Profesiones refugio de Pedófilos y Abusadores

Os pongo en este post la cantidad de pedófilos y abusadores sexuales que se refugian en la Iglesia y la Psiquiatría vaya con los “protectores de los niños y la juventud”.

SACERDOCIO Y ABERRACIONES SEXUALES
by Javier Valenzuela Tuesday, Apr. 14, 2009 at 7:47 PM

La confesión del obispo Fernando Lugo de haber abusado de una menor siendo sacerdote, reabrieron un ya gastado debate sobre la relación entre sacerdocio y aberraciones sexuales.

Hasta que la opinión pública de Estados Unidos, siempre sedienta de transparencia, lo ha situado en el primer plano de la actualidad, el tema de la relación entre la Iglesia católica y la pedofilia era tabú. Y sin embargo, mucha gente sabía, por experiencia propia o testimonios de otros, de casos de curas y frailes proclives a los ‘tocamientos’ en colegios religiosos, ejercicios espirituales y sacristías.

Así, por ejemplo, sin alejarnos de los días en que se produjo el escándalo de Boston, encontramos que tras descubrirse el encubrimiento de las decenas de delitos sexuales del padre Geoghan, su encubridor, el cardenal Law, quiso cubrirse las espaldas (demasiado tarde para las víctimas, claro) denunciando a otros 87 sacerdotes pedófilos de su archidiócesis de Boston. El 25-2-2002, el arzobispo Juliusz Paetz, de Poznan, Polonia, fue acusado de agredir sexualmente a varias decenas de sacerdotes y seminaristas de su propia diócesis. El 10-3-2002, dimitía el obispo Anthony J. O’Connell de Palm Beach, Florida, tras admitir que había abusado sexualmente de dos jóvenes. Un caso más, tras los de Massachusetts y los de varias parroquias de Rhode Island. En España, el 14-2-2002 era detenido y encarcelado el párroco de Casar de las Hurdes por su vinculación a una red de pornografía infantil. El 8-3-2002 se denunciaba en la prensa un caso que llevaba años paralizado en el juzgado: la querella contra un influyente sacerdote que abusó sexualmente de al menos una niña mientras era juez eclesiástico, …

Ahora la Iglesia está a la defensiva y, tras la cumbre de cardenales norteamericanos en Roma, proclama que dejará de amparar a sus miembros corruptos. Pero la tormenta está desatada, y con ella la gran pregunta: ¿existe una relación particular entre el sacerdocio y la pedofilia, paidofilia o pederastia, palabras que designan la atracción sexual de un adulto por chicos o chicas impúberes?

Cuatro de los seis psiquiatras y psicólogos entrevistados para este reportaje dan una respuesta afirmativa. Desde Nueva York, donde ha sido durante muchos años presidente del Sistema de Sanidad y Hospitales Públicos, Luis Rojas Marcos es el más contundente. ‘La Iglesia, por el celibato, por el enclaustramiento, por el secretismo y por el poder divino de persuasión y seducción que otorga a sus ministros, es un imán de pedófilos y pedófilas y un caldo de cultivo ideal de actividades pederastas’, afirma este psiquiatra sevillano de 58 años. ‘Cuando las vocaciones eran populares, aunque no se hacían pruebas psicológicas de admisión, los seminaristas pervertidos se diluían entre una mayoría de gente normal.

Pero al reducirse las vocaciones, la necesidad de admitir en los seminarios a todos los llamados, sin hacer preguntas, ha resultado en la entrada en la Iglesia de una preponderancia de curas y monjas con problemas psicológicos, y en particular con tendencias abusadoras pederastas’.

El fenómeno de bajada del listón en las admisiones señalado por Rojas Marcos está siendo muy debatido dentro y fuera de la Iglesia católica de EE UU. ‘A causa de la insistencia de Roma en el celibato, el sacerdocio se está convirtiendo en una profesión gay’, escribe Donald B. Cozzens, ex rector de un seminario norteamericano, en su reciente libro The changing face of the priesthood. Y todos los profesionales consultados coinciden en que la pederastia es una tendencia abrumadoramente masculina y más común entre homosexuales que entre heterosexuales.

Hechos objetivos

Autor de Infidelidad y desamor y con consulta privada en Barcelona, Joan Corbella, tarraconense de 56 años, se atiene a ‘dos hechos objetivos’. ‘Uno’, dice, ‘es que los sacerdotes viven una sexualidad conflictiva, el celibato les causa un serio problema de insatisfacción sexual; el otro es que muchos tienen una relación particular con niños y adolescentes, una relación tanto de autoridad como de cercanía. Y si se juntan esos dos hechos se facilita el que aparezcan conductas pederastas. En el sacerdocio se pueden producir conductas pederastas en personas que no las tendrían con una vida sexual normal’.

Corbella no cree que ‘haya ahora una epidemia de pederastia en la Iglesia. Esta práctica’, dice, ‘ha existido siempre en esa institución; lo que pasa es que ahora se ha abierto la veda informativa, ahora se habla del asunto’. El psiquiatra catalán estudió en un colegio de maristas, pero no tiene memoria de manifestaciones de pedofilia. ‘Yo debía de ser un chico feo’, bromea.

En cambio, Francisco Alonso-Fernández, que tras haber sido presidente de la Asociación Española de Psiquiatría y Psicopatología lo es de la Asociación Europea de Psiquiatría Social, recuerda que también estudió en los maristas de su Asturias natal, y añade: ‘Teníamos identificados al 20% de los hermanos como tocones’.

Intolerable abuso de poder

‘Entre los niños que hemos sido educados en centros religiosos es raro el que no ha tenido que defenderse de un abuso de ese tipo’, dice Alonso-Fernández, que a sus 76 años mantiene su consulta abierta en Madrid. ‘Si consideramos’, continúa, ‘que un perfil típico del agresor en los casos de pedofilia suele ser el de un varón soltero y con frecuencia un educador, puede establecerse una conexión con los centros religiosos de enseñanza’. Alonso-Fernández está convencido de que ‘hay una correlación entre la soltería, por no hablar del celibato, y la pedofilia’ y de que ‘el cura o fraile pedófilo tiene un contexto más favorable para desarrollar su perversión’.

Carlos Castilla del Pino tiene la misma impresión. ‘Voy a contar en el segundo tomo de mis memorias que durante unos siete u ocho años, en pleno franquismo, fui asesor del seminario jesuita de Córdoba, que dirigía el padre Fernández-Cuenca, muy estricto a la hora de plantar en la calle a todos aquellos que buscaban la coartada del sacerdocio para una homosexualidad reprimida’, dice el prestigioso psiquiatra, nacido en la provincia de Cádiz hace 79 años y que sigue manteniendo abierta su consulta en Córdoba. ‘Me mandaban seminaristas problemáticos para que los estudiase y resultaba que muchos eran homosexuales. Si la pedofilia entre los sacerdotes y frailes aún es tabú, imagínese en aquella época. Pero terminaban por salir casos, y recuerdo el de algún cura pedófilo que, pese a ser el acusado, entró en el tribunal por el despacho del presidente, para escándalo de los denunciantes’.

Castilla del Pino cree que es ‘posible’ afirmar que hay una relación especial entre sacerdocio y pedofilia. ‘En los internados religiosos de mis tiempos, y yo estudié en uno de salesianos, era evidente el número cuantioso de clérigos con signos de pedofilia. Quizá’, dice, ‘el sacerdocio sea una coartada inconsciente para la homosexualidad y la pedofilia. Pero si la homosexualidad ya no plantea mayores problemas, y de hecho hace años que los homosexuales no consultan a psiquiatras, la pedofilia sí. Es un problema enorme, una forma de estupro, una manifestación intolerable de abuso de poder’.

La confesión del obispo Fernando Lugo de haber abusado de una menor siendo sacerdote, reabrieron un ya gastado debate sobre la relación entre sacerdocio y aberraciones sexuales.

Desde su medio siglo de experiencia profesional, Alonso-Fernández estima que si tras siglos de encubrimiento y silencio, si hoy se habla de este asunto es sólo a causa de la mayor libertad de expresión. ‘Realmente’, dice, ‘las mechas ardían por todas partes, producían fuegos parciales; lo que ahora ocurre es que se han convertido en una gran hoguera’. Para evitar consumirse en ese fuego, la Iglesia debería arrodillarse en el confesionario de la opinión pública. “

***


Compararlo con esto

Dr. William Ayres

Psiquiatra pedófilo hecho famoso por la Televisión Pública

John el 07 de abril 2007 a las 1:54 pm

Cuando Ted Haggard fue acusado de tener contacto sexual con un prostituto gay, él renunció al liderazgo de su iglesia y de la Asociación Nacional de Evangélicos por lo que hizo. Fue una de las mayores historias del año, una amplia cobertura de todos los periódicos y revistas importantes de noticias.

Ayer, el psiquiatra infantil Dr. William Ayres ex presidente de la Academia Americana de Psiquiatría Infantil y del Adolescente, fue detenido por varias acusaciones de haber abusado sexualmente de niños. El Dr. Ayres tiene una historia larga y distinguida como experto en psiquiatría infantil. En 2002 la comisión del área de la bahía en niños y familias le concedió una concesión del éxito a toda su carrera. Él ha seguido viendo a los pacientes jóvenes para el condado hasta fecha tan reciente como 2003, a pesar de las denuncias de abusos que se remontan a 1987.

Hogue, ahora residente de Santa Rosa, fue uno de los hombres que se acercaron a la policía en 2005 con acusaciones de abuso sexual. Le dijo al Times el año pasado que su distrito escolar lo envió a Ayres en 1985, cuando tenía 15 años, después de haber escrito una nota a un compañero de clase que fue mal interpretado como una amenaza de suicidio.

En un informe de la policía, Hogue dijo de Ayres que una vez él mismo se bajó los pantalones Ayres le tocó el pene, diciendo que quería ver como de “desarrollado” estaba. Hogue le dijo a su madre lo sucedido y ella informó a su terapeuta, que hizo un informe a los servicios protectores de la infancia del condado en 1987.

Según el informe de CPS, el caso fue remitido a la policía de San Mateo, quien consideró que la denuncia carecía de fundamento. Hogue mostró el informe original de CPS a la policía cuando lo volvieron a entrevistar en otoño de 2005.

Hogue presentó una denuncia contra Ayres y la Junta Médica de California en 2005. No está claro en cuanto a qué pasó con ese informe.
Pero es realmente la historia de fondo  que me interesa aquí. Dr. Ayres se convirtió en una estrella en 1968, cuando escribió y narró un especial de televisión de 15 capítulos titulado “la época de su vida”. El especial fue producido por KQED San Francisco y se distribuyó a las escuelas del país como parte de un nuevo plan de estudios de educación sexual. He aquí cómo resume el examinador el conflicto:

En 1968, los distritos escolares locales se convirtieron en campos de batalla ideológico en un debate sobre si la educación sexual era un tema adecuado para la escuela. En pocos lugares fueron los argumentos tan fuertes como en el Condado de San Mateo, donde los padres boicotearon la escuelay presentaron una demanda para mantener la “vida familiar” de la educación fuera del aula. Y en el centro del debate fue el psiquiatra infantil William Ayres, un experto nacionalmente citado retratado en muchos artículos, como un faro de la razón, la precisión y la ciencia.

Ayres alcanzó fama nacional en 1968, después fue co-guionista y ayudó a narrar “El momento de tu vida”, una serie de televisión de 13 capítulos producida por KQED para su uso a estudiantes de sexto grado que enseñan el amplio tema de la vida familiar, incluyendo la discusión sexual franca. La obra fue elogiada por los educadores y médicos, según San Francisco Examiner y el San Francisco Chronicle artículos de prensa de la época, pero un número de padres se opusieron con fuerza, declarando que eran “pornográficos”. Ayres dijo que la serie había sido útil para los niños.

“Durante muchos años, los niños han estado viniendo a mi oficina para conocer algunos de los« hechos de la vida> “, pero con muchos hechos dejados de lado, terminan confusos, con un gran número de preocupaciones y angustias derivadas de su falta de conocimiento”, dijo a The New York Times en 1969.

Los funcionarios escolares en el momento elogiaron enfoque de Ayres.

Pero, como señala el artículo, incluso los partidarios de Ayres tenían algunas dudas sobre la claridad de parte de la información sexual que se presenta a los niños de 10 años:

“Nuestro único desacuerdo es en el fondo, entró en la masturbación y los detalles de la intimidad humana”, dijo el asistente del Superintendente de Escuelas del Condado de Weems Armin en agosto de 1968.

En 1969, la revista Time publicó un artículo sobre la controversia de la educación sexual que se señalaba:

Quienes se oponen a la educación sexual plantean una amplia variedad de cargos algunos plausibles, no contra algunos de los cursos. En el nivel inferior, los ataques consisten en nada más que insinuaciones de que los profesores participantes se degeneran ansiosos para seducir a los jóvenes a una vida de inmoralidad flagrante.

Como resultado, los padres conservadores denigrados por tiempo no estaban lejos de la realidad. Un artículo del New York Times del 09 1969 ofrece un vistazo a la controversia cuando la serie llegó a Nueva York. Richard Mayer, director de “servicios escolares” dijo lo siguiente:

“Los profesores que quieran utilizar la serie no está obligado a aceptar todos los programas”, dijo Meyer. “Sin embargo, quiero señalar que los programas fueron diseñados por personas que eran muy sensibles a en lniños de 10 años en la forma de pensar y reaccionar. La experiencia ha demostrado que los adultos tienden a traer sus propias manías a los programas de este tipo, mientras que los niños aceptan el material como un elemento más de información. ”

De nuevo, es una batalla entre la ciencia y la ignorancia. El mensaje es: Confíe en los expertos. Confía en el psiquiatra. No ser reaccionario. Eso fue entonces y esto es ahora:

Una presunta víctima, un técnico electrónico de 48 años de edad en el área de San Diego, dijo en una entrevista que le Ayres le hizo un examen físico durante un período de sesiones y le acarició. Ayres le preguntó entonces si se masturbaba, dijo el hombre, el hombre dijo que él respondió que era “asunto suyo”.

No es asunto tuyo. Creo que eso es exactamente lo que los padres estaban tratando de decirle a los educadores liberales en 1968 cuando la visión ilustrada de la sexualidad de Ayres del niño se estaba transmitiendo a miles, si no millones, de niños en todo el país.

Las cosas no han mejorado mucho. Hoy en día, tenemos jueces que nos dicen que los padres no tienen derecho a controlar el material sexualmente explícitodado a sus hijos. De hecho, cualquier padre que interfiere en los esfuerzos de los educadores  por enseñar a niños de 6 años de edad sobre el lesbianismo es un mal ciudadano.

Para resumir la historia del Dr. Ayres:

* Psiquiatra Infantil y Presidente de la Academia Americana de Psiquiatría Infantil y del Adolescente
* Vida logro adjudicatario en 2002
* Cruzado Nacional de puntos de vista ilustrado sobre la sexualidad infantil
* Proyecto financiado por la Televisión Pública le hizo una estrella en 1968
* Más tarde visto por millones de niños de 9-11 años de edad en todo el país
* Sospecha de abuso presentada a las autoridades de CPS hace 20 años fue ignorada.
* Es un pedófilo que puede haber ofendido docenas o incluso cientos de niños.

Suena como una historia bastante para mí. ¿Será cubierto 1 / 2 tanto como Ted Haggard o Mark Foley?

Mala suerte.

http://www.verumserum.com/?p=1002

***

Fotos encontradas en la casa del psiquiatra infantil Dr. William Ayres

Le han hecho un blog sus víctimas que entre otras cosas comentan que el juicio que tuvo en 2009 fue declarado nulo por vicio en un miembro del jurado, luego ha intentando declararse incapaz para enfrentarse en un juicio posterior ¿De qué nos suena esto? 😉 Aparte le ha sido retirada la licencia para practicar la medicina. También pone el dedo en la llaga que ningún psiquiatra que conocía a Ayres se ha presentado a testificar en el juicio aparte de que parece que tiene fuertes lazos de amistad con la política y la judicatura. Para doblar la ironía la misma práctica forense que determinó su contenido diferentes autores entre ellos Ayres (era un psiquiatra que le mandaban delincuentes juveniles para reformarlos) para peritar el abuso infantil: psiquiatría de la práctica del niño y del adolescente para la evaluación forense de los niños y de los adolescentes que pudieron haber estado físicamente o sexualmente abusados se lo están aplicando ahora a él mismo, el cazador cazado con la misma trampa.

http://williamayreswatch.blogspot.com/

***

Psiquiatra enfrenta un juicio por asalto sexual

Chico de 14 años, testifica que fue abusado sexualmente

Por Johnson Johnson, de la Journal Sentinel

19 de enero 2008

Psiquiatra Infantil

Un psiquiatra que ya cumple cuatro años de libertad condicional por posesión de pornografía infantil se le ordenó someterse a juicio el viernes por un cargo de asalto sexual después de que un joven de 14 años de edad, declaró entre lágrimas que el médico abusó sexualmente de él durante una sesión de terapia en 2006.

En una audiencia preliminar para determinar si el caso en contra de Eric B. Schwietering de Milwaukee debe ir a juicio, el muchacho declaró que Schwietering lo interrogó durante una sesión de terapia sobre sus hábitos sexuales y le dijo que tenía que desvestirse a 10 de julio 2006.

Cuando se negó, el niño dijo ” Schwietering lo obligó en un sillón”, en parte le desnudó y le tocó indecentemente.

Schwietering de 41 años, fue acusado en octubre de asalto sexual de un menor de 16 años, un delito mayor.

Según el testimonio del viernes y una denuncia penal, el asalto se produjo cuando estuvo en el consultorio de Schwietering que estaba asociado con la consulta de Cornerstone, 16535 W. Blue Mound Road, Brookfield. Schwietering ya no está en el centro.

Después del asalto, el muchacho testificó que Schwietering le dijo que no le digas a nadie lo que había ocurrido y dijo que le haría daño si lo hacía.

La demanda dice que el asunto salió a la luz en otoño cuando el muchacho, que ahora vive en una escuela residencial en Keokuk, Iowa, dijo a su madre en el correo electrónico que había sido asaltado por Schwietering, que se especializó en el tratamiento de niños y adolescentes.

El  abogado de Schwietering Paul Bucher, intentó que el caso fuera desestimado, diciendo a la Corte del Condado de Waukesha  y al Comisario Martin Binn que el testimonio del niño y las declaraciones a las autoridades no eran creíbles.

Pero Binn rechazó el argumento y ordenó a Schwietering regresar a la corte el 6 de febrero.

En mayo, Schwietering se le sentenció a cuatro años de libertad condicional en el Condado de Milwaukee por el Tribunal  de dos cargos delictivos por posesión de pornografía infantil.

http://www.jsonline.com/blogs/news/31906649.html

Anuncios

Una respuesta a “Profesiones refugio de Pedófilos y Abusadores

  1. Pingback: La Psiquiatría y la Religión « Psiquiatría NET·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s