El Psicofraude completo de la Psicología desde los dos extremos el Psicoanálisis y el Conductismo

El Psicofraude completo de la Psicología desde los dos extremos el Psicoanálisis y el Conductismo, el último nació para dar respuesta al psicofraude del primero siendo tan psicofraude como el segundo

Hasta el último día de su vida, cada vez que Ivan Petrovich Pavlov veía salivar a un perro, el tocaba una campana.Pavlov El behaviorismo es el tipo más científico de psicofraude. Está basado en la premisa que el objeto de la ciencia de la conducta es predecir y controlar la conducta humana. Hasta ahí bien. Sin embargo, considera como su segunda premisa que toda conducta humana puede ser comprendida, predecida y controlada solamente observando objetivamente dicha conducta. En otras palabras, según el behaviorismo, meramente observando cual tren de hechos conductuales termina en un tipo particular de conducta, podemos inferir que el mismo tren de hechos terminará en conducta idéntica para otro organismo de la misma especie. Hay mucha evidencia de que ésto es a menudo, pero no siempre, verdadero para muchos tipos de animales inferiores; ej., es muy fácil predecir y controlar la conducta de las ratas en recorridos en laberintos mediante este sistema. También hay pruebas que el modelo behaviorista sirve para muchos tipos de conducta humana simple. Las más de las veces, podemos predecir correctamente la reacción humana a un fuerte golpe de corriente empleando sólo observaciones pasadas para construír un modelo. Sin embargo, el behaviorismo nunca ha demostrado que pueda aumentar en forma significativa la creatividad humana. El behaviorismo niega la existencia de conducta subjetiva tal como el pensamiento. Dado que los procesos privados del pensar no son observables objetivamente, deben ser negados, como la existencia del concepto de “mente”…

Solamente nos preocupa predecir y controlar la conducta humana. Los estados mentales subjetivos no son verificables objetivamente; sólo la conducta es verificable objetivamente. Los supuestos sobre estados mentales no observables representan hipótesis innecesarias que contaminan y complican innecesariamente los datos de la conducta, que son los únicos que nos interesan. Por tanto, debemos eliminar todos los supuestos no conductuales y las observaciones subjetivas, si vamos a desarrollar una verdadera ciencia de la conducta.
Esta posición behaviorista básica fue asumida por J.B. Watson (163,164) y sus seguidores-el más notable entre éstos B.F. Skinner (137,138)-como un medio de combatir el psicofraude de los freudianos y los psicoterapeutas que basaban sus teorías en estados mentales y mecanismos no observables. Se trataba de un deseo sincero de desarrolla una verdadera ciencia del entorno psicosocial. Sin embargo, al negar la obvia existencia de la mente y la conducta subjetiva, los behavioristas crearon un nuevo tipo de psicofraude.
Lo que distingue al psicofraude de la ciencia no es la objetividad de los datos introducidos, sino más bien la virificabilidad de las predicciones de los modelos. El psicoanalisis no es psicofraude por estar basado en teorías sobre estados mentales no observables. Es psicofraude por cuanto pretende predecir y controlar conducta humana que no puede ser verificada científicamente. En experimentos controlados, el psicoanálisis no es más efectivo que los placebos y otras formas de sugestión y en algunos casos menos efectiva (38, 91, 183). La teoría del psicoanálisis no tiene nada que ver con las razones por las cuales resulta. La Christian Science y la orgonomía funcionan igual de bien; y en casos documentados con certeza, ambas han demostrado mejores resultados (35,112).
La orgonomía es totalmente objetiva en casi todos sus supuestos. El orgone es considerado una cantidad físicamente mensurable. El hecho que nadie fuera de los discípulos de Reich lo ha medido jamás, no es tan importante como el hecho que ningún experimento controlado ha demostrado que el tratamiento de orgone sea mejor que un efecto placebo.
La parte central del problema es que la casi total mayoría de los behavioristas y sus principales exponentes, incluyendo a Watson y Skinner, eran, y aún son, analfabetos científicos. No comprenden los aspectos más profundos de la ciencia moderna, sino sólo sus manifestaciones externas. Desean usar los métodos de la ciencia natural; pero nunca han tenido un conocimiento sistemático de matemáticas, física o biología. Se asemejan a los miembros del Culto Cargo del Pacífico Sur que aún piensan en términos de magia simpática.
Estos creyentes ven una abundancia de bienes saliendo de las bodegas de barcos y aviones. Creen que hay algo intrínsico en la forma de estos objetos que los hace producir como un cuerno de la abundancia. Entonces construyen rústicos modelos de barcos y aviones con la esperanza que estos producirán bienes para ellos. No tienen el concepto de que los bienes son manufacturados en fábricas y luego enviados por miles de kilómetros mediante estos aparatos.
Los analfabetos científicos behavioristas vieron que los modelos de las ciencias físicas estabn basados en datos objetivamente mensurables. También comprendieron que que las ciencias físicas eran muy efectivas para predecir el entorno físico. Como los creyentes en el culto cargo, ellos simularon la forma externa de las ciencias físicas pero no comprendieron su sentido más profundo…..

El éxito de la ciencia moderna no descansa en las mediciones objetivas sino en la verificación objetiva de sus predicciones. El modelo Ptolemeico del universo geocéntrico era totalmente objetivo. La Teoría General de la Gravedad de Newton partía de una entidad no observable y aparentemente mística, la “gravedad”. La Gravedad no tenía sustancia, pero era producto de la materia y podía afectar la materia a distancia. La gravedad es una análoga física de la mente. La mente no tiene sustancia, pero es producto de la vida y la materia y puede afectar a la vida y la materia. El modelo de Newton fué aceptado por cuanto hacía mejores predicciones que el de Ptolomeo y no porque era determinado más objetivamente.
La astronomía anterior a Newton era una analogía del behaviorismo. Meramente medía el comportamiento de los cuerpos celestes y predecía la conducta futura según la base de este comportamiento. No tenía postulados sobre conceptos tan místicos como la acción a distancia. No fué hasta que Newton tuvo la imaginación para postular el concepto de una fuerza simple y sin objeto que el hombre tuvo una alternativa científica al psicofraude de (1) el universo como el juguete de dioses caprichosos y (2) el behaviorismo físico simple. El éxito de este punto de vista continúa en la ciencia moderna, que postula todo tipo de entidades no observables desde campos de fuerza a los átomos y partículas elementales. Estos postulados son aceptados sí y sólo si mejoran la capacidad para predecir y controlar…

El Skinnerismo es un contrafraude adecuado al psicofraude de la psicología humanista. El Skinnerismo niega la conducta subjetiva. La psicología humanista da a la conducta subjetiva un papel central y casi ignora totalmente la objetividad. El Skinnerismo es mecanicista. La psicología humanista es mística. Entre las dos está el elenco completo del psicofraude. Una alternativa a todo psicofraude es la Terapia Etica.

John David Garcia

Fuente:

http://www.see.org/s-pf-4.htm

http://glizardi.bitacoras.com/archivos/2006/04/12/critica-al-behaviorismo

Anuncios

7 Respuestas a “El Psicofraude completo de la Psicología desde los dos extremos el Psicoanálisis y el Conductismo

  1. Buenas! He llegado aquí de casualidad buscando otra cosa y me he encontrado con un post sobre la gran farsa de la psicología, lo cierto es que me ha gustado mucho a pesar de que soy psicóloga, pero estoy de acuerdo más o menos con el 90% de lo que dice, la pena es que ahí no he podido ponerlo porque decía que el espacio para comentarios estaba cerrado.
    Bueno la cosa es que he seguido mirando el blog para ver que había sobre el conductismo, que es la corriente que yo sigo y en la que ahora estoy profundizando más aún aprendiendo la Teoría del Marco Relacional y la Terapia de Aceptación y Compromiso. Corriente desde la que se defiende el punto de vista planteado en la entrada que he mencionado antes.
    Lo que he sentido ver es que se sabe tan poco sobre el conductismo de Skinner ya que en este artículo veo un montón de cosas que son mentira, para el conductismo de Skinner, si uno lee los textos originales de Skinner verá que es independiente de Watson, el conductismo de Watson fue el que acabo derivando en las corrientes cognitivo-conductuales que poco tienen que ver con todo lo que es el conductismo radical de Skinner.
    Cómo decía antes, si uno lee los textos originales de Skinner verá que el jamás negó la conducta subjetiva o interna o los eventos privados, que es el término que utilizamos para referirnos a sentimientos, emociones, respuestas fisiólogicas, etc. Incluso llegó a decir que estos eran observables, sólo que el único que puede hacerlo es el propio sujeto, pero que no por ello dejaban de ser de suma importancia. También escribió sobre la conducta verbal y dió muchas claves para seguir estudiando las claves de la cognición humana. La Teoría del Marco Relacional se dedica a hacer eso y por lo visto, esto si que es bastante científico (yo ahí no me meto demasiado porque entiendo que estoy limitada por lo que me han enseñado en la facultad y no me he tomado la molestia de indagar más por ahí).
    Es posible que ya sepas de estos temas o que no te interesen, pero por si acaso te recomiendo leer a Marino Perez Alvarez “Las cuatro causas de la conducta humana” “La invención de los trastornos mentales” o muchos artículos que tiene que creo que son muy interesantes. También es interesante ver lo que se hace desde la teoría del marco relacional que muestra al ser humano tan complejo cómo relamente es al tener lenguaje. El conductismo que funciona para los animales se queda corto para el ser humano de más de siete años que tiene lenguaje y por ahí están investigando Hayes, Barnes-Holmes o Carmen Luciando aquí en España.
    No se, a mi me parece que estos no son charlatanes, igual que entre muchos de los otros también andan escondidos algunos que tampoco lo eran.
    Saludos.

  2. Yo no digo que no existan “enfermos mentales” ni la “enfermedad mental” lo que digo es que muchos “enfermos mentales” no lo son y otros que son graves enfermos mentales están diagnosticados como sanos.
    Y por supuesto que existen patologías orgánicas como esquizofrenia , bipolaridad depresivos endógenos, TDAH. Más otros trastornos con menor organicidad como las neurosis.

    Luego hay otro tipo de “enfermos” que son de conducta “insufrible” para los que conviven con ellos que por una educación desde la infancia de culo o de experiencias vividas desde la infancia-juventud son adultos anormales, con un cambio muy difícil de comportamiento.
    Yo no digo que no haya ANORMALES, pero los ANORMALES casi todos no suelen aparecer nunca por los centros de salud mental y los hay y muchos con la bata blanca, un anormal tratando a otro anormal.
    El otro post se cerró porque había un troll que se autocontestaba a sí mismo, le he dejado al principio por su carácter de diálogo sofista, pero ya contestaba a gente que respondía a otros posts.

    • De acuerdo con usted en que en todas partes cuecen habas,y lo extremadamente mal que se estan haciendo las cosas ,el daño tan extremo que se esta haciendo por lmuchiiisimos profesionales de la mal llamada salud mental.Gracias por esta página.

  3. Al principio no entendía por qué me contestabas lo de si existían o no las enfermedades mentales. Luego he caído en que podía ser por el título de uno de los libros que puse, pero ahí no se defiende que no exista gente que por ejemplo oye voces, o que se sienta tan triste que se quede en la cama todo el día, o que se pase el día lavándose con alcohol por miedo a contagiarse de algo. De lo que se habla en ese libro es de cómo se han ido construyendo esas enfermedades mentales a lo largo de la historia y en función de las culturas, y de cómo la propia psiólogía, junto a la psiquiatría y las farmacéuticas han participado de ello. La cuestión para los conductistas radicales no es si una persona oye voces, está triste, tiene miedo, etc, la cosa está en qué es lo que hace con ello. Y de ahí que muchos de estos problemas acaben limitando tanto la vida de las personas, se cronifiquen y que las terapias contribuyan a ello en vez de mitigarlo.

  4. Otra cosa que he olvidado decir, los psicólogos son seres humanos y evidentemente pueden tener problemas como todos, la cuestión como decía en el anterior post es qué es lo que hace con ello, y ahí es donde debe tener cuidado.

    • Yo soy conductista como usted.Gracias.Ustesd y yo sabemos que la enfermedad mental no existe y aunque es largo de contar se lo agradezco enormemente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s