Muerte súbita cardíaca en un paciente esquizofrénico

Muerte súbita cardíaca en un paciente esquizo- frénico: ruptura de la pared libre del ventrículo izquierdo por infarto agudo de miocardio. Exposición de un caso y revisión de la literatura. Sudden cardiac death in a schizophrenic patient: left ventricular free wall rupture due to acute myocardial infarction. Case report and literature review. (Extractado)

Cuad. med. forense n.30 Sevilla oct. 2002

A. Rico García1, P.A. García Gallardo2, J. Lucena Romero3 y A. Garfia González

Los pacientes psiquiátricos presentan, en ocasiones, síntomas derivados de patología orgánica que pueden ser erróneamente considerados como parte de su proceso psicopatológico.

Es muy importante realizar un correcto diagnóstico diferencial entre alteraciones psicopatológicas y síntomas orgánicos lo que no siempre es fácil, bien porque las manifestaciones clínicas de ambos procesos son similares o porque el enfermo psiquiátrico tiene dificultades para expresar con claridad sus síntomas. Estos pueden ser secundarios, como veremos, a innumerables procesos de base orgánica siendo los trastornos cardiovasculares, y fundamentalmente el infarto agudo de miocardio, por su alta prevalencia y mortalidad, los que mayor interés médico-forense plantean. En el caso de la esquizofrenia, la comorbilidad con patología somática es alta. Los doctores Touriño González y García Santiago han recogido datos de la literatura que establecen que afecta a un 46-80% de los pacientes ingresados y entre un 23-43% de los ambulatorios. Con frecuencia se ha pasado por alto su reconocimiento y su diagnóstico. Se ha sugerido que los pacientes con esquizofrenia pueden tener una mayor tolerancia al dolor que los sujetos sanos, aunque también sabemos que los neurolépticos pueden reducir la sensibilidad al dolor. Esta dificultad para sentir el dolor, junto con su pobreza de empatía y los síntomas negativos, pueden llevar a que pocos pacientes comuniquen sus problemas físicos, y a que pocos médicos los detecten, sobre todo si la asistencia sanitaria está descoordinada [1]. De la importancia médico-legal del infarto agudo de miocardio como causa de muerte nos da una idea el que en Europa la mortalidad por enfermedades cardiovasculares supone alrededor del 40% del total, siendo el infarto agudo de miocardio una de sus principales causas. Es en los primeros momentos cuando tiene lugar la mayoría de las muertes (el 60% en la primera hora y fuera del hospital; en el 90% de estos casos sin atención médica previa en la parada cardiaca, y en el 60% sin testigos). En total el infarto agudo de miocardio conlleva una mortalidad hasta el día 28 postinfarto del 58%, a costa de la alta mortalidad en el área extrahospitalaria, que alcanza en menores de 50 años un ratio versus hospitalaria de hasta 15.6:1 y en el grupo de edad entre 70-74 años de 2:1. Más de la mitad de los pacientes con cardiopatía isquémica conocida fallecen de forma súbita. Adicionalmente, la muerte súbita supone la presentación inicial en una tercera parte de los pacientes con cardiopatía isquémica desconocida hasta entonces [2]. La elevada mortalidad del infarto agudo de miocardio viene determinada fundamentalmente por la aparición de complicaciones, tales como arritmias, insuficiencia ventricular izquierda, complicaciones mecánicas, etc. Dentro estas últimas, la ruptura de la pared libre ventricular es la más importante, muy por encima del pseudoaneurisma ventricular, rotura del tabique interventricular o la rotura de músculos papilares. Su frecuencia está sometida a controversia ya que, como veremos en la discusión, el hallazgo de dicha complicación es muy superior cuando se realiza la necropsia a pacientes fallecidos en el área extrahospitalaria (30,7%) [3] que cuando se diagnostica como causa de la muerte en el medio hospitalario (3%) [4]. En el caso que presentamos, un trastorno psiquiátrico perfectamente diagnosticado y tratado (esquizofrenia paranoide) se asocia a una cardiopatía isquémica (comorbilidad) que debuta con un infarto agudo de miocardio. No obstante, la sintomatología somática manifestada por el paciente es atribuida al proceso psicopatológico, produciéndose la muerte por taponamiento cardiaco secundario a la ruptura de la pared libre del ventrículo izquierdo sin llegar a recibir la atención médica requerida. 2. PRESENTACIÓN DEL CASO. Se trata de un varón, de 31 años de edad, diagnosticado de esquizofrenia paranoide, en tratamiento con Olanzapina (Zyprexa), e historia de varios ingresos hospitalarios por ingesta medicamentosa. Fue hallado muerto en la cama por los familiares que referían que durante las 24 horas anteriores se había quejado de molestias retroesternales que fueron consideradas como secundarias a su proceso psiquiátrico por lo que no se solicitó asistencia médica.

Especial atención merecen los casos donde se realiza una asistencia médica pero no se llega a un diagnóstico exacto lo que motiva la interposición de denuncias por mala praxis. Es relativamente frecuente en pacientes psiquiátricos a los que se achacan los síntomas a su trastorno psicopatológico, bien por el personal sanitario, o bien por parte de sus cuidadores, los cuales no solicitan la asistencia requerida (tal y como ocurre en el que caso que exponemos), tachándolos de crisis de ansiedad, trastornos psicosomáticos, etc, de ahí la importancia de un buen diagnóstico diferencial, descartando aquella patología orgánica o somática que puede dar lugar a errores diagnósticos [6].

La perla

Escaso interés y escasa formación del psiquiatra en otras patologías médicas

Fuente: http://wwwscielo.isciii.es


VII Congreso Virtual Hispanoamericano de Anatomía Patológica y I Congreso de preparaciones en Internet del 1 al 31 de Octubre de 2005

 

Otro informe sobre Muerte súbita en la Esquizofrenia

cuba

Ernesto Barrios Grillo, Maryla Diaz Saco, Denia Dueñas Mojena, María de los Angeles González González

Hospital Psiquiátrico de la Habana Cuba

Fuente: http://www.conganat.org/7congreso/PDF/374.pdf

Anuncios

Una respuesta a “Muerte súbita cardíaca en un paciente esquizofrénico

  1. Ante este tipo de cosas nos preguntamos qué falla?. Tal vez no tenga yo gran experiencia con gente con esquizofrenia, pero creo que falla todo un poco: los especialistas, la familia… La gente con esquizofrenia que he visto está un poco abandonada por su familia. Ya los familiares se cansan de no poder lidiar con sus familiares con esquizofrenia.

    Mayormente los tratamientos se los toman los esquizofrenicos sin que un familiar se responsabilice de sus correctas tomas y seguimiento. Para colmo he visto casos que el esquizofrénico tenía además otras dolencias importantes. En definitiva una mezcla diaria de medicamentos impresionante. Si bien esta mezcla está bien recetada y estudiada, cuando es el esquizofrénico el que tiene 5 cajas diferentes de medicamentos en las manos, nadie sabe a ciencia cierta como se administra eso.

    A veces dejan sus tratamientos sin que la familia lo sepa. Creen que el tratamiento es una engaño hacia ellos. Todo el mundo conoce la actitud hostil que suelen tener los esquizofrénicos ya que piensan que pretendes engañarlos:

    Si le aconsejas algo piensan que pretendes manipularlos y no hacen lo que les recomiendas. Buscas su propio bien, y ellos piensan que los engañas. Es como el pez que se muerde la cola, les tratas de ayudar, pero por su enfermedad son incapaces de dar su brazo a torcer y hacerte caso. Defienden su posición por muy ridícula y disparatada que sea y todos sabemos que ante eso poco se puede hacer.

    Si con ello tenemos en cuenta la toma de medicación o el poder preguntarle si realmente le duele algo o siente algo… no podemos hacer nada ante lo que nos diga el enfermo. Puede ser real, puede no serlo, puede estar tomando el tratamiento o puede estar tirando las pastillas a una maceta pensando que crecerá una planta… Y si luego nos encontramos con una muerte. A ver qué hacemos.

    Me sorprende enormemente de estos enfermos que están solos, viven solos… Los que viven con su familia a veces los dejan salir solo, se pasan tardes enteras fuera y luego vuelven a dormir. Nadie sabe lo que hacen en la calle. Luego nos sorprendemos de las cosas que pasan.

    En definitiva creo que el problema es la poca atención que se les da a estos enfermos por parte de todas las esferas: profesionales, centros, familiares. Y al final son los familiares los que se lo tienen que comer todo y no pueden por eso se ven tantos esquizofrénicos abandonados a su suerte, en su habitación mirando la pared… (y ese es el mejor caso, ya que como digo, es tremendo que los enfermos puedan salir solos por la calle y sus familias no saben lo que hacen). Luego vienen chicas esquizofrénicas embarazadas,…

    Aunque lo peor que he visto es de familias que me da la impresión de que están deseando que su hija esquizofrénica se presente en casa embarazada, con la intención de que el que la ha dejado embarazada les encasquete una pensión económica. En resumen utilizar la hija y su enfermedad por dinero. Pero como digo, mientras estén estos enfermos tan abandonados y desatendidos solo podemos encontrarnos sorpresas y disgustos.

    Saludos y meditación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s