¡PARAR LA VIOLENCIA PSIQUIÁTRICA!

Mil internos en hospitales psiquiátricos en todos los países balcánicos llevan en este mismo momento la brutalidad y la experiencia psiquiátricas bajo condiciones más tremendas su muerte social y biológica.

Retienen a mil internos mecánicamente o químicamente, por ETC, se ponen en aislamiento y se privan de derechos humanos fundamentales bajo pretexto de la “modalidad de tratamiento” ; ése es el corrector de ser humano.

Esta situación no es su opción.

Es la opción de un régimen social-político-cultural específico que haga necesario el control de la sociedad y la extinción social de todo los que amenacen el equilibrio de su modelo del desarrollo y de control para mantener su estabilidad. Esta opción se manifiesta en la interacción de factores mul’tiples. ¿Cuáles son éstos?

Esas “ciencias” que se proponen definir arbitrariamente pero aún “en terminología científica” – los límites entre “salud normal” y “anormal”, lo “mental” y la “enfermedad mental” sobre el concepto contradictorio de varias teorías psiquiátricas, psicologicas y sociológicas.

La psiquiatría con la observación, la descripción y la clasificación en el marco científico arbitrario de nosología psiquiátrica en sus diversas variantes (tradicional, bio-psicosocial y comunitario) – en sinergia con la industria de la justicia y de la droga construye las nociones de peligrosidad y de pacientes mentales peligrosos.

Las políticas mentales sanitarias dominantes conducidas exclusivamente por criterios fiscales y políticos que tratan la necesidad de reducir la “carga fiscal”, la privatización o la reducción del número de internos en los hospitales transfiriendo “no para beneficio de la sociedad” al nuevo tipo de estructuras institucionales en la comunidad.

Los profesionales de salud mental, atrapados en procesos y mecanismos de enajenación, que niegan incluso nuestra esencia humana y se transforman, a través del sistema educativo, en los instrumentos entrenados para el ejercicio de la violencia en seres humanos.

Todos nosotros, ciudadanos, que con nuestra tolerancia hacia el confinamiento y la extinción de nuestros ciudadanos mantenemos y reproducimos que esta situación se perpetue.

Por lo tanto, la demanda para la prohibición y la penalización del ejercicio de cualquier forma de violencia en psiquiatría y de la abolición de los lugares del confinamiento no es simplemente una petición humanitaria sino una demanda para nuestra propia liberación de la enajenación psiquiátrica que experimentamos.
COALICIÓN PAN-HELÉNICA PARA LA REFORMA PSIQUIÁTRICA

Fuente: http://athens.indymedia.org/front.php3?lang=el&article_id=768340

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s