EE.UU. plantea que medicamentos estimulantes para niños como Ritalin avisen sobre sus efectos nocivos en las etiquetas

La agencia de medicamentos sospecha que estos medicamentos pueden generar problemas cardíacos, reacciones tóxicas y muerte súbita | 12 de febrero de 2006

Un panel de especialistas encargado de asesorar a la poderosa Administración Federal de Alimentos y Medicamentos (FDA) ha recomendado la necesidad de que fármacos estimulantes como el Ritalin, especialmente utilizados en Estados Unidos para el tratamiento de niños con hiperactividad y déficit de atención, deben llevar etiquetas similares a las del tabaco que de forma prominente adviertan sobre el riesgo de muertes súbitas y graves complicaciones. Ésta es una decisión basada en informes sobre 25 fallecimientos, en su mayoría menores sometidos a estos tratamientos para controlar su comportamiento. La medida, adoptada por 8 votos contra 7 de este grupo oficial de expertos, ha sorprendido tanto a la FDA como a la industria farmacéutica y los diversos grupos implicados en el uso de estos polémicos medicamentos. Para los miembros de este panel, ha llegado el momento de poner freno al crecimiento disparado de estos fármacos consumidos en Estados Unidos por un 10% de los niños de diez años de edad, con más de 30 millones de recetas escritas cada año para un creciente mercado de 4 millones de personas y que mueve varios miles de millones de dólares. La nueva polémica en torno a esta familia de estimulantes encabezada desde 1955 por Ritalin se centra sobre todo en efectos secundarios como arritmias cardiacas e infartos cerebrales, aunque los informes acumulados sobre muertes repentinas no parecen exceder un caso entre un millón de usuarios. Estos análisis preliminares sugieren que este grupo de medicamentos duplica el peligro de problemas cardiacos, lo cual es aceptable para niños con bajo riesgo pero inquietante en adultos.

Popularidad en adultos
A juicio de los asesores científicos del Gobierno de Estados Unidos, la popularidad de estos fármacos y su cada vez mayor utilización por adultos requiere estudios más detallados sobre potenciales riesgos cardiacos. Para el doctor Thomas Fleming, profesor de bioestadística en la Universidad de Washington y miembro de este panel, estos estimulantes podrían ser mucho más peligrosos para el corazón que fármacos como Vioxx o Bextra retirados del mercado hace dos años. Aunque no se espera una pronta respuesta de la FDA, el mes que viene otro panel de científicos, en su mayoría pediatras y psiquiatras, deberá pronunciarse también sobre la seguridad de estos fármacos. Sin embargo, el voto de esta semana reflejaría un cambio preventivo ante el dilema regulador de cómo proceder a partir de datos no definitivos científicamente pero preocupantes. La compañía farmacéutica Novartis, fabricante de Ritalin, ha recalcado que no existen evidencias sobre un multiplicado riesgo cardiaco asociado con su producto. Sin embargo, especialistas gubernamentales han indicado que la estructura química de estos estimulantes es cuestionablemente similar a la de la efedrina, el suplemento utilizado para adelgazar pero con probados riesgos para el corazón.

Fuente: http://www.consumer.es/web/es/salud/2006/02/12/149318.php

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s