al principio, parece alguien perfecto como persona pues en apariencia no tiene defectos y sobre todo se muestra cariñoso, comprensivo, empático, que no te juzga y encima trata de ayudarte. ¿Entiendes ahora como es fácil enamorarse en una situación así?
    Y es que como profesionales tenemos que tener mucho cuidado con respecto a como manejamos estas situaciones.

    Para despejarte más las dudas te transcribo un par de artículos de nuestro código deontológico: Artículo 21º. El ejercicio de la Psicología no deber ser mezclado, ni en la práctica, ni en su presentación pública, con otros procedimientos y prácticas ajenos al fundamento científico de la Psicología. Comprenderás que acostarse con tus pacientes no es muy científico.

    Artículo 29º. Del mismo modo, no se prestará a situaciones confusas en las que su papel y función sean equívocos o ambiguos.
    Si acudo a tí como profesional acudo a ti como profesional, y si quieres ligar conmigo mejor tomando una copa a la que puedas invitarme, y encima no me saques la pasta por ligar conmigo. ¿Qué he contratado un psiquiatra o un chapero? Todavía hay algun@s que cobran por echar un polvo con sus pacientes.

    No sé hasta donde llega el caso de tu mujer, pero conozco de casos en los que profesionales utilizaban el sexo con sus pacientes como “forma de curación de sus problemas”. Si esto es así, yo sólo preguntaría a estos profesionales si también se tiran a viejecit@s de ochenta o a sus pacientes del mismo sexo (en caso de ser heteros) y no sólo a aquell@s pacientes que les resulten atractivos.

    Espero haberte podido ayudar. Para cualquier otra duda, no dudes en consultar. Un saludo. mimos84 col. M-22.769

  3. Quisiera contactarme con algún residente de psiquiatría o, de ser posible con un psiquiatra. Mi interés es para consultar su opinión sobre los informes psicológicos que reciben y los pedidos que han realizado; si la comunicación recibida es la esperada o no, sobre que cuestiones consultan a un psicólogo fundamentalmente, y si tiene un proceso a seguir para llevar a cabo una consulta.
    Saludos cordiales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s