Varios psiquiatras asturianos, acusados de enriquecerse con la metadona

FECHA: 05 – 11 – 1984

MIGUEL SOMOVILLA, – Oviedo El consejero de Sanidad del Principado, el socialista Juan Luis Rodríguez Vigil, acusó a “determinados psiquiatras asturianos” de estar “consiguiendo fortunas de hasta 50 millones de pesetas al año gracias a la metadona”, durante un debate público sobre la situación sanitaria en Avilés.

Asturias es la región española con mayor número de heroinómanos -350, aproximadamente- que siguen tratamientos de desintoxicación con metadona, un opiáceo de síntesis que se admínistra en forma de jarabe.

De los 350 heroinómanos que intentan descolgarse del caballo a través de la metadona sólo una mínima parte (25) siguen el tratamiento gratuito en el único centro público asturiano existente, prácticamente desbordado para atender mayor número de casos. El resto acude cada siete días a alguno de los cuatro psiquiatras privados que recetan metadona en Asturias. Los honorarios medios de una consulta oscilan entre las 1.500 y las 2.000 pesetas, cantidad a la que hay que añadir las 800 pesetas que cuesta en la farmacia una dosis semanal de 400 miligramos, siempre que se cuente con los llamados carnés de extradosis.

Fuente: El País

A principios de año, las autoridades sanitarias de la Generalitat de Cataluña y de la Administración central abrieron expediente a seis médicos ante las sospechas de que vendían metadona de forma ilegal a los toxicómanos. En Madrid proliferan las clínicas privadas que han decidido dedicar salas para la rehabilitación de toxicómanos. M. M. O., un ex yonqui de 25 años de edad, que consiguió dejar la droga hace aún demasiado poco tiempo como para que él mismo se considere definitivamente curado, acudió hace poco más de un año a una clínica situada en la zona centro de la capital. “Fui acompañado de un amigo, en pleno síndrome de abstinencia”, manifestó. “Un conserje me acompañó a una planta sótano, muy tétrica, o así me lo pareció. Ya en la planta había una pequeña oficina con un asistente, totalmente borde, que lo primero que me informó era que tenía que pagar 70.000 pesetas por un tratamiento de una semana. Yo pregunté qué tipo de tratamiento seguían, si me iba a ver un psiquiatra, cómo era la atención, pero se negó a hablar de esas cosas. Me dijo que el psiquiatra pasaría a verme cuando fuera el momento, y que me decidiera pronto, todo en plan muy borde. Yo estaba tan desesperado que me daba igual, pero el amigo que me acompañaba se dio cuenta de que no iba a poder resistir aquel ambiente y me sacó de allí”.

Fuente: El País

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s