LEY 44/2003, DE 21 DE NOVIEMBRE, DE ORDENACIÓN DE LAS PROFESIONES SANITARIAS (BOE 22 DE NOVIEMBRE DE 2003)

LEY 44/2003, DE 21 DE NOVIEMBRE, DE ORDENACIÓN DE LAS PROFESIONES SANITARIAS (BOE 22 DE NOVIEMBRE DE 2003)

Con esta ley en la mano los licenciados en Psicología no pueden hacer ningún diagnóstico clínico ni hacer terapias conductuales ni prescribir ansiolíticos de tres al cuarto a diferencia de los EE.UU. o sea están excluidos de la condición de “sanitarios”.

PSICOLOGÍA Y PSICOFARMACOLOGÍA*

Mark Muse

American Society for the Advancement of Pharmacotherapy

Correspondencia: Mark Muse, colegiado
American Society for the Advancement of Pharmacotherapy
http://www.Division55.org

Cuando el Dr. Lemos me encargó que recogiera los artículos relevantes para dedicar una sección monográfica de Papeles del Psicólogo al movimiento para conseguir el derecho a que los psicólogos puedan recetar medicamentos, mi primera impresión fue “¿Cómo comunicar a los psicólogos fuera de los Estados Unidos la complejidad de un movimiento que tiene una historia de décadas y que no solamente ha evolucionado durante todo ese tiempo sino que está cambiando mientras escribo estas líneas?”. Lo cierto es que las fuerzas sociales que empujan este movimiento son multitudinarias, y para cada viento a su favor hay una ráfaga en contra. Sin embargo, el movimiento para poder prescribir psicofármacos en la profesión de psicólogo crece en tales proporciones que deja de ser un fenómeno puramente americano y comienza a tener sus ecos internacionales.

A ver, ¿dónde empezar?. Hace años que la psiquiatría no da abasto, y la lista de pacientes esperando una visita con el psiquiatra crece cada año, resultando en la necesitad de derivar la mayoría de los casos psiquiátricos al médico de cabecera. En los mejores de estos casos el paciente encuentra a un médico que intenta diagnosticar y tratar enfermedades fuera de su especialidad y, en el peor de los casos, por ejemplo en las comunidades rurales, el paciente no encuentra médico alguno. En contraste, hay psicólogos dispuestos y disponibles a tratar pacientes con todos los diagnósticos psiquiátricos; y un creciente número de ellos se han “reciclado” para poder recetar medicamentos, cursando varios años de formación de postgrado que superan en sí la preparación médica de los mismos psiquiatras en materia psicofarmacológica. La falta de psiquiatras, especialmente psiquiatras infantiles, no es sólo un fenómeno de los Estados Unidos, sino es más bien global. Un ejemplo lo es Francia, donde el 80% de los psicofármacos son recetados por médicos de cabecera (Le Monde, 29.06.06)1; la preparación de psicólogos para rellenar este vacío y hacer frente a las necesidades de millones de pacientes psicológicos/psiquiátricos comienza a ser un movimiento que supera un solo país.

Dicho movimiento se hizo público en 1984 cuando el senador de Hawai, Daniel Inouye, instó a los psicólogos a prepararse para poder responder a la demanda creciente de psicofármacos. La American Psychological Association (APA) respondió en 1989 adoptando la posición oficial de que los psicólogos están particularmente preparados para diagnosticar y tratar enfermedades psíquicas y, con una preparación adicional, son expertos en recetar los fármacos relevantes al tratamiento de síndromes emocionales. A continuación, la APA desarrolló el currículo necesario para preparar al psicólogo en la especialidad de psicofarmacología. Por consiguiente, diferentes facultades de Psicología, en colaboración con facultades de farmacia, definieron estudios posgraduados que conforman a los criterios especificados por la APA. Al mismo tiempo, el Departamento de la Defensa Norteamericana inició un programa homogéneo de formación para los psicólogos, y los Estados de New Mexico y Louisiana y en el Territorio de Guam aprobaron legislación que autoriza a psicólogos con estudios posgraduados en psicofarmacología a recetar. En este momento hay casi una cincuentena de psicólogos autorizados a recetar en los Estados Unidos, y entre ellos se han prescrito miles de recetas médicas sin incidente alguno. Hay cientos de otros psicólogos que están cursando los necesarios años posgraduados para obtener el título de “psicólogo médico”, una nueva especialidad en la profesión de psicología.

1 Véase también: American Journal of Psychiatry (volumen 163, nº 7, 2006) “Changing Profiles of Service Sectors Used for Mental Health Care in the United States”, en el cual se remarca que la mayoría de los norteamericanos reciben cuidados profesionales para problemas de salud mental de su médico de cabecera, y que cada vez más hay un incremento en el uso de fármacos y un descenso en la utilización de la psicoterapia.

* Los originales en inglés de esta sección

Fuente:http://www.papelesdelpsicologo.es/vernumero.asp?id=1468

***

Es decir después de estudiar 5 años de carrera, no pueden hacer nada de lo que han estudiado y sólo pueden hacer eso, (parece que el tema de la prescripción farmacéutica se lo han quitado definitivamente ) si acceden al sistema PIR que no llegan a 90 plazas en todo el Estado Español.

Je, je es descojonante

Que formación tiene un Psiquiatra pues 1 asignatura de la carrera de 9 créditos + 4 años de residencia garantizada “ampliando y practicando conocimientos” de la residencia más fácil tanto a nivel formativo como a nivel de exigencia profesional.

El sueldo de un psiquiatra es un pastón casi 3.000 € mensuales por no pegar ni golpe, recetar los antipsicóticos que va sacando la industria farmacéutica y con el estado deplorable de la justicia no asumir responsabilidad alguna.

Lo alumnos menos dotados a los estudios, que sacan las notas más bajas en el examen-oposición MIR optan por esta residencia , la mayoría han sufrido o sufren “perturbaciones mentales” por eso no tienen ninguna dificultad en entender la existencia de “enfermedades mentales” (ya lo sufren en su propio cuerpo diariamente) o son cínicos contumaces que saben que su cabeza no da para estudiar una especialidad clínica sería.

La mayoría de las enfermedades curables hoy en día se pueden diagnosticar y tratar por profanos. A la gente le resulta muy difícil aceptar esta declaración, porque la complejidad del ritual médico les ha ocultado la simplicidad de sus instrumentos básicos. Ivan Illich – Némesis médica

Van a lo fácil y como son complacientes en el nivel de estudios, no están acostumbrados a pensar ni a la autocrítica, ven como una salvación el estudio dogmático del DSM.

La diferencia mayor es en el acceso para el que quiere ejercer de Loquero, es evidente que el 100% de los que hacen residencia MIR especialidad psiquiatría ejercen de psiquiatras, los que han estudiado 5 años de carrera Psicología tienen la opción de 50.000 estudiantes actuales el 2 %, baremando que se licencien 5000 al año vía PIR, una diferencia notable 98%, por eso hay pelea de reparto de puestos en los centros de salud mental públicos entre psicólogos clínicos y psiquiatras, aunque generalmente en el ámbito privado se hace la vista gorda y ejercen de psicólogos clínicos sin hacer ningún PIR.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s