NEUROTRANSMISORES, Controversias

NEUROTRANSMISORES

LA EXPLICACIÓN CONTROVERSIAL DE TODO

Serotonina

Los primeros análisis indican que en alrededor del 30%- 40% de las personas que participaron en el estudio, la violencia tiene un componente genético clave, según Coccaro. Existe una gran controversia sobre el origen de la violencia, pero este investigador tiene claro que tanto la genética como el entorno son responsables. Coccaro impartió la semana pasada en Barcelona una conferencia organizada por la Obra Social de La Caixa sobre el cerebro violento.

La administración de fluoxetina a personas muy violentas produce efectos muy variables: “El 30% de individuos muy agresivos dejaban de serlo; el 45% mejoraba su comportamiento, y en el resto mejoraban los síntomas pero seguían siendo personas que teníamos que considerar agresivas”, explica Coccaro.

¿Por qué no funciona la fluoxetina con las personas más violentas? “Pensamos que estos individuos tienen problemas fundamentales en el sistema neurotransmisor de serotonina del cerebro. Este sistema puede estar tan dañado que los medicamentos no pueden actuar. Es algo parecido a lo que sucede en la enfermedad de Parkinson: las células de dopamina mueren y el fármaco no funciona porque no hay nada sobre lo que pueda trabajar”.

El gen que codifica el transportador de serotonina tiene diversas versiones; según como sea este transportador puede producir depresión o violencia. Los que padecen depresión tienen bajos los niveles de serotonina y de norepinefrina, otro neurotransmisor. En cambio, los pacientes agresivos tienen bajo el nivel de serotonina, pero tienen un nivel normal o alto de norepinefrina. “Comparado con un vehículo, la serotonina sería el freno y la norepinefrina, el acelerador: en un paciente depresivo no funciona ni el freno ni el acelerador, el coche no se mueve, está apagado. En una persona agresiva, el freno no funciona pero el acelerador funciona bien o va muy rápido”, explica Coccaro.

Fuente

***

Antidepresivos ISRS

David Healy y David B. Menkes -psicólogos en la Universidad de Cardiff (Reino Unido)- junto a Andrew Herxheimer -del Centro Cochrane en el Reino Unido- para realizar el primer estudio conocido sobre antidepresivos, violencia y sus posibles repercusiones legales: Antidepressants and Violence: Problems at the Interface of Medicine and Law (Antidepresivos y violencia: problemas en la relación entre la Medicina y la Ley). El estudio está publicado en Plos Public Library of Science (www.plos.org) y a él vamos a referirnos en este texto.

ANTIDEPRESIVOS, VIOLENCIA Y LAGUNAS LEGALES
¿De quiénes hablamos? ¿Y qué crédito tienen esos investigadores? Veámoslo
Healy ha sido perito en nueve casos en los que estuvieron involucrados antidepresivos y suicidio o actos violentos y ha testificado en aproximadamente otros 100 casos en los que ocurrió otro tanto. Además ha sido asesor de gran número de compañías farmacéuticas importantes. Herxheimer, por su parte, ha sido perito en 12 casos que también involucraron antidepresivos con suicidio o violencia. En cuanto a Menkes fue también perito en otros seis casos en los que estaban presentes antidepresivos y violencia habiendo igualmente trabajado para la mayoría de las principales compañías farmacéuticas. Y los tres son claros al hablar: “Hemos repasado -explican en su estudio- los datos de los ensayos clínicos disponibles sobre paroxetina y sertralina, y los de los estudios de farmacovigilancia sobre paroxetina y fluoxetina así como una serie de casos medico-legales que involucran antidepresivos y situaciones violentas. Y tanto los ensayos clínicos como los datos de farmacovigilancia apuntan posibles relaciones entre esas drogas y los comportamientos violentos. Los casos legales estudiados revelan una variedad de veredictos. Y muchas jurisdicciones parecen no considerar la posibilidad de que un medicamento de prescripción pueda inducir a la violencia”.

Ficha farmacéutica

“Fluoxetina no deberá utilizarse en el tratamiento de niños y adolescentes menores de 18 años. Los comportamientos suicidas (intentos de suicidio e ideas de suicidio) y la hostilidad (predominantemente agresión, comportamiento de confrontación e irritación) fueron constatadas con más frecuencia en ensayos clínicos con niños y adolescentes tratados con antidepresivos frente a aquellos tratados con placebo.

Fuente: http://www.dsalud.com/numero88_2.htm

***

La serotonina (5HT) representa un papel importante en la regulación de la neurotransmisión dopaminérgica. Se ha argumentado en diversos artículos que la neurotransmisión serotoninérgica inhibe la neurotransmisión dopaminérgica en mesencéfalo y prosencéfalo y que el empleo de antagonistas de los receptores de la serotonina desinhibe la neurotransmisión de la dopamina en el cuerpo estriado y en la corteza prefrontal.

Se han identificado numerosos tipos de receptores de la 5HT y pocos fármacos selectivos para que puedan ser investigados in vivo. Por ello, no es posible afirmar con certeza cuáles son los subtipos que median las respuestas terapéuticas y los acontecimientos adversos asociados a los fármacos antipsicóticos.

Sin embargo, se ha demostrado que el aumento del tono serotoninérgico puede reducir la neurotransmisión dopaminérgica y que el bloqueo de los receptores 5 HT2A puede moderar la reducción de la función dopaminérgica consecuencia del bloqueo de los receptores D2.

Fuente

Dopamina

Los niveles altos de dopamina se relacionan con buen humor, espíritu de iniciativa, motivación y deseo sexual. Los niveles bajos con depresión, hiperactividad, desmotivación, indecisión y descenso de la libido.

***

Las alteraciones bioquímicas están directamente relacionadas con la actividad de la Dopamina. Se ha encontrado una mejora significativa de los síntomas, con fármacos que bloquean los receptores dopaminérgicos como la clorpramicina y el haloperidol; así mismo, la administración de anfetaminas en pacientes normales induce síntomas psicóticos similares a los encontrados en la esquizofrenia. Las anfetaminas están relacionadas con la liberación de catecolaminas (dopamina). Estos dos hechos sugieren que la aparición de síntomas esquizofrénicos están relacionados con el aumento en los niveles de dopamina liberada.

Sin embargo, no se ha encontrado aumento en los precursores de la dopamina y además, el parkinsonismo que puede coexistir con la esquizofrenia, se caracteriza por estados hipodopaminérgicos. Estos hechos sugieren que la causa de la esquizofrenia puede estar en su lugar, en un desarrollo de hipersensibilidad postsináptica de los receptores dopaminérgicos, más que en el aumento de los niveles de la dopamina misma.

Fuente

Anuncios

Una respuesta a “NEUROTRANSMISORES, Controversias

  1. soy proesional de la psicologia y este contenido0 me parece estupendo saber aserca de los neurotrasmisores es como encontrar la solucion a muchos problemas psicologicos soy nelson carvajal jara.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s