Los hechizos del brujo: El relato de las víctimas es estremecedor

interviu

Ellas, chicas de entre 11 y 22 años, acudían a su consulta de psicólogo. Si no tenían un problema, él se lo creaba. les imponía un pacto de silencio y les aseguraba que las curaría traspasándoles su energía por el sexo. Catorce mujeres han denunciado al ‘mentalista’ Tomás arroyo ‘.

Reportaje por: Javier CHICOTE Fotografías por: Jonathan SAYAGO26/03/07

Noticias relacionadas “Nos obligaba a hacerle sexo oral”

Con el paso de los años su paciencia disminuyó a la hora de cometer las violaciones. Cada vez buscaba niñas más pequeñas, utilizando métodos más torpes y directos, lo que propició que las víctimas nos diéramos cuenta del engaño y la manipulación”. Con estas palabras las denunciantes de Tomás Arroyo, el Brujo, resumen el sufrimiento de más de diez años de abusos sexuales y silencio. El caso ha conmocionado a las Baleares. Son 11 chicas de Ibiza que tienen ahora edades comprendidas entre los 14 y los 27 años; pero cuando ocurrieron los hechos, la mayor contaba 22, y la menor, tan sólo 11. En Valencia hay tres denuncias más, y, según las demandantes, hay más chicas que no han denunciado “por miedo o vergüenza”. Los primeros hechos denunciados se remontan a once años atrás; los más recientes, a sólo dos meses. Es uno de los casos más graves de abusos sexuales descubiertos en España.

“A mí me lo recomendó la madre de una amiga. El primer día que hablas con él te presenta un futuro terrible sin su ayuda: no vas a triunfar, eres una mierda… Entonces le preguntas qué tienes que hacer para solucionarlo. Si no tienes problemas, él te los crea. Te asegura que tienes problemas sexuales y que hay que resolverlos”. La muchacha que hace este relato no quiere que se difunda su nombre. Acudió a el Brujo requiriendo sus servicios como psicólogo cuando sólo tenía 15 años, “una edad en la que eres muy vulnerable”. Más de una década después leyó el libro de José Antonio Marina Anatomía del miedo. Esa lectura le abrió los ojos: “Hablé con otras chicas, nos armamos de valor y lo denunciamos”. El pasado 17 de febrero Tomás Arroyo, psicólogo y mentalista siempre rodeado de misterio al que llamaban el Brujo, ingresó en prisión preventiva en el penal de Ibiza. Presuntamente, el Brujo elegía chicas con alguna debilidad y, a ser posible, que tuvieran problemas con sus padres para asegurarse de que no les contarían nada. Les imponía un pacto de silencio y les ponía una prueba para comprobar que las tenía bajo su influencia. “En esas pruebas él decía que nos regalaría un trozo de poder”. Según las denuncias contra él, el Brujo afirmaba que, a través del sexo, podía curar una depresión e, incluso, la enfermedad de un familiar: la “energía” que él transmitía tendría un efecto positivo en el entorno de la víctima. Tratar a una chica le abría las puertas de otras menores. Arroyo preguntaba a las niñas sobre sus amigas. “Con la información que nos sacaba, se presentaba ante una amiga que no lo conocía de nada y le soltaba todo lo que sabía de ella asegurando ser adivino. Así infundía miedo y respeto”, cuenta una de las denunciantes. Sobre el Brujo también pesa la acusación de proxenetismo. Como se puede leer en una carta que las denunciantes han entregado interviú –y que es la primera declaración de las chicas a un medio de comunicación– el Brujo las obligaba a practicar sexo con otros hombres que le habían contratado como psicólogo. A esos clientes les pasaba hasta ocho chicas, incluida alguna menor. “En ocasiones, Tomás nos obligaba a mantener relaciones sexuales con otros hombres más, que contrataban sus servicios de psicólogo, y después de su terapia les ‘regalaba’ una o varias chicas o niñas. Eso le convierte también en un proxeneta”, dicen las presuntas víctimas. Entre los supuestos beneficiados de esta promoción están al menos dos futbolistas de élite. Los nombres ya han sido pronunciados ante el juez. “Aunque estas personas no te forzaran físicamente, sí se beneficiaban de la coacción a las que nos tenía sometidas Tomás”, destacan las víctimas.

***

Alardeando en la tele En febrero de 2003 el Brujo participó en un programa de Canal 9, la televisión autonómica valenciana, en el que se debatía sobre el curanderismo. Tomás Arroyo, que aseguraba haber nacido con el don de poder sanar, alardeó de sus “éxitos” contra el cáncer y la anorexia, además de presentarse como el “mentalista” de los cinco mejores jugadores del Valencia y de dos madridistas… Juan Carlos Arlandis, presidente de la Federación Valenciana de Parapsicología, compartió plató con el Brujo. “Después del programa tomamos una copa y me dio mala espina porque era muy prepotente y maleducado –recuerda Arlandis–. Este hombre es un estafador. A sus víctimas las embaucaba, las liaba y las estafaba. Decía que curaba hasta el sida”. Según el relato de Arlandis, el Brujo decía curar a través de la hipnosis y proyectando energía: “Para ello necesitaba realizar tocamientos e incluso acostarse con su paciente y así transmitir su poder” (sólo con chicas jóvenes y guapas). El abogado de la acusación, Ángel Martín, confía en que la condena contemple agresiones sexuales, en vez de abusos. Además, si los delitos, de confirmarse, se contabilizan por separado, el Brujo podría ser condenado a penas de cárcel que sumarían centenares de años.

Para leerlo entero:

http://www.interviu.es/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s